Steven Oviedo. 22 agosto
Kymani Campbell intenta un centro ante la marca de Keysher Fuller en el Juego entre el Herediano y Waterhouse de Jamaica. Foto Concacaf
Kymani Campbell intenta un centro ante la marca de Keysher Fuller en el Juego entre el Herediano y Waterhouse de Jamaica. Foto Concacaf

El Herediano inició la defensa de su corona en la Liga Concacaf con un empate 1-1 ante el Watherhouse de Jamaica, en el duelo de ida de los octavos de final.

Los florenses fueron superiores ante un equipo caribeño con serias deficiencias técnicas y tácticas, pero no lograron materializarlo en el marcador.

Inclusive, el equipo de Jafet Soto vio cómo a los dos minutos de juego, en el Estadio Nacional de Kingston, los locales se fueron arriba en el marcador.

En un contragolpe de los jamaiquinos llegó un centro que parecía tener controlado Freddy Álvarez, pero el mediocampista no vio que Andre Fletcher llegaba por detrás y empujó la pelota al fondo del marco, para el 1-0.

En dicha jugada, Esteban Alvarado se molestó mucho con Álvarez, debido a que tenía un panorama bueno para sacar el balón a la banda o al tiro de esquina, pero no hizo ninguna de las dos y fue quien propició el tanto del Waterhouse.

El nivel de los de Jamaica era tan limitado que el tiro de Fletcher fue uno de los dos directos que realizaron en el partido.

Pese a tener el marcador en contra, Herediano no se vio afectado y tomó el control del encuentro, se adueñó de la pelota y tuvo las mejores opciones de anotar.

En el minuto cuatro, Francisco Rodríguez tuvo el empate, pero su remate se estrelló en el poste del marco defendido por Akeem Chambers.

Rodríguez fue el más destacado del Herediano en los 90 minutos de juego y en el 11’ estuvo cerca de marcar el tanto de la paridad, pero el arquero la desvió.

La igualdad llegó en el 16’ con un remate de cabeza de Keyner Brown, tras un centro de Freddy Álvarez, en el que el guardameta salió de mala manera para convertirse en responsable de la anotación.

“Creo que fue un partido duro, peleado. Condiciones no tan normales para nosotros, pero tuvimos y llevamos el peso del partido. Creo que metemos un gol, empatamos y no es un mal marcador para la próxima semana en casa”, explicó Jafet Soto, técnico del Herediano en declaraciones brindadas a Radio Columbia.

Después del gol del empate, Herediano tuvo el control de la pelota, pero no aprovecharon las opciones de gol en los pies de Bryan Rubio y el propio Freddy Álvarez.

“Era muy importante no ir con un marcador adverso, el gol nos da cierta ventaja, pero no define la serie. Respetamos a Waterhouse, pero vamos a nuestra casa y tenemos que hacerla respetar”, añadió Soto.

Pese a que los rojiamarillos se veían mejor en el partido, en el cierre parecía que se les acabó la gasolina por el calor en el que se realizó el compromiso.

“Creo que podíamos un poco más, las mejores opciones de gol las tuvimos nosotros. Creo que el portero bajo los palos sabe jugar y marcó la diferencia”, finalizó Soto.

Lo más valioso que consigue el Herediano en el duelo ante el Waterhouse fue el tanto de visitante, pues en caso de que el juego de vuelta termine 0-0, avanzarán a la siguiente ronda.

El partido definitivo de esta serie de los octavos de final de la Liga Concacaf se realizará el jueves 29 de agosto en el Estadio Eladio Rosabal Cordero, a las 6 p. m.

El ganador de esta serie se medirá con el equipo que avance del enfrentamiento entre el Managua FC de Nicaragua y el Motagua de Honduras, serie que va ganando el equipo catracho 2-1 luego del juego en suelo pinolero.