Esteban Valverde. 6 abril
En la imagen las planillas de Municipal Grecia y Herediano, ambos clubes involucrados en el escándalo que sacude la Primera División. Fotografía: Rafael Pacheco
En la imagen las planillas de Municipal Grecia y Herediano, ambos clubes involucrados en el escándalo que sacude la Primera División. Fotografía: Rafael Pacheco

Las confesiones hechas por Cristian González, exaccionista de Fuerza Griega, y los datos revelados por La Nación desde enero pasado arrojan indicios de una relación entre Herediano, Jafet Soto y Grecia que según los reglamentos podría provocar una intervención de FIFA en el fútbol nacional.

Según se lee en el Reglamento para la Concesión de Licencias de los Clubes del ente que rige el fútbol mundial en su artículo 9.1, la FIFA censura por completo la influencia de cualquier persona y organización en más de un club de un mismo torneo.

Para la FIFA hay un serio riesgo para la integridad deportiva de las competiciones si se da una situación como la descrita.

El artículo en su introducción sentencia: 'es de capital importancia que se proteja la integridad deportiva de las competiciones de clubes. A estos efectos, la FIFA y las confederaciones se reservan el derecho de intervenir y adoptar las medidas oportunas en cualquier situación en la que resulte que la misma persona física o jurídica está en posición de influir sobre la gestión, la administración y/o la actuación deportiva de más de un club que participe en la misma competición".

La Federación Costarricense de Fútbol por esto abrió una investigación en la Comisión de Ética; empero, se desconoce si la Comisión de Licencias también está trabajando el tema.

Consultado, el ente federativo afirmó que “serán estos (comités) los que inicien nuevas investigaciones o amplíen las que se encuentran en trámite, para determinar si existen conductas, por parte de algún club o dirigente del fútbol nacional, que ameriten alguna acción correctiva. Es por esto (...) que ni el presidente ni ningún miembro de la Federación se referirá en estos momentos a los casos en cuestión (...)”.

Los hechos. El propio Jafet Soto, quien es gerente de Herediano desde 2013, había aceptado en una entrevista con este diario a principios de año toda su injerencia en Grecia.

En la conversación concedida por Soto queda claro que el gerente de Herediano buscó patrocinadores para Grecia (“fui a poner la cara”), negoció con jugadores para que jugaran en otro equipo (“siéntese conmigo y firme con Grecia”), armó la estructura administrativa (“si uno ve una estructura que no sirve… ¡Fuera!”), acciones que parecían sobrepasar un convenio de cooperación, pero que él definía como asesoría. “Yo asesoro a quien me dé la gana”, justificó.

Ahora otro hecho fue el que reveló Cristian González, exaccionista de Fuerza Griega, quien pone al gerente rojiamarillo como comprador de acciones de Fuerza Griega, organización que hasta febrero era la que administraba al equipo de fútbol griego.

Aunque la mayoría de hechos involucran a Jafet Soto, son varios los integrantes de Herediano que han aparecido en la historia: el mensajero Pablo Campos y el asistente técnico Pablo Salazar, como directores de Fuerza Griega, la secretaria de Jafet Soto, Janury Morales, como presidenta de una sociedad a la que pidieron enviar una oferta de venta de acciones, y el vicepresidente de Fuerza Herediana, Orlando Moreira, quien pagó algunas letras de cambio por la compra de acciones.

González fue claro en que el trato se hizo en octubre del 2019, pese a que Soto en enero adujo que él solo funcionaba como un intermediario entre Fuerza Griega y un grupo inversor mexicano que estaba interesado en adquirir el equipo.

“Vendí el 50% de las acciones a Jafet Soto. Yo hice el negocio con él”, enfatizó.

Como pruebas están los cheques y letras de cambio en los que Jafet aparece claramente vinculado, debido a que las letras están a su nombre y los cheques salieron de una sociedad en la que él es presidente. El primer cheque tiene fecha de octubre pasado.

Ante esto, Soto en CRHoy dio a conocer que él lo que hizo fue prestarle el dinero a José Fernández, empresario mexicano - argentino que compraría las acciones, no obstante pese a que todo se dio en octubre, en enero el propio Fernández en conversación con La Nación había dicho que la negociación todavía no se había cerrado y estaban en conversaciones con Fuerza Griega.

Según el testimonio de Cristian González, Jafet Soto fue accionista de Fuerza Griega desde el 19 de octubre del 2019.

Diálogos con exaccionista de Grecia: ‘Vendí el 50% de las acciones a Jafet Soto’