Juan Diego Villarreal. 13 febrero
El volante mexicano Antonio Pedrosa compartió el martes con niños de la escuela de Calle Hernández de San Rafael y de Guararí de Heredia. A los pequeños se les brindó un almuerzo de los patrocinadores en el salón de la iglesia Vida Abundante. Fotoografía: Alejandro Gamboa Madrigal
El volante mexicano Antonio Pedrosa compartió el martes con niños de la escuela de Calle Hernández de San Rafael y de Guararí de Heredia. A los pequeños se les brindó un almuerzo de los patrocinadores en el salón de la iglesia Vida Abundante. Fotoografía: Alejandro Gamboa Madrigal

El nuevo formato de la Liga de Campeones de la Concacaf, que se anunció este lunes y que excluyó a los clubes nacionales de la llave principal, a la cual solo podrán acceder ahora si se clasifican entre los seis primeros de la Liga Concacaf, dejó un sinsabor en los jugadores del Herediano.

Para los integrantes del Team, quienes ganaron la Liga Concacaf el año anterior ante el Motagua de Honduras, el nuevo sistema de clasificación es injusto e irrespetuoso, porque no se está valorando al balompié costarricense.

Los florenses están a las puertas de jugar la Concachampions, cuando el próximo jueves 21 de febrero enfrente al Atlanta United, actual monarca de la MLS de los Estados Unidos. No obstante, el título del Torneo de Apertura no les dará chance de hacer frente al certamen principal de la Confederación.

Con la nueva reglamentación, Costa Rica tendrá tres representantes en Liga Concacaf, pero bien podría quedar sin ninguno en el torneo que clasifica al Mundial de Clubes, en caso de que las escuadras nacionales queden fueran en octavos de final, como sucedió el certamen anterior con el Santos de Guápiles y el Municipal de Pérez Zeledón.

Los niños de las escuelas de Calle Hernández de San Rafael y de Guararí de Heredia, compartieron un almuerzo con los jugadores del Herediano. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
Los niños de las escuelas de Calle Hernández de San Rafael y de Guararí de Heredia, compartieron un almuerzo con los jugadores del Herediano. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

A los integrantes de la planilla rojiamarilla se les pidió su parecer durante un convivió este martes con 215 niños de las escuelas Calle Hernández, de San Rafael de Heredia, y de la comunidad de Guararí, en las instalaciones de la iglesia Vida Abundante, en donde externaron su disconformidad, tal y como lo expresó el arquero Daniel Cambronero.

“El formato es injusto para los equipos costarricenses. Ahora al planificar un campeonato la pretemporada puede variar un poco, porque vamos a jugar más partidos, habrá más desgaste y los conjuntos de México y Estados Unidos solo van a esperarnos. Siempre existió incertidumbre por la organización de los torneos de la Concacaf. No sé si el formato se varió por factores deportivos y económicos”, dijo Cambronero.

Por su parte, el defensor Pablo Salazar tampoco estuvo de acuerdo con el nuevo formato y aseguró que ante estas circunstancias solo queda luchar por representar bien al fútbol costarricense.

El delantero Minor Escoe compartió con los niños de las escuelas de Calle Hernández de San Rafael y Guararí de Heredia, en una actividad donde se tomó fotografías y le firmó autógrafos a los pequeños. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
El delantero Minor Escoe compartió con los niños de las escuelas de Calle Hernández de San Rafael y Guararí de Heredia, en una actividad donde se tomó fotografías y le firmó autógrafos a los pequeños. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

“Me parece que no tenemos fuerza a nivel administrativo y dirigencial en la región. Ganar el campeonato nacional era un aliciente extra porque de daba el pase al fútbol internacional. Es lamentable que se tomen esas decisiones, pero no queda más que luchar contra corriente y prepararse de la mejor manera para enfrentar esa eliminatoria y lugar después la Concachampions”, admitió Salazar.

El volante mexicano Antonio Pedrosa agregó que la nueva fórmula debería ser revisada por los clubes de la región, aunque al final son decisiones que toma la Concacaf.

“Para mí el cambio de formato se me hace una falta de respeto sinceramente. A ninguno de los clubes de Centroamérica les sirve. Me parece que habría que valorarlo porque en las nuevas reglas los equipos mexicanos y de la MLS no juegan ninguna fase previa y solo esperan a los clasificados. Sin embargo, son decisiones de la Concacaf y solo queda adaptarse a las reglas”, afirmó Pedrosa.