Juan Diego Villarreal. 11 abril
En su última visita a Guápiles, el pasado 3 de octubre, el Herediano derrotó 0-1 al Santos con anotación del mexicano Omar Arellano (izquierda), quien celebra el tanto con Jimmy Marín. Fotografía: Mayela López
En su última visita a Guápiles, el pasado 3 de octubre, el Herediano derrotó 0-1 al Santos con anotación del mexicano Omar Arellano (izquierda), quien celebra el tanto con Jimmy Marín. Fotografía: Mayela López

Herediano viajará este sábado a Guápiles con las estadísticas a su favor para enfrentar al Santos, en el Estadio Ebal Rodríguez a las 6 p. m.

Los florenses suman 12 compromisos sin perder frente a los guapileños como visitantes, en los últimos cuatro años. Su última derrota fue el 8 de marzo del 2015. Eso sí, de esas docena de partidos, dos fueron en el estadio Colleya Fonseca de Guadalupe.

Los demás duelos se efectuaron en el Ebal, donde incluso ganaron con una goleada de 1-4 en setiembre del 2017. Esto significa que el Team ha sacado una clara ventaja a los caribeños en ese reducto.

La última vez que los rojiamarillos cayeron en la casa del Santos fue con anotación de Andrey Francis. El técnico santista era César Eduardo Méndez. Ninguno de los actuales integrantes del cuadro caribeño formaban parte de aquella planilla.

Entre tanto, en el conjunto de la Ciudad de las Flores actuaron Daniel Cambronero, Keyner Brown, Rándall Azofeifa y Christian Lagos, quien hoy es jugador santista.

En sus enfrentamientos en casa ajena frente a los guapileños, Herediano tiene siete victorias y cinco empates; no obstante, tanto el técnico Jafet Soto como sus jugadores no se confían, pues aseguran que todos los partidos son diferentes y pese a estar casi fuera de zona de calificación, siempre es un equipo complicado, con un buen técnico en el banquillo.

“Nos vamos a enfrentar a un entrenador muy capaz como es don Johnny (Chaves). Creo que al final (los números del Herediano) quedan como estadística. Sin embargo, hay que ver los partidos que se jugaron anteriormente, porque si dieron resultados fue por algo, por lo que hay que analizarlos bien”, comentó Soto.

El estratega florense también hizo la salvedad de la nueva superficie de la casa de los guapileños, que ahora es distinta. Esa circunstancia va a pesar en la planificación del compromiso.

“Hay una diferencia grande, porque ahora cuentan con una cancha nueva, que en nuestro caso nos permite ir a proponer de una forma distinta. A ellos les ha caído muy bien y se ven en los resultados. Al final sabemos que todos los partidos traen un sabor diferente”, agregó Soto.

Por su parte, el delantero Minor Escoe reiteró que visitar al Santos no es una tarea sencilla, pero es imperativo la victoria para el Team si desea seguir peleando zona de clasificación.

Es un partido complicado porque es de visita. Es una cancha que es difícil, donde a los equipos grandes les cuesta a ganar, pero nosotros debemos ir decididos a sacar la victoria porque es un partido que nos permitirá continuar en zona de calificación y seguir dependiendo de nosotros mismos, por lo que no podemos dejar puntos fuera de casa”, enfatizó Escoe.