Fanny Tayver Marín.   24 abril
Hernán Torres afirma que la Liga tiene que reestructurarse y reforzarse. Fotografía: José Cordero

Sentado en una butaca de platea sur del Estadio Alejandro Morera Soto, Hernán Torres conversó este miércoles con La Nación. Aún no dice de forma abierta que seguirá al frente de Liga Deportiva Alajuelense, pero algunos indicios reflejan que su prioridad es continuar.

Tiene contrato hasta diciembre. Afirma que aún debe sostener una conversación con la Junta Directiva. Sin embargo, en su mente ya tiene moldeada la nómina que le hará frente al centenario rojinegro, pues los manudos cumplirán 100 años de fundación el próximo 18 de junio.

— Con lo que pasó la primera vez que estuvo en Alajuelense y lo que sucedió en estos meses, ¿eso le genera un sentimiento más fuerte de querer sacarse una espina con la Liga?

La espina está, claro. Y la espina está desde que elegí venirme para acá. Antes de venirme para acá tenía opciones e incluso ya acá llegó una opción importante de un equipo grande para trabajar, pero yo vine aquí en el 2015 e hicimos un campaña muy buena, nos faltó el título y queda uno como tocado.

Se dio la oportunidad y le dije a mi preparador físico (Alejandro Guzmán) vamos y vamos a luchar y vamos a pelear.

Vinimos con mucha ilusión y encontramos muchas dificultades, muchas cosas, muchos inconvenientes, de lesiones, se lesionaron muchos muchachos y esto es fútbol, es un deporte de contacto y estamos expuestos a eso.

Yo nunca había vivido tantas lesiones tan seguidas en un torneo.

No faltará quien piense que es que están haciendo cosas… Bueno, la gente habla eso, pero yo estoy con Dios, creo en Dios y Él está por encima del mal, porque el mal existe. Yo sé que eso se va a revertir, no sé cuándo, ni en qué momento. Es anecdótico lo que ha pasado.

Hasta este miércoles se reincorporaron (Jonathan) Moya y (Esteban) Marín. La semana pasada se reincorporó (Marco) Ureña, pero están en la adaptación deportiva, no están todavía a nivel deportivo óptimo.

Hay que reconocerle a los jugadores que han hecho sus esfuerzos, que mire que faltando un partido estábamos peleando la clasificación con todas las dificultades que tuvimos y eso hay que reconocerle al plantel, que le puso el pecho a la brisa en las dificultades.

— Hace algunas semanas usted dijo que si los resultados no llegaban, la gente ya no solo se iba a meter con los jugadores sino que con también con el técnico, pero eso no pasó y el aficionado tiende en su mayoría a identificarse con usted, ¿eso significa más compromiso para usted?

Desde el principio está pactado ese compromiso porque yo sé que gran parte de la hinchada pidió que yo viniera y es un compromiso que yo tengo, de devolverles algo por esta responsabilidad que me dieron.

Hemos trabajado duro y estamos trabajando muy duro para que nuestra hinchada esté contenta. Es más, qué más quisiéramos nosotros que haber clasificado, era algo decoroso, algo importante, algo reconfortante. No se pudo. En el fútbol suceden cosas como las que han sucedido, hemos tenido partidos en los que podíamos definir cosas y no los definimos.

Los últimos tres partidos que eran vitales para ganarlos los empatamos, no los perdimos, pero eran partidos con los que tendríamos la clasificación.

Uno no puede pensar en lo que pudo ser y no fue. Lo real es que hoy estamos eliminados, que tenemos la posibilidad el domingo de sumar para poder garantizar la posibilidad de pelear para estar en la Concacaf, que eso es otra meta, otro objetivo que tiene la Liga para el domingo.

Estamos trabajando para eso y esperemos poderlo consolidar.

— A inicios de este año se hablaba mucho de la presión en el equipo por empezar el año del centenario, ¿usted cree que eso influye en algo? Porque esa presión entonces se mantendría, ya que el equipo cumple sus 100 años de fundación en junio…

Vea… Es cierto, el centenario aún ni se cumple y para el semestre que viene va a ser el doble la presión, por el centenario, porque la Liga lleva muchos torneos sin ser campeón, porque si la Liga no clasifica el torneo no es bueno, así que como sea, sea que Hernán Torres siga o el que esté va a estar en una presión muy dura y muy difícil. Por eso, la Liga se va a jugar muchas cosas el otro torneo…

El centenario, el título, el nombre, el prestigio… Todo se lo va a jugar la Liga, así que si la presión ahorita fue dura, el próximo semestre será el doble de dura.

— La gente habla de que hay que hacer una limpia en el equipo, muchos movimientos, ¿usted cree que son muchos los movimientos que hay que hacer en el equipo?

Después de cada campaña siempre hay que hacer una reestructuración y reforzar al equipo y la Liga no está exenta a eso. Liga Deportiva Alajuelense tiene que reforzarse.

Usted se dio cuenta de que jugamos muchos partidos sin centrales, muchos partidos sin laterales, muchos partidos sin delanteros.

Hay que reestructurar la Liga y hay que reforzarla.

— ¿Usted ya tiene una lista?

