Fútbol Nacional

¿Fueron realmente aficionados de Alajuelense quienes sacaron de quicio a Johan Venegas?

Dos testigos presentes en el Ebal Rodríguez narran los pormenores de todo lo que pasó en ese partido que desató la furia de Johan Venegas y revelan lo que no se había contado de esta historia

A nadie le gusta que le falten el respeto, creo que el respeto debe imperar ante todo. Si usted quiere criticar el nivel, puede hacerlo, puede criticar al jugador. Hasta el día de hoy me he entregado por la Liga y tampoco voy a dejar..., no de parte de todos, sino de algunos individuos que llegaron a faltarme el respeto y a mi mamá, a mi familia y no lo voy a permitir y si tengo que defenderme lo voy a hacer”, manifestó Johan Venegas en Tigo Sports.

El futbolista estaba tan molesto que al marcar el gol que volvió a poner a Alajuelense en la pelea en la semifinal contra Santos, perdió los estribos, luego de que algunos aficionados lo sacaron de quicio tras pasarlo insultando durante todo el partido, que culminó con la victoria santista por 3 a 2.

¿Qué fue lo que pasó? El periodista Gerardo Zeledón, de Diario Deportivo, adquirió la entrada, acudió con unos amigos al Estadio Ebal Rodríguez y es uno de los testigos en primera línea de todo lo que ocurrió.

“Con Johan se metió mucha gente, no precisamente el muchacho de barba, porque él estaba apoyando al principio y estaba a dos gradas de donde yo me encontraba. Había otros aficionados santistas que a mí me parece que eran saprissistas por todo lo que gritaban: ‘Johan muerto de hambre’, ‘Johan me c... en tu madre’, ¿Johan de dónde agarraste la plata?’, ‘Johan maldito’... Y todo eso no venía el muchacho con el que Johan tuvo el problema al final”, relató el comunicador.

Dijo que había otros dos aficionados que en cada gol del Santos la emprendían contra Venegas, máxime que él estaba jugando por ese sector.

“Esos aficionados del Santos le gritaban entre otras cosas: ‘Johan eso es para vos’; mientras que con el del problema nada, él estaba tranquilo. Como es menos gente, uno escucha más cosas”, relató.

Ya corría el tiempo de reposición y el nivel actual de Johan Venegas no es el mejor, pero consiguió ese gol agónico que revivió a Alajuelense en la serie y ese tanto lo llevó a perder la cabeza.

“Cuando el partido iba 3 a 1, ese muchacho en el minuto 80 empieza a meterse con Johan, a meterse con Marcel, a decir un montón de cosas, se exaspera y en el gol Venegas llega y vuelve a ver hacia la gradería, se queda como buscando, porque en sí él no sabía quiénes le gritaron y donde Johan hace los ademanes, ese muchacho enardecido se iba a brincar la malla”, describió Zeledón.

Y agregó: “Ahí fue donde se hizo el problema, pero no fue él directamente al principio el que estaba con esas actitudes. Eran otros aficionados, que apoyaban al Santos y que estoy seguro de que eran saprissistas, porque le gritaban a Johan absolutamente de todo”.

En esos instantes, con Venegas invadido por la furia, ese muchacho también se enojó, pero la situación no pasó a más.

“Después de los 80 minutos sí eran muy constantes los madrazos. Y ya era como un combo de gente gritando. Uno lo entiende a él porque estuvo tamaño rato recibiendo, recibiendo, recibiendo y recibiendo ofensas, que tampoco vienen al caso. Perdió la cabeza y sí fue un poco complicado”, subrayó Zeledón.

También relató que en el primer tiempo se metieron mucho con Fernán Faerron.

“Pero no era la afición de la Liga, era otro muchacho que iba con el Santos. Yo estaba detrás de la banca de Alajuelense y cuando caían los goles de Santos también eran gritos así: ‘Rudé hijue....’; ‘Bryan tómela’, ‘Marcel hijue....’ y es que si al otro muchacho lo tenía dos gradas abajo, a este muchacho lo tenía a una, hasta que se quedó sin voz. Fue muy extraño y me extraña a actitud de Johan porque no es así, no es de calentarse así, pero todos tienen un límite”.

Otro testigo de lo sucedido fue el fotógrafo de La Nación, Rafael Pacheco, quien no se encontraba en la propia gradería como Zeledón, pero sí estaba a ras de cancha.

“Algunos reprochaban que la Liga no funcionaba como querían y pedían más ganas, pero ese muchacho de barba se salía de todo lo que uno puede catalogar como normal y se metía feo, más que todo con Johan Venegas”, citó Pacheco.

Desde la cancha, a él le llamó la atención ese muchacho, porque estaba hasta sin mascarilla y de pie.

“Constantemente el del protocolo del Santos decía que todos tenían que estar sentados y sin quitarse la mascarilla y él incumplía eso. La delegada se acercó a decir a ese sector que si no hacían caso y seguían poniéndose de pie, llegaría la Fuerza Pública y tendrían que sacar a quien incumplía las reglas”, aseguró.

LEA: Alajuelense consigue gol agónico para revivir en la serie contra Santos

Desde las afueras del estadio también llegaban gritos, pues había unos camiones que se pararon al oeste, de modo que sobre el muro algunos ven el partido.

“Esa gente también gritaba y le decía a Albert Rudé que metiera a Marcel, que hiciera cambios, que metiera a Bryan Ruiz y de hecho yo no sé si fue por eso, o porque así lo tenía en los planes, pero sí los metió”, mencionó Pacheco.

DE INTERÉS: Albert Rudé: ‘Supimos sacar la garra al final para meter ese gol que nos deja vivos’

Dentro de algunas horas se sabrá si esa reacción de Johan Venegas acarrea alguna consecuencia. La Nación constató que en el informe arbitral de Adrián Chinchilla no aparece ningún apunte relativo a esa situación que se presentó al final.

“Será sancionado con una suspensión de tres a cuatro partidos y una multa de ciento setenta y cinco mil colones por insultar, provocar, ofender o amenazar o utilizar lenguaje ofensivo, grosero u obsceno y/o gestos de la misma naturaleza contra oficiales y oficiales de partido, así como a miembros de la Cruz Roja o grupo de apoyo análogo o a la Autoridad Pública, personal de prensa, comunicadores, o empresas de comunicación debidamente acreditados, aficionados o público en general”, versa en el artículo 38 del Reglamento Disciplinario.

VEA: Albert Rudé y Alajuelense pasaron por la frustración, el enojo y el éxtasis

Si hay sanción o no para Venegas, será una decisión que debe tomar el Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol).

Con ese marcador de 3 a 2 favorable para el Santos, la serie pareciera estar abierta. En este momento, los rojinegros tan solo necesitan de un gol para avanzar a la final. Sin embargo, la historia se escribirá el domingo, a partir de las 4 p. m. en el Morera Soto, en un partido que será dirigido por Hugo Cruz.

Si usted desea unirse al canal AlajuelenseLN en Telegram, aquí encontrará el enlace directo.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.