Cristian Brenes.   28 mayo

Cuando las acciones hablan, las palabras sobran. Guadalupe se apega por completo a esta frase en el Torneo de Clausura 2020, ya que no reclama protagonismo con discursos elaborados, sino que el plantel se gana en la cancha el derecho a ser considerado muchísimo más que una simple casualidad.

Los guadalupanos se apoderaron del cuarto lugar del certamen, gracias a su contundente victoria 3 a 1 ante Pérez Zeledón, en el cierre de la fecha 18. Con este resultado demostraron una vez más que pelearán con uñas y dientes hasta el final por meterse a la segunda fase.

Más allá de que los dirigidos por Geiner Segura están igualados en 28 puntos con Cartaginés, tienen un gol diferencia de +5, lo que representa casi una unidad más, si se toma en cuenta que el de los brumosos es de -2.

Segura y los suyos saben bien lo que es ser animadores desde hace varios certámenes, sin embargo, ahora pretenden trascender y el fútbol que plasman en la cancha los respalda con creces.

El timonel tiene casi dos años y medio al frente del club (asumió en diciembre del 2017), por lo que sus futbolistas manejan la idea la perfección. El equipo apuesta por el orden, arma un bloque compacto, regala la salida hasta cerca de su medio campo y luego presiona con mucha intensidad hasta recuperar, para después salir con velocidad por los costados.

El generaleño Keilor Soto (izquierda) no pudo detener al guadalupano Arturo Campos, durante el juego en el que Guadalupe se impuso 3 a 1, por la fecha 18 del Clausura 2020. Fotografía: Jeffrey Zamora.

Así mismo, cuenta con figuras jóvenes de muy buen nivel, como Kevin Espinoza, Carlos Martínez, Andrés Gómez y Arturo Campos, entre otros. Mientras que los de más experiencia, como Luis Torres, Darío Delgado y Josué Rodríguez levantan la mano y adicionalmente, Frank Zamora es referente en ataque.

Ante Pérez tal vez no fue el duelo más vistoso de Guadalupe, principalmente en la etapa inicial, no obstante, sacó el resultado que más le convenía y mete presión a los adversarios que por presupuesto y tradición están obligados a clasificar y en teoría son los favoritos.

Más allá de la puesta en escena contra los generaleños, Segura y sus futbolistas se fueron arriba en el marcador apenas en 11 minutos. Delgado aprovechó un balón suelto tras un mal rechazo del portero Bryan Morales y puso a ganar a los suyos.

Los Guerreros del Sur apenas si pudieron reaccionar. Johnny Chaves intenta que su idea cale rápido, pero tiene muy poco tiempo en el equipo y su principal falencia es lo mal armado que está el plantel, ya que el ataque es raquítico y no cuenta con delanteros de peso o goleadores.

Más allá de que la visita lo intentó con Gabriel Leiva, carece de pegada y en el 55′ recibió el segundo dardo. Carlos Martínez realizó un gran desborde por la derecha, se metió hasta donde quiso y sirvió con inteligencia para Zamora, quien definió solo en el corazón del área.

Como si no fuera suficiente, en el 68′ los dueños de casa aumentaron la cuenta para sellar la victoria. Alonso Martínez, quien es otro de los talentos que sobresalen con los guadalupanos, aportó mucha dinámica desde que ingresó en el 54′ y con un poco de fortuna concretó para el 3 a 0. El volante lanzó un centro desde la izquierda que se convirtió en remate y se coló en el arco.

Con el duelo resuelto, Pérez descontó. La anotación de Jhamir Ordain en el 69′ se dio con un poco más de casualidad, si se toma en cuenta que fue una pelota que se encontró suelta, luego de un cobro de falta.

Los últimos instantes fueron más que todo de control para Guadalupe, algo que también sabe hacer muy bien el equipo josefino.