Fiorella Masís.   25 mayo

Las palabras publicadas por el jugador limonense Luis Pérez en la red social Facebook podrían provocarle un severo castigo de nueve partidos, además de una multa entre ₡500.000 y ₡1 millón.

Luis Pérez en un partido de la jornada 9 ante Saprissa. Foto: Rafael Pacheco

La Unafut solicitó este lunes una investigación al Tribunal Disciplinario de la Fedefútbol basada en el artículo 46 del reglamento, el cual hace referencia a “Incitación a la Hostilidad o a la Violencia y Manifestaciones Ofensivas”.

El mismo asegura que “un jugador u oficial que incite públicamente a la violencia u hostilidad será sancionado con una suspensión de nueve partidos y con una multa de ₡500.000”.

Si el caso fuera considerado grave, esto quiere decir, que la incitación “se realiza a través de medios de comunicación de masas (como prensa, radio o televisión) o durante el día del partido en el estadio o sus inmediaciones, la cuantía de la multa será el doble de la fijada anteriormente”.

Julián Solano, presidente de la Unafut, indicó que el Consejo Director tomó el acuerdo de pedir el estudio del caso con ese artículo, pues su acción la consideran como un acto hostil.

“Se rebela contra la autoridad e incita a incumplir con lo que la mayoría ha estado de acuerdo. Esto es sobre la publicación, solamente, y lo debe determinar el Tribunal”, expresó.

Con esto, el jerarca dejó claro que esa posible sanción solamente sería por el comentario expresado en Facebook.

Esto fue lo que escribió Luis Pérez, jugador de Limón FC, y quien después borró la publicación.

En cuanto a la celebración de varios jugadores abrazándose, durante el partido ante La U y la cual provocó el comentario de Pérez, no existe una pena expresa. Sin embargo, los 12 clubes acordaron que el protocolo de salud pasaba a ser parte del reglamento.

Entonces, si un equipo irrespeta el protocolo se ve expuesto a un castigo como si hubiera incumplido el protocolo de seguridad o cualquier otro.

El reglamento define como protocolo a los “actos y procedimientos relacionados con un partido de fútbol debidamente establecidos por la Unafut y comunicados a los clubes, los cuales son de cumplimiento obligatorio para todos los clubes afiliados”.

Determinar si Limón es objeto de sanción le corresponderá al Tribunal Disciplinario, insistió Solano.

El artículo 54 habla de “Sanciones a los Clubes por Asuntos Administrativos de Seguridad y comunicación”, y en su inciso número cuatro señala que un equipo que incumpla se expone a ₡100.000 multa la primera vez, ₡150.000 la segunda y ₡200.000 la tercera.

Julián Solano lamentó la actitud de Luis Pérez. Y aseguró que su disculpa no borra lo publicado, pues ese mensaje trascendió entre el público y, además, afecta la imagen de la Primera División.

“No podemos poner en riesgo esto. Como lo dijimos ayer (domingo) en el comunicado, estamos comprometidos en cumplir con lo solicitado y se ha hecho así”, finalizó.