Fútbol Nacional

Gustavo Roverano, entrenador del Cartaginés: 'Pasé días muy complicados'

El estratega indicó que estuvo solo, encerrado en su casa, buscando la manera de solventar la difícil situación que vivía el club

¿Cuál es el sentir del camerino tras salvarse del descenso?

Hoy desde que llegamos al camerino tuvimos una sorpresa de la hinchada, que en el camerino pegó fotos de los familiares y frases positivas para el partido, lo que nos conmovió bastante. En el partido siento que fuimos más que el rival, al menos yo lo vi así, pero otra vez no pudimos reflejar el resultado de lo que fue el trámite del partido. Vinimos para este objetivo, pensaba que esto lo debimos solucionar antes, pero pasaron cosas y lo bueno es que no tengo que gastar dinero para ir donde el médico porque he comprobado que estoy bien del corazón.

"La gente que ha peleado campeonatos y ha estado en estas instancias sabe que es muy complicado y a los jugadores en determinados momentos les cuesta un poco poder reaccionar normalmente por toda la atención que hay. Nosotros hoy debimos estar una o dos veces arriba de ellos (ante Herediano), pero bueno, Dios quiso que lleguemos hasta el final y el grupo estuvo junto para poder solucionar esto y darles tranquilidad a todos".

¿Personalmente cuál sentimiento lo invade tras lograr quedarse en Primera?

La procesión va por dentro. Uno puede mostrar tranquilidad, pero la situación fue dura. Pasé días muy complicados, estuve solo entre cuatro paredes en mi casa y tratando de ver cómo podíamos sacar los puntos y las cosas adelante. Todos los días en Cartago estuvimos viendo la manera de poder revertir la situación, conseguir los resultados y rendimientos. Hoy lo que siento es una tranquilidad, una paz muy grande que disfruto a mi manera, pero sí te puedo decir que fueron días complicados, aunque no podía demostrar que estaba perdido, porque hay que guiar a la tropa y siempre traté de ser mesurado.

¿Está satisfecho con lo que hizo el club bajo su mando?

Estamos contentos porque llegamos a un equipo conformado del cual tuvimos que tratar de conseguir el mejor rendimiento y que jugara de determinada manera. La forma en que jugó el equipo no fue mi sentimiento, mi manera de ver el fútbol, pero tal vez hay que entender que este equipo tiene mucha historia y eso siente dentro del campo.

¿Qué les pudo faltar para verse mejor en el campo?

No pudimos reflejar nuestros sentimiento futbolístico en el campo, pero hay que saber con qué jugadores se cuenta y con quiénes estamos jugando para cambiar el estilo, elevar el rendimiento y poder sacar puntos. Vuelvo a insistir en lo mismo, el reflejo de los puntos de mi equipo no estuvo reflejado en el rendimiento futbolístico, creo que hicimos buenos partidos como para poder sacar más puntos, pero las circunstancias también nos llevan a eso y hay que ser inteligente. Hay detalles que ustedes no conocen y los conocemos nosotros que estamos a lo interno, como jugadores resentidos, cargados. Creo que es positivo salvar del descenso al equipo porque estas situaciones no son fáciles para cualquiera.

¿Queda el honor de no ser último en el campeonato?

No solamente el honor, sino el prestigio de nosotros. Cada vez que se entra a la cancha está nuestro prestigio en juego y mi intención es tratar de terminar bien el campeonato, que los jugadores sientan lo mismo. Esperemos contar con todo el plantel para estos dos partidos. Tenemos que tratar de estar a la altura de las circunstancias porque el Cartaginés es un equipo grande y debemos terminar de la mejor manera e intentar sumar seis puntos en los últimos dos partidos.

¿Cómo están su situación contractual con el Cartaginés?

Nosotros con la directiva tenemos una relación muy fluida y sincera. No nos hemos puesto a pensar o perder el tiempo en esa situación. Nos sentaremos a hablar con la directiva y como le dije, a lo interno. Acá no hay ninguna obligación de que deba seguir sí o sí. Si ellos (directiva) están conformes con mi manera de ser, seguiremos adelante. Si me comí los verdes en una situación complicada, me gustaría estar en las situaciones donde arranquemos de cero y así poder hacer lo que uno realmente quiere hacer, pero esto no es obligatorio para nadie. A mí me gusta estar donde me quieran y nos vamos a sentar tranquilos, vamos a intercambiar opiniones y ellos son los que van a decidir sin ningún tipo de presión.

¿Qué no le gustó de su plantel?

Creo que el plantel puede jugar mucho mejor con el balón. El tema en deuda es con balón, para mí. Hoy, por ejemplo, tuvimos que terminar más tranquilos con el balón en nuestro poder, tuvimos la posibilidad de poder asociarnos y de repente un jugador quería driblar dos o tres y eso no lo tiene que hacer; debe dar un pase en corto, pero da un pelotazo o de repente da un pase largo. Tenemos una cancha para jugar bien al fútbol y así lo siento yo. Las situaciones de descenso se ganan con dientes apretados y metiendo. No se gana futbolísticamente jugando bien al fútbol, sino sintiendo con el corazón esta profesión. También creo que el tema va por allí.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.