Juan Diego Villarreal.   1 abril
Los griegos salieron insatisfechos con el trabajo del árbitro Henry Bejarano, ante Alajuelense. Fotografía: José Cordero

El gerente de Grecia, Fernando Paniagua, no pudo ocultar su frustración, ni se anduvo con rodeos al asegurar que la actuación del silbatero Henry Bejarano los perjudicó al anularle una anotación, que a su criterio fue válida frente a Alajuelense.

El partido estaba entonces 0 a 0, en mitad del segundo tiempo. La Liga anotaría en el 81′ el tanto que le dio la victoria.

Por su parte, el técnico manudo, Hernán Torres, afirmó que en la misma acción él vio falta contra un jugador de su equipo y por tanto la acción está bien invalidada.

"Henry Bejarano nos robó el partido. Así hay que decirlo. Nadie obstaculiza la visión de Bejarano. Ve que los dos jugadores de la Liga chocan entre sí, se caen y anula un gol legítimo a José Mora. No estamos diciendo ninguna mentira", indicó Paniagua.

El directivo griego añadió que si Grecia hacía el gol, la afición se vuelve en contra de Alajuelense y quién sabe qué hubiese pasado.

“Ahora le doy la razón a Jafet (Soto), que se queja de este tipo de cosas. Este martes voy a enviar una nota a la Comisión de Arbitraje y le voy a pedir que no nombren a Henry Bejarano en ningún partido de Grecia. Desde ahora es no grato para los compromisos del equipo de Grecia”, dijo.

Torres, por parte, manifestó en conferencia de prensa que él cree que la falta existió contra su equipo.

“Jalaron al jugador mío y lo tumbaron, hubo falta, me lo tumbaron. Son circunstancias del juego. Habrá que ver el video y verlo con más tranquilidad porque el video no miente”, sentenció Torres.