Fanny Tayver Marín. 12 mayo
El argentino Jonathan Hansen había jugado tan solo 308 minutos en este torneo y respondió a la titularidad con un doblete. Fotografía: José Cordero
El argentino Jonathan Hansen había jugado tan solo 308 minutos en este torneo y respondió a la titularidad con un doblete. Fotografía: José Cordero

Se cumplió el trámite en un partido que no definía nada y que convocó a muy pocos aficionados al Rosabal Cordero.

Con la banca, el Team venció 3-1 a un Santos de Guápiles que en esta cuadrangular se conformó tan solo con ganarle a la Liga en el Ebal Rodríguez.

Tras desplomarse en esta instancia por segundo torneo consecutivo, Herediano conocerá este domingo, a eso de las 6 p. m., si es Saprissa, o si es Alajuelense, el equipo con el que disputará la gran final del Clausura.

Los florenses ganaron la fase regular y pregonaban la ventaja que llevaban sobre los demás equipos.

Empero, con tres derrotas en fila (dos contra la Liga y una frente a la S) dejaron ir la opción de adjudicarse la corona en esta jornada.

Además, perdieron la posibilidad de cerrar la final en su casa.

Herediano recibirá el miércoles a los morados o a los rojinegros y el fin de semana les devolverá la visita.

Pensando en ese duelo de ida y vuelta por la copa, Jafet Soto alineó a una formación alternativa, dándoles descanso a los jugadores que le harán frente a la final y tomando precauciones, ante las lesiones.

El técnico y gerente de los rojiamarillos mandó a las gradas a figuras como Leonel Moreira, Rándall Azofeifa, Yendrick Ruiz, Esteban Granados, Jhamir Ordain y Jairo Arrieta.

También se guardó a Keyner Brown y Pablo Salazar, quienes están recuperados de las lesiones que tenían.

El juego entre rojiamarillos y santistas no fue un derroche de emociones, pero sí tuvo goles.

Jonathan Hansen aportó un doblete y alza la mano para ser tomado en cuenta en la final, y Jimmy Marín también se hizo presente en la red.

El argentino primero anotó con remate de derecha, luego de un pase de Marín, en el 7’.

Y firmó su doblete de la noche al 42’ al peinar la pelota con la frente y anidarla en la puerta de Bryan Morales, tras un servicio preciso de René Miranda.

Jimmy Marín aumentó la cuenta con una maniobra individual, tras un disparo arriba de derecha en el 56’.

Herediano le dio minutos al joven Anthony Contreras que tuvo un par de ocasiones frente al marco, en busca del gol.

Lo que cayó fue el tanto de la honra para los guapileños con un avispado Reimond Salas, quien al 81’ aprovechó un regalo de la defensa florense.