Fiorella Masís, Daniel Jiménez. 20 agosto

Los problemas dirigenciales de Limón FC se han convertido en una batalla campal de acusaciones entre el actual administrador, Jorge Castillo, y el antiguo encargado de la institución Denis Viveros. Se acusan de intimidaciones, de amenazas, de dineros con destino incierto y de deudas sin pagar.

Los dos empresarios de origen colombiano conversaron con La Nación por separado y señalaron los problemas que han tenido entre sí y lo que esto está generando deportivamente en el equipo caribeño.

Jorge Castillo Sánchez, Archivo GN
Jorge Castillo Sánchez, Archivo GN

Castillo manifestó que ha recibido amenazas por parte de Viveros, hasta en 10 ocasiones, por lo que teme acercarse a la provincia limonense pese a que en teoría sigue administrando al club caribeño.

“De un momento a otro y sin saber de dónde, aparece un señor Denis Viveros y básicamente empieza una guerra psicológica, una guerra de medios de comunicación, de personas extrañas y nos hace la vida imposible”, comentó Castillo, quien dice temer por su vida.

Además, Castillo señaló a Viveros de adueñarse de libros, los sellos, los códigos del club y que se apoderó de las taquillas de la institución.

El actual administrador limonense aseguró que siente ‘temor’ por la forma en que se ha manejado Denis Viveros, pues él no fue el único en recibir amenazas, ya que la situación se presentó con personal administrativo y jugadores del equipo.

Viveros desmintió todas las acusaciones y lanzó las propias a Jorge Castillo. “Yo no tengo porqué amenazar a nadie”, señaló Viveros ante la consulta directa de La Nación sobre las supuestas amenazas. Incluso le aseguró a Castillo que él se haría responsable de si algo le pasaba en Limón, al tiempo que lo instaba a regresar, poner en orden el equipo y pagar las deudas.

Viveros aseguró que Jorge Castillo es el que se está aprovechando de la situación de Limón FC para beneficio propio.

Para Denis Viveros, él es la víctima en esta situación, pues cuando tomó la administración del club invirtió dinero para sacar al equipo adelante, pero ese dinero no se le ha retribuido desde que Castillo asumió.

Denis Viveros estuvo al frente del equipo de Limón FC. . foto Alonso Tenorio
Denis Viveros estuvo al frente del equipo de Limón FC. . foto Alonso Tenorio

“Don Carlos Pascal (dueño de la franquicia) dijo que el señor (Jorge Castillo) iba a pagar. Pasaron 15 días, un mes. Ni (aparece) mi plata y el equipo con cero puntos. Es mi dinero que está en juego, tengo mucho dinero invertido”, detalló Viveros.

Inclusive, Viveros dice que tuvo que pagar ‘unas cositas’ para que Limón FC se presentara en el Estadio Eladio Rosabal Cordero para jugar ante el Herediano en la fecha seis del torneo.

Además, Viveros señaló a Jorge Castillo de tener abandonado el equipo y no hacerse presente a la provincia para dialogar con los jugadores y administrativos del club.

“Yo ya no puedo, mi abogado me dijo no invierta un peso, pero lo hago porque amo a Limón, amo a mi equipo. He invertido mucho dinero, por eso le estoy haciendo frente, esperando que llegue (Jorge Castillo)”, añadió Viveros.

Otro de los datos que aporta Viveros, es que cuando él dejó la administración del club, quedaron ¢14 millones para pagarle el salario a los futbolistas, pero que solamente se les ha dado ¢60.000 a cada jugador en las últimas tres quincenas.

El representante legal de Limón FC ante la Unafut es Jorge Castillo, pues tiene un poder firmado por Carlos Pascal, pero el administrador legal de la institución es el propio Pascal.

La Unafut le dio hasta el viernes al mediodía a los limonenses para que esclarezcan la situación administrativa que están viviendo.

Colaboró: Steven Oviedo.