Sí, ya yo tengo una lista de jugadores que pretendo tener y se la daré a conocer a la Junta Directiva cuando me reúna con ellos, que podría ser el lunes, después del último partido y ahí hablaremos cosas. Hay una lista de jugadores que quiero tener y vamos a ver qué posibilidades hay.

— Uno de los problemas del equipo en los últimos torneos es que a la hora de salir a buscar refuerzos, no hay tanto jugador disponible en el mercado, ¿ya usted estudió eso, ya lo sondeó?

Es que no hay, no hay y no hay. Y menos en esta época, porque prácticamente todos los jugadores están comprometidos hasta diciembre o enero. Es lo difícil y lo complejo, pero vamos a mirar, de todas maneras, si todo llega a un feliz término y se acuerda la continuidad, ya miraremos con la dirigencia qué se puede hacer.

— ¿Las bandas son un punto prioritario a reforzar?

Sí o sí, con o sin Hernán Torres tienen que venir laterales. Ya casi va a llegar (Christopher) Meneses, que se había lesionado y que está Facundo (Zabala) que nos ha dado una mano bastante bien, pero indiscutiblemente tienen que venir laterales, esté yo o no esté yo.

— Ahora vendrá un periodo bastante largo para el inicio del otro torneo, ¿a usted qué tipo de pretemporada le gusta hacer, porque eso sobrecae sobre ustedes y queda la Copa Oro de por medio?

Es que lo primero que hay que hacer es presentar el informe a la parte dirigencial y que la parte dirigencial tenga sus reparos, sus opiniones y yo como técnico tengo que responder las inquietudes que tengan ellos. Cuando haya un acuerdo totalmente entraremos a mirar y a evaluar y miraremos.

Cuando eso pase, yo pienso que ustedes (prensa) serán los primeros en enterarse de lo que se va a hacer y lo que va a preparar la Liga para el otro torneo para que salga a como se piensa que debe salir.

— ¿Es importante para usted encontrar el motivo del por qué se dieron tantas lesiones, como prevención también para que no vuelva a pasar, porque eso no es normal?

Sí, pero ponernos a averiguar qué pasó, qué sucedió, pues eso ya fue. A veces lo que pasa, pasa y es lo que estamos viviendo ahorita y lo que vamos a vivir. Nosotros tenemos una forma de trabajo y esperemos ratificarla. Si se da todo, construirla a como pensamos y con base en eso trataremos de corregir todo lo que de pronto no se ha hecho bien para evitar estos temas.

— ¿Físicamente cómo estaba el equipo cuando usted lo tomó?

Bien, yo la verdad no tengo queja. Yo no soy el indicado para venir a criticar el trabajo de los otros técnicos, me parece que los técnicos que estuvieron acá hicieron un trabajo espectacular. Estuvieron cerca de llegar a la final del torneo pasado. Yo soy el menos indicado para criticar el trabajo.

Cada técnico tiene su estilo, cada técnico tiene su forma de trabajo, que es muy respetable y ese estilo le dio resultados a este equipo. Me parece que el trabajo lo recibí bien y arrancamos de una base.

— ¿Hay líderes en el camerino de la Liga, porque de eso también se habla mucho?

El equipo tiene sus líderes. Hay líderes de dos clases. Unos son los que hablan, los que dirigen, los que coordinan. El otro tipo es el líder con el balón. Hay líderes con el balón y líderes que hablan y que ayudan y tratan de que el camerino sea ameno y que haya alegría.

— ¿Qué tan cerca está Hernán Torres de seguir?

No, es que yo tengo que hablar cosas con la Junta Directiva y coordinar cosas. Ya miraremos, tengo que hablar con ellos, con el presidente (Fernando Ocampo) que tiene su situación de salud y vamos a mirar cómo nos ponemos de acuerdo para conversar.

— ¿Pero son detallitos o cosas más serias?

No, son situaciones. Yo no puedo decirle algún detallito porque de pronto no les gusta a ellos y no me gusta a mí, es de hablar y dialogar, pero el reto está. Yo vine aquí por un reto y no he alcanzado el reto. Yo vine aquí por un reto y no lo he conseguido y si hay la posibilidad de seguir con el reto, yo seguiré con el reto.

— ¿Se siente contento en la Liga?

Si dijera que no estoy contento sería un desagradecido. Ellos me han dado todo. Me han dado todo para trabajar, me han dicho lo que quieren. Los directivos me dijeron: ‘haga su equipo’. Eso me lo dijeron, entonces evidencia que me quieren, que me acogen, que confían en mi trabajo.

¿Cómo no voy a estar contento? Sería un desagradecido. Me han pagado puntual, porque muchos equipos no pagan puntual y aquí es puntualito. Aquí no se pasa de una rayita y eso es una bendición.

En el fútbol, no todos los equipos pagan tan puntual como paga la Liga.

Y eso es algo que les digo a los jugadores: Uno nunca sabe lo que tiene hasta cuando lo pierde. Uno a veces se relaja y la verdad es esa, que no se sabe lo que se tiene hasta que lo pierde. Aquí todos tienen que aprovechar la oportunidad de que están en Liga Deportiva Alajuelense, un equipo grande, un equipo serio, con una estructura seria administrativa y deportivamente.