Juan Diego Villarreal. 23 noviembre, 2017


A Hernán Medford no le hizo gracia que, después de ganarle el martes a Carmelita, alcanzar un récord de 22 partidos sin perder y lograr la marca de 54 puntos en una fase de clasificación, alguien le preguntara si era un entrenador con estrella.

Al Pelícano le sonó como que sus triunfos eran producto de la suerte o el destino, y él aclaró que son consecuencia de su trabajo, capacidad, manejo del camerino y el análisis que hace de los rivales. Y la verdad es que el palmarés de Medford respalda su afirmación.

Hernán Medford ya suma 59 victorias al frente del Herediano. En su carrera como entrenador ya tiene 150 triunfos por campeonato nacional. Foto: Rafael Pacheco
Hernán Medford ya suma 59 victorias al frente del Herediano. En su carrera como entrenador ya tiene 150 triunfos por campeonato nacional. Foto: Rafael Pacheco

Sus éxitos en el Saprissa, Xelajú o Real España de Honduras, donde también ha sido campeón, no llegaron por azar, sino porque toma buenas decisiones, escoge bien a sus jugadores y al buen cuerpo técnico, del cual escucha consejos, los toma en cuenta y trabaja en conjunto para sacar lo mejor del equipo.

Cuando tomó al Saprissa en el 2002 se hizo acompañar del hoy entrenador de la Selección Nacional, Óscar Ramírez, como su asistente y del preparador físico uruguayo Marcelo Tulbovitz. Actualmente trabaja con Minor Díaz y el exmundialista Mauricio Solís así como con los preparadores físicos Manuel Víquez y Daniel Vargas. Sin embargo, recalca que él tiene la última palabra.

Pese a manejar camerinos con jugadores experimentados, tanto en su época al frente del Saprissa como ahora con el Team, Medford siempre impuso sus condiciones, dejando claro que en los vestidores es él quien toma la decisión final.

“En el camerino mando yo, porque soy el responsable de los resultados y es a quien van a pedir cuentas”, aseguró el timonel semanas atrás en conferencia de prensa, cuando se le consultó sobre el manejo con los futbolistas que tiene a su cargo.

Hernán es reacio a dar explicaciones del porqué pone o relega a la banca a un jugador. Así se lo hace ver a los integrantes de su planilla, quienes se tienen que acostumbrar a sus decisiones y estar listos para actuar cuando el técnico así lo requiere.

Su experiencia y sus logros como jugador hacen que sus pupilos lo respeten, que no cuestionen sus decisiones ni que se formen grupitos dentro del plantel que rompan la armonía del equipo.

El mismo Medford destaca que llegó a un punto de madurez que lo distancia de aquel entrenador que tiraba la gorra contra el suelo en un arranque de ira y se peleaba con los árbitros. Aunque advierte que no le temblará la voz para reclamar alguna acción que no le guste, que lo esté perjudicando o bien para defender a alguno de sus jugadores.

“Cuando uno es joven a veces se quiere pasar de listo en el camerino, pero en mi época yo tuve compañeros que me hicieron tener los pies en la tierra, me aconsejaron y no solo se aprende de ellos, sino también se aprende cuándo están bien las cosas y cuándo alguien se quiere pasar de listo. Todo eso lo da la experiencia”, admitió el exdelantero en una de sus conversaciones con la prensa.

De acuerdo a las estadísticas de periodista Luis Quirós, de La Teja, ante Carmelita Medford llegó a 150 victorias por campeonato nacional, de las cuales 59 fueron al frente del Herediano, convirtiéndose en el quinto entrenador con más victorias al mando de la divisa rojiamarilla, a 10 festejos del cuarto puesto, que ocupa Antonio Moyano Reina.

Con sus 150 triunfos Hernán es el segundo timonel costarricense con más triunfos en el campeonato doméstico, solo superado por Carlos Watson, quien acumula 206.

El volante Rándall Azofeifa fue parte del Saprissa que llegó a 21 partidos sin perder en el 2003 con Medford y también integra el conjunto florense que el pasado martes rompió esa marca para dejarla en 22. Él destaca que gran parte del éxito se lo deben al timonel.

“Hernán es un entrenador que se caracteriza por tener éxito donde esté. Tiene un gran manejo del camerino, es un buen estratega, conoce muy bien a los jugadores que tiene a su cargo y le saca provecho a esas cualidades, lo cual es muy importante a lo largo de un torneo”, aseguró Azofeifa.