Grupo Sendero Azul afirmó que no girarán dinero para cancelar deudas de los brumosos, cerca de ¢325 millones, hasta el momento que el club realice el cambio de sociedad anónima a asociación deportiva

Por: Cristian Brenes 17 septiembre, 2015
Miembros del grupo inversor Sendero Azul realizaron una conferencia de prensa este jueves para aclarar la propuesta que aprobaron los accionistas de Cartaginés
Miembros del grupo inversor Sendero Azul realizaron una conferencia de prensa este jueves para aclarar la propuesta que aprobaron los accionistas de Cartaginés

El grupo de inversionistas Sendero Azul, que fue elegido por los accionistas de Cartaginés para sacar al club de la crisis financiera, ratificó que no girarán ni un solo colón hasta que el equipo realice el cambio de sociedad anónima a asociación deportiva.

Posterior a la asamblea se socios blanquiazules que se realizó el sábado anterior se generaron las dudas sobre cuándo llegarían a las arcas brumosas los $600 mil (cerca de ¢325 millones) que requieren los de la Vieja Metrópoli para cancelar sus deudas, ya que durante la reunión se habló de que había inmediatez para aportar el dinero.

Sin embargo, Fernando Alvarado, representante de los inversores enfatizó que tienen el dinero a disposición de los brumosos, pero nunca se entregaría hasta que entre en vigencia la asociación.

"Fuimos claros en la asamblea que nuestra oferta vencía el sábado a la media noche porque la situación que vive Cartaginés es apremiante. La inmediatez para girar el dinero existe porque tenemos los recursos, pero hay que cumplir primero con el proceso de cambiar la sociedad anónima en asociación deportiva. Si esto no se efectúa no hay fondos de parte nuestra", indicó el inversor.

Alvarado agregó que tampoco girarán los fondos al club directamente, sino que se utilizaran para pagar todas las deudas que asfixian a Cartaginés, por lo que desmintió que en algún momento valoraran entregar los dineros a la actual directiva.

"Nunca se habló que que Sendero Azul iba a enmendar déficit operativos del club, sino que lo que pretendemos es recuperar el estadio porque en este momento tiene dos hipotecas. En el momento que la comisión legal de el aval y la asociación deportiva tome las riendas se pagan de inmediato las hipotecas", señaló el gerente de la empresa de agroquímicos Rimac.

Dudas sobre transformación. El transformar la sociedad anónima de Cartaginés en asociación deportiva es un tema que aún no se tiene claro y que lo valora una comisión legal nombrada por los asambleístas brumosos para determinar si es factible y la rapidez para ejecutarlo.

El tiempo juega en contra de los blanquiazules ya que este cambio puede llevar meses y el grupo Sendero Azul es claro que no invertirá un solo colón hasta que se efectué la transformación, por lo que la directiva actual deberá hacerle frente al presente financiero del club hasta que se de luz verde y entre a regir la asociación.

"Prefiero no tocar el tema sobre cómo se realizará el cambio, eso lo determinará la comisión, pero si no pasamos a ser una asociación deportiva el proyecto de Sendero Azul no se realiza. Hasta que nosotros no asumamos la junta directiva actual sigue siendo la responsable del club", señaló Alvarado.