Cristian Brenes. 26 marzo

El martes salió de Costa Rica dispuesto a hacer una verdadera travesía para llegar a Argentina. Su trayecto incluía una escala en Houston, otra en Canadá y un vuelo final de 16 horas para estar en Buenos Aires. Sin embargo, Hernán Fener, delantero de La U Universitarios, fue devuelto a suelo tico y ahora debe cumplir una cuarentena obligatoria, aunque esa no es su preocupación mayor: le inquieta estar contagiado con el nuevo coronavirus.

El atacante conversó con La Nación y señaló que estaba dispuesto a hacer lo que fuera por reunirse con sus seres queridos, por lo que habló con La U y lo autorizaron.

Luego de horas de buscar boletos, consiguió su objetivo, pero su problema se dio en Estados Unidos, donde le indicaron que sin visa no podía hacer tránsito por territorio canadiense. El jugador sintió un gran vacío y desesperación, ya que antes de comprar el tiquete le habían afirmado que sí podía viajar sin visa.

Ahora recibe ayuda de la dueña del apartamento donde vive en Alajuela para comprar comida, aún no sabe lo que pasará con el dinero que perdió y recalca que le gustaría hacerse la prueba del covid-19, porque interactuó con muchas personas entre martes y miércoles.

La U Universitarios le dio el permiso para viajar a Argentina, ¿qué impidió que llegara a Buenos Aires y por qué se devolvió a Costa Rica?

Los directivos del club me dieron el permiso para regresar a Argentina y pasar la cuarentena con mi familia. Quería estar con ellos para no pasarla solo en Costa Rica, pero tuve un problema con el vuelo y tocó regresar. El inconveniente fue en Houston, porque el viaje era de Costa Rica a Houston, luego a Canadá y finalmente Buenos Aires, pero cuando iba a hacer el embarque para Canadá me preguntaron que si tenía la visa o la residencia para ese país y le dije que no, porque la persona que me atendió en suelo tico me dijo que no había problema porque era pasajero de tránsito.

”En ese momento me dijeron que no era posible tomar el vuelo y que no había forma de viajar. Sinceramente no sabía, pensé que podía entrar, pero no fue así”.

Los aeropuertos son los lugares donde las personas se sienten más en riesgo de contagiarse, ¿cómo fue esta parte para usted?

El avión viajó lleno y con mucha gente, en los dos aeropuertos habían muchas personas y todos están desesperados por volver a sus países. En Houston pasé momentos de desesperación, porque estaba solo, muy lejos, muy poca gente hablaba español y no me daban respuestas positivas, hasta me dijeron que buscara hotel en Houston a ver qué pasaba. La verdad que fue una experiencia fea, pero ya estoy tranquilo en Costa Rica.

¿Temió o teme estar contagiado del nuevo coronavirus?

Sinceramente pensé que al llegar a Costa Rica me iban a hacer un control. No es que estoy preocupado, pero me gustaría hacerme una prueba, porque viajé cuatro horas hacia Houston, luego la vuelta y en ambos con mucha gente. Además, tuve contacto con las personas en los vuelos, también en el aeropuerto y por eso me gustaría hacerme un chequeo para saber si estoy bien.

Hernán Fener actualmente es ficha de La U Universitarios, pero en Costa Rica también defendió los colores de Cartaginés. Fotografía: Rafael Pacheco, archivo.
Hernán Fener actualmente es ficha de La U Universitarios, pero en Costa Rica también defendió los colores de Cartaginés. Fotografía: Rafael Pacheco, archivo.

¿Qué pasó por su cabeza en el momento que le cancelaron y cómo regresó a Costa Rica?

Entré en un momento de desesperación, porque estaba solo en Houston. Le pedí un consejo a las personas que me atendieron, me dijeron que hablara con la empresa con la que viajé, que se fijaran si había otro vuelo directo a Buenos Aires, pero me dijeron que todo estaba lleno, colapsado para los siguientes días y que lo único que me ofrecían era regresar a Costa Rica en un vuelo que salía a las 6 p. m., y eran las 12 m. Me indicaron que al volver me quejara con las personas que tuvieron el error.

¿Por qué se decidió a hacer una travesía de este tipo, al ir de Costa Rica hasta Canadá y luego a Argentina?

Cuando vi todas las escalas que tenía que hacer y que de Canadá a Buenos Aires eran 16 horas de vuelo quedé sorprendido, pero con tal de estar con mi familia iba a hacer lo que fuera. Pasó esto y no hay vuelta de hoja. Volví muy triste, porque sabía que al regresar a Costa Rica me iban a mandar a aislamiento de 15 días y así fue. Firmé un papel, me dijeron que no puedo salir ni a comprar comida, porque me pueden meter preso, así que toca cumplir y ya me mentalicé que debo hacerlo y me enfocaré a entrenar por mi cuenta.

¿Solucionó algo con la aerolínea por el tiquete que perdió?

Ese era uno de los temas más preocupantes, porque ya había pagado el tiquete y salió muy caro, cerca de $900 solo por la ida. Ahora sigo en contacto con las personas de la aerolínea para que me devuelvan el dinero, está complicado, pero no pierdo las esperanzas.

No puede salir de su apartamento por 15 días, ¿cómo hará y quién lo ayudará ahora?

El apartamento lo había dejado pagado por un mes y también había dejado algunas cosas acá. Hablé con la dueña del hotel donde estoy en Alajuela, ella me trajo desayuno, almuerzo y ahora debo hacer una lista de abarrotes para comprar las cosas, ella me va a ayudar, porque no puedo salir.

¿Qué tan frustrante es que no pudo ver a su familia y ahora deberá estar en cuarentena?

Viajé muy ilusionado, porque quería estar con mi familia, verlos después de mucho tiempo y más por la situación que estamos viviendo, pero las cosas pasan por algo y ahora me toca cumplir con los protocolos y ojalá que todo esto que vive el mundo se solucione.

¿Cómo está su familia en Argentina?

Están aislados, cada uno en sus casas y por suerte todos está muy bien. Ahora lo que queda es hablar con ellos por video llamadas, porque es la única manera que tengo. La U me había dado permiso, me iba a quedar en Argentina con mi familia hasta que el club me dijera que tenía que volver, pero al final no se dio.