Por: Fanny Tayver Marín.   5 septiembre
Fernando Ocampo está muy complacido con el trabajo que realizan Luis Diego Arnáez, Fernando Sosa y Javier Delgado en la Liga. Foto: Graciela Solís

Fernando Ocampo nunca se había visto tan efusivo celebrando un gol como el domingo pasado, cuando Jonathan McDonald desde fuera del área envió un trallazo con su botín derecho hacia el ángulo de Kevin Briceño y que a la postre se convirtió en el gol con el que Alajuelense le ganó el clásico a Saprissa.

El jerarca de la Liga estaba en la cancha, muy cerca de la entrada al camerino y ahí felicitaba y abrazaba a cada uno de los integrantes del equipo.

La victoria contra los morados fue un desahogo para todos los manudos, incluido el propio presidente de los manudos.

“Estoy muy contento, me parece que ganarle a Saprissa respalda la confianza en el equipo que logramos armar en este campeonato. Para nosotros eran muy importantes los tres puntos, sobre todo porque no habíamos podido ganar en casa”, mencionó Ocampo.

Y agregó: “Se me pasó un poquito la mano en la euforia, era una presión importante y si no se nos daba ese resultado se nos iban a siete puntos y ya nos costaba un poquito. Esto nos da un empujón para lo que viene y a seguir luchando. Es importante que los muchachos vean de lo que son capaces y que se terminen de creer que están para pelear el campeonato”.

Ocampo reitera tener mucha fe tanto en los jugadores como en el trabajo que realizan Luis Diego Arnáez y sus compañeros del cuerpo técnico.

“Me siento muy contento por los muchachos, aparte de la alegría por el triunfo, me encuentro muy satisfecho al ver a un Mauricio Vargas, a Barlon Sequeira, me encanta ver el pundonor que Luis Diego Arnáez le impregna a Alajuelense y se lo dije a él, que las ganas que le pone es increíble. Usted lo vio al mediotiempo jalando gente, que presionen, es un entrenador que está conectado y eso a nosotros en la Junta Directiva nos ayuda mucho”, afirmó.

Ver más!

Ocampo se sienta a ver juego a juego de la Liga y considera que hay avance, que el equipo cada vez se nota más fuerte y que ya son pocas las bajas, un panorama muy distinto al que tenían los erizos al arranque del torneo.

José Luis Cordero y José Andrés Salvatierra siguen en recuperación; José Miguel Cubero viajó a San Carlos para el partido de este miércoles a las 7:30 p. m. en Ciudad Quesada y Kenner Gutiérrez, aunque no verá acción en este partido, solo tiene un golpe en la rodilla.

En lo que va de este Apertura 2018, este miércoles será la primera vez que la Liga no tenga en sus filas a Jonathan Moya, quien se encuentra con la Selección Nacional en Asia.

“Eso nos da un aliciente para lo que viene. Veo al equipo bien. Recortamos a un punto la lucha por el primer lugar y lo que queremos es que en este partido que viene contra San Carlos y el domingo en casa ante Heredia, realmente la Liga ratifique el nivel al que está llegando y que nos tiene contentos”, destacó Ocampo.

Pero él sabe que su equipo aún puede verse mucho mejor.

“Yo si creo que aún falta, hay que señalar que nos falta la incorporación de Maalique (Foster), que ya pueda jugar y, además, me parece que Róger (Rojas) ya empieza a incorporarse al grupo. Ya va volviendo a ser el Róger que conocemos tras la lesión y vamos a ir viendo una Liga más afinada en los próximos partidos”, apuntó.

Ocampo cuenta que le agrada convivir con los jugadores y por eso cada vez que puede los va a ver en las prácticas.

“Me gusta venir a los entrenamientos, el sábado estuve con ellos, a Mac lo vacilé, le dije que solo ocupábamos un golcito de él y vea, con el golazo que hizo, claro que uno bota la presión y me parece que el esfuerzo había que reconocerlo”.

Tras quitarle el invicto a su archirrival, los rojinegros se encuentran a un punto del liderato y esa lucha por el primer lugar con los morados le genera más emoción al torneo.

“Esto demuestra que sí somos protagonistas. A veces uno no se explica las críticas, yo sé que la Liga siempre es noticia para bien o para mal y hay gente a la que le gusta tirar de gratis, que solo está esperando eso. Yo les decía entre broma y broma que con este triunfo en el clásico me iba a tomar mi tiempo para leer con calma a esos que nos andaban tirando todos los días, para ver si se tomaban el tiempo para reconocer el trabajo que se hizo”, subrayó Ocampo.

Después de que Alajuelense le ganó a Saprissa en el Morera Soto, los manudos visitarán este miércoles a San Carlos. Fotografía: Rubén Murillo / Alajuelense

Sin embargo, contó que él habló claro con los integrantes de su club y les dijo que “un equipo como Liga Deportiva Alajuelense tiene siempre un grupo de detractores, es noticia, y a veces no se reconoce el esfuerzo que se hace".

El jerarca liguista aún no da por cerrada la planilla. El periodo de inscripciones cerrará el 18 de setiembre y si de aquí a ese día se presenta la opción de contratar a alguien más, los manudos procederían.

Pero Arnáez está contento con lo que tiene y la intención de Alajuelense es que no se le vaya ningún jugador, por más que ha existido interés de clubes de afuera por Róger Rojas y Jonathan McDonald.

¿Qué pasa si llega una oferta por un jugador? “Me siento con el muchacho a analizarla. Si alguien tiene una oferta concreta, que venga y nos sentamos a hablar. No le vamos a cerrar el espacio a nadie. Nosotros no andamos buscando que se vayan. Todos los agentes saben cuáles son los montos, si tienen ofertas, que me llamen y lo que les pedimos es que si tiene la oferta es por escrito, no llamen, ni le llenen la cabeza a los jugadores”, respondió el presidente manudo.

Reiteró que la Liga no va a entrar en ese juego porque no les gusta estar hablando de supuestos.

“La oferta por Róger no se rechazó, al final nos faltaron un par de detalles para ponernos de acuerdo, pero sí llegó y llegó una oferta por Mac formal, hablamos con él y ambos decidimos que lo mejor era no aceptarla. Era una buena oferta para Mac, muy buena para él, no tanto para el club. Él tiene mucho compromiso con el club, le hablé, le expliqué y lo entendió”, finalizó Ocampo.