Juan Diego Villarreal. 21 septiembre
Rodolfo Villalobos fue reelegido como presidente de la Fedefútbol para el período 2012-2023, en una asamblea que fue cuestionada. Fotografía: Grupo Nación
Rodolfo Villalobos fue reelegido como presidente de la Fedefútbol para el período 2012-2023, en una asamblea que fue cuestionada. Fotografía: Grupo Nación

A pesar de los intentos de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) por levantar su inmovilzación ante el Registro Público, lo cual le impide ante dicha entidad inscribir documentación, reglamentos, fiscales o bienes muebles e inmuebles, la prohibición continúa vigente.

Esto debido a que la última asamblea de la Liga de Ascenso, el pasado 17 de julio del 2020, también está siendo fiscalizada por encontrar motivos de inconsistencia, los cuales fueron alertados ante el Registro Público por el presidente del equipo de Curridabat, Víctor Granados. Este club perdió su categoría en la segunda división por una situación administrativa y fue a dar a Linafa.

“La Federación Costarricense de Fútbol al día de hoy se encuentra con su personería inmovilizada en el Registro Público, sección de personerías jurídicas, en razón que uno de sus asociados, la Liga de Ascenso, de acuerdo al tribunal administrativo, cometió una serie de irregularidades en la votación de la elección del Comité Ejecutivo el día 23 de agosto del 2019, en la cual se reeligió como presidente a Rodolfo Villalobos para el período 2019- 2023.". según dio a conocer Noel Ibo Campos, exvicepresidente de la Fedefútbol.

La resolución por parte del Registro Público quedó en firme desde el pasado 29 de mayo del 2020 y fue notificada a la Fedefútbol el 30 de junio del 2020. La misma fue ratificada el pasado 15 de setiembre según el expediente número DPJ-055-2019.

El exvicepresidente federativo explicó que el alcance de la resolución le impide a la Federación inscribir documentación, reglamentos, el fiscal o bienes muebles e inmuebles, de acuerdo con su experiencia como abogado.

Exfederativo Noel Ibo Campos explica inmovilización de la Fedefútbol

Por su parte, ante consultas de La Nación, la Fedefútbol aseguró que trabaja de forma normal en la parte administrativa, y que esta situación no pone en riesgo la organización del Mundial Femenino Sub-20 ni fogueos o preparación de las diferentes selecciones, incluyendo la masculina Mayor.

Sin resolver. Las inconsistencias que fueron dadas a conocer por el Registro Público, el 5 de marzo del 2020, fueron los votos de los delegados de Linafa estando la personería del asociado vencida, la participación como delegados de la Liga de Ascenso de miembros que no fueron nombradas para tal cargo por una asamblea general da asociados y no contar con el libro de actas debidamente legalizado en el Registro de Asociados al momento de la asamblea, exigidos por el artículo 17 de la Ley de Asociaciones.

“Para tal corrección, la Liga de Ascenso realizó una asamblea el 17 de julio del 2020, tratando de subsanar esas irregularidades para que la Fedefútbol fuera válida y eficaz. No obstante, esta asamblea también está siendo fiscalizada por encontrarse algunos motivos de inconsistencia de la misma, entre ellos que un asociado, (Uruguay de Coronado) votaron dos representantes (Silvia Cordero y Freddy Campos), según denunció el representante de Curridabat”, explicó Campos,

Además, la asamblea se realizó en forma virtual, por lo que tampoco tendría validez, pues en los estatutos de la liga no están estipuladas las asamblea virtuales. Así mismo. el acta de la asamblea fue firmada por un secretario interino, y no por el elegido durante la convocatoria.

“La inmovilización se mantendrá hasta tanto se presente por parte del apelante (Fedefútbol) el documento idóneo que subsane el defecto detectado o bien a través de la resolución judicial que resuelva el defecto de fondo ante el Tribunal procesal administrativo. Pero también puede corregirse convocando a una asamblea de la Fedefútbol para elegir la presidencia”, aseveró Campos.