Fanny Tayver Marín. 11 mayo
José Andrés Salvatierra recibió un duro golpe al lesionarse, pues estará entre seis y ocho meses fuera de las canchas. Fotografía: Prensa Alajuelense
José Andrés Salvatierra recibió un duro golpe al lesionarse, pues estará entre seis y ocho meses fuera de las canchas. Fotografía: Prensa Alajuelense

Horas después de recibir el diagnóstico que no quería escuchar, porque esa ruptura de ligamento cruzado de la rodilla derecha y menisco externo lo deja fuera de las canchas por un periodo de entre 6 a 8 meses, José Andrés Salvatierra llegó este viernes al Estadio Alejandro Morera Soto.

Evidentemente afectado porque esta lesión desmoronó su ilusión de ser uno de los elegidos para integrar la lista de convocados para el Mundial de Rusia 2018, el hombre que porta la cinta de capitán en Alajuelense desde el torneo pasado, entró al camerino.

Ahí encontró a sus compañeros compartiendo su dolor, porque Salvatierra es uno de los futbolistas que lideran a esta Liga y justo el día en que el equipo se concentra de cara al clásico del domingo (4 p. m.) en el que está en juego el pase a la final contra Herediano, él lleva un gran mensaje.

Salvatierra les hizo ver que en la cancha siempre hay que darlo todo, porque él se rompió esa rodilla cuando iba a intentar quitarle el balón a un rival el miércoles pasado, en el pulso contra Santos.

"Afectado por la noticia porque en el medio futbolístico se sabe muy bien que una lesión de ligamento cruzado es una de las peores noticias para un futbolista, afecta al jugador y a todos los compañeros, es grave y uno lo toma con delicadeza, es difícil esperar una noticia de estas", comentó el técnico manudo Luis Diego Arnáez.

Indicó que cuando le confirmaron el diagnóstico a Salvatierra tuvo que ser muy impactante.

"He tenido algunos jugadores a los que les ha pasado esto, lo encaran con positivismo. El tiempo pasa y las lesiones se curan. Nada más hay que pensar en recuperarse y hacerlo de la mejor forma, recibiendo la terapia y siendo muy positivo", citó Arnáez.

En el Morera Soto se respira el sufrimiento ante la desafortunada lesión de su capitán, pero a la vez, el propio Salvatierra les pide que sigan adelante luchando por el sueño de todos.

"Que él esté acá en el estadio compartiendo con ellos es positivo para el grupo, igual es una motivación para el próximo domingo tener un mejor rendimiento, hacer un mayor esfuerzo, el darle la alegría a un compañero que está afectado por una noticia de estas", citó el estratega.

Y agregó: "Nosotros como integrantes de la institución nos afecta mucho porque es una persona que compartía con nosotros todos los días y entonces te afecta bastante. Incluso, afecta a todos los futbolistas, porque cuando alguien tuvo una lesión de ese tipo, como se sabe la gravedad, si uno lo tuviera cerca le daría todo el apoyo, porque a nadie le gusta que un colega tenga este tipo de lesión".

Arnáez considera que la práctica matutina de este viernes ayudará a sacar la afectación que tiene el grupo y el hecho de que Salvatierra llegara y esté compartiendo con todos va ayudar a que la Liga asimile este golpe.

"Tiene que ser una motivación más para hacer el máximo esfuerzo posible el domingo".

La ausencia obligada de Salvatierra tiene pensando al Flaco, quien asegura que visitará a Saprissa con "un equipo muy competitivo".

Parte médico. El doctor Alfredo Gómez recapituló que el lateral sufrió una torcedura en la rodilla derecha el miércoles pasado que lo obligó a salir del encuentro.

"Clínicamente desde un inicio encontramos una inestabilidad articular que no nos gustaba y además de las molestias y la inflamación que se generó casi de inmediato, decidimos hacerle una resonancia magnética para respaldar el diagnóstico clínico", mencionó el médico.

Por la noche se obtuvo el resultado y se confirmó que "es una lesión que nosotros consideramos grave en el sentido de que el tiempo de recuperación no es corto. Es una lesión de ligamento cruzado anterior y asociado hay una lesión de menisco".

Esa dolencia es de manejo quirúrgico "y el tiempo de recuperación anda entre seis y ocho meses".

¿Cómo pasó? "Se quedó pegado, en un giro que fue a hacer y el rival que viene marcándolo lo empuja y se generan una serie de tracciones que provocan un trauma distorsivo donde los ligamentos se estiran más allá de sus posibilidades fisiológicas y se dio la ruptura", respondió el galeno liguista.

En este momento, Salvatierra tiene que mantenerse inactivo, tomando medicamentos para controlar la inflamación y la cirugía se hará pronto, aunque aún no se tiene la fecha.

"Estamos dando unas horas más para que el proceso inflamatorio que se generó disminuya y eso ayude con el proceso quirúrgico y la recuperación posterior".

Según el Dr. Alfredo Gómez, todas las personas son genéticamente distintas y cada cual tiene un comportamiento de salud diferente, pero eso no quiere decir que él sea un futbolista propenso a lesionarse, porque en realidad es un riesgo que corren todos.

"No podemos dejar de lado que el fútbol es un deporte de alto impacto, un deporte de contacto y se generan lesiones con estas características, no es infrecuente".

Añadió que desde la noche del miércoles el médico de la Selección Nacional se puso en contacto con él para conocer los detalles de la situación de Salvatierra.

"Esta es una lesión nueva. Sin embargo, esa rodilla hace cuatro años ya había sido operada (cuando se lesionó en México contra Cruz Azul). Eso no complica más, los tiempos de recuperación son los mismos", recalcó el Dr. Gómez.

La oficina de prensa de Alajuelense informó que el futbolista aún no se siente preparado para dar declaraciones sobre esta difícil situación, porque está muy golpeado ante esta nueva prueba a la que debe hacerle frente.