El morado no celebraba un gol desde el 11 de mayo del 2014, cuando le dio el título 30 al Saprissa sobre Alajuelense.

Por: Daniel Jiménez 13 abril, 2016
Hansell Arauz sonríe al marcarle anoche a la Universidad y así celebró de nuevo con el pueblo morado.
Hansell Arauz sonríe al marcarle anoche a la Universidad y así celebró de nuevo con el pueblo morado.

Con su anotación Hansell Arauz dejó escapar toda su frustración, atrás quedaron casi dos años sin marcar sin escuchar al pueblo morado celebrar uno de sus goles.

Ante la Universidad de Costa Rica, Arauz volvió a marcar y terminó con la sequia que venía arrastrando desde el pasado 11 de mayo del 2014, cuando le anotó a Alajuelense en el partido de vuelta de la final del Torneo de Verano, lo que al final le dio el título a los morados cuando el técnico era Rónald González.

Aquella anotación ante el meta Patrick Pemberton le dio a los saprissistas el título 30 en el Estadio Ricardo Saprissa, en una noche lluviosa que celebraron a lo grande con la anotación de cabeza de Hansell.

En el siguiente torneo Arauz fue sacrificado en funciones defensivas, como lateral derecho, para suplir la lesión de Heiner Mora. Incluso sufrió algunos problemas físicos que le sacaron de la alineación estelar.

En este Verano 2016 Arauz volvió a su puesto de atacante, pero no había encontrado el camino correcto a la red.

Sin embargo, esta noche se aprovechó de una cancha que conoce muy bien, como la del Colleya Fonseca (fue su sede cuando vistió la camiseta de Barrio México), para vulnerar al portero Aarón Cruz con un remate desde fuera del área y acabar con su sequía para darle rienda a la celebración.