Fanny Tayver Marín. 17 febrero

“En el fútbol hay revanchas, y lo estoy tomando como tal”, confiesa Freddy Álvarez, villano de la última serie de penales del torneo anterior ante Herediano. Falló aquel disparo decisivo y jugó poco durante el certamen, pero ahora se propone revertir la pesadilla.

Confiesa Álvarez que le tocó convivir con la angustia de si lo daban a préstamo o lo mantenían en el club para este certamen.

Al final se quedó y, de a pocos, gana minutos y protagonismo.

Freddy Álvarez dio dos asistencias a gol. Fotografía: Rafael Pacheco.
Freddy Álvarez dio dos asistencias a gol. Fotografía: Rafael Pacheco.

En el enfrentamiento de este domingo ante Guadalupe ingresó como relevo para dar dos asistencias a gol, cuando más entrabado lucía el engranaje ofensivo de la Liga.

En la segunda anotación se proyectó por el perfil izquierdo, se sacó una marca de encima y lanzó un centro rastrero. El catracho Alex López cerró la pinza para perforar las redes, al 68'.

10 minutos después, Álvarez cobró un lanzamiento de esquina que sobrepasó a la mayoría de zagueros josefinos, hasta que cerró Henry Figueroa en el segundo palo para anotar el tercero.

"Tengo que devolverle la confianza al profesor Torres con goles y asistencias. Cuando uno no juega es difícil y se pierde la confianza, más con lo que pasó al final del torneo pasado, pero estoy trabajando duro para tener minutos", afirma Álvarez.

Pequeño y grueso, la contextura del volante deja muchas dudas sobre su estado de forma. A veces parece estar con algunos kilos de más y en otras se puede creer que así es su biotipo.

La verdad de las cosas es que Hernán Torres le giró una instrucción muy puntual: Trabaje lo físico si aspira a tener minutos. Y así lo ha hecho.

Álvarez ingresó como relevo al minuto 45 del duelo ante Carmelita y este domingo lo hizo al 62′, cuando reemplazó a Ariel Lassiter y le ofreció a la Liga una bocanada de aire fresco.

“Es importante tener ritmo. Creo que ayuda. Quiero aprovechar los minutos que me den", resaltó Álvarez.