Fiorella Masís. 15 mayo

Wálter Centeno estuvo cerca, pero se le escapó la posibilidad de buscar su primer título como técnico en la Primera División.

El entrenador de Saprissa vivió el juego en el Carlos Ugalde al límite. Evidenció impotencia, enojo y en pocos momentos satisfacción de lo que veía en la cancha.

Wálter miraba al cielo buscando explicaciones. Sus cambios no le daban los resultados esperados...

Fotografía José Cordero
Fotografía José Cordero

Al final, Centeno debió probar el trago amargo de la derrota y ver cómo su equipo se quedó con las manos vacías.

Fotografía José Cordero
Fotografía José Cordero
Fotografía José Cordero
Fotografía José Cordero
Fotografía José Cordero
Fotografía José Cordero