Antonio Alfaro, Amado Hidalgo. 13 febrero
La Secretaría General, ocupada por Margarita Echeverría, tiene asignados $90.000 en salarios anuales, equivalentes a unos ¢4,5 millones al mes, según el presupuesto del 2018, del cual La Nación obtuvo copia. El Comité Ejecutivo considera que información sobre gastos de la Fedefútbol no debe ser de
La Secretaría General, ocupada por Margarita Echeverría, tiene asignados $90.000 en salarios anuales, equivalentes a unos ¢4,5 millones al mes, según el presupuesto del 2018, del cual La Nación obtuvo copia. El Comité Ejecutivo considera que información sobre gastos de la Fedefútbol no debe ser de "escrutinio público". Foto de: Diana Méndez.

¿Cuánto recibe cada integrante del Comité Ejecutivo por sesión ordinaria? ¿Cuál es la tabla de viáticos al exterior?¿Por qué recibe viáticos el dirigente que en los viajes no paga transporte, alimentación ni hospedaje? ¿Tienen los integrantes del Ejecutivo otros ingresos por puestos en Concacaf o FIFA?

La Fedefútbol decidió no responder las consultas de este diario y consignó la negativa por medio de una nota firmada por la Secretaria General, Margarita Echeverría. En ella garantiza que hay adecuados mecanismos de control, asegura que los asambleístas están bien informados, destaca que no han recibido queja alguna de ellos ni de FIFA y recuerda las numerosas auditorias externas de los últimos tres años y medio.

Algunos de esos estudios revelan, precisamente, que el control de dinero en la Fedefútbol estuvo lleno de vacíos, sobre todo en torno al Mundial Sub 17 Femenino jugado en nuestro país en el 2014.

A partir de entonces, y sobre todo tras la detección de Eduardo Li, los dirigentes ticos han pregonado transparencia a lo interno de la Federación. La respuesta firmada por Echeverría, sin embargo, deja claro que la información solicitada le concierne solo a ellos.

"Los gastos de la Federación no deben ser del escrutinio popular”, señala la respuesta, pese a que hay jurisprudencia de que su actividad es de interés público y debe rendir cuentas por ella.

Lo paradójico es que un miembro del actual máximo organismo de la Fedefútbol fue absuelto de una querella, favorecido por la tesis contraria al secretismo ahora argumentado.

El 22 de enero del 2016, Jorge Hidalgo Vega, actual director, y Juan Luis Hernández Fuertes, fueron absueltos en definitiva por el tribunal de Apelación de Sentencia Penal de San José, en la causa 11-048-335-PE. Estaban acusados de propalar una supuesta denuncia en contra de un dirigente, al que terceros vinculaban con la posible apropiación de parte de un dinero generado por el fogueo Costa Rica-Bélgica, del 26 de mayo del 2002.

El Tribunal ratificó la sentencia de primera instancia, considerando que los querellados se habían limitado a pedir una investigación, y a publicar una columna, el segundo, para que se aclararan los hechos.

Dice la sentencia que: “(…) quienes ocupan diversos cargos públicos, o sujetos a la publicidad, como es el caso de los que se encuentran nombrados o participan en forma directa en la actividad del fútbol, han decidido voluntariamente exponerse al escrutinio público, por ser una actividad pública y no privada.…. Además, por tener un grado de representación de equipos de fútbol, deben también explicaciones a los ciudadanos y a los seguidores de esos equipos, sobre la forma en que se administran los fondos producto de esa actividad delito”.

Viajes sin miseria

En esta oportunidad, los dirigentes niegan información que, hace 3 años, recién encarcelado Eduardo Li, dieron a este mismo medio sin ningún reparo (sobre gastos de bolsillo). Pese a ello, La Nación, logró obtener por otros medios parte de la información solicitada.

La situación de los dirigentes ha mejorado ya que en aquel entonces, 2015, ganaban $50 por sesión del Comité, y gastos de bolsillo para viajes por $125 diarios (en Centroamérica), $135 (en El Caribe), $145 (en Norte y Sudamérica) y $165 (en Europa, Asia, África y Oceanía).

Dichos montos subieron a $150, $160, $170 y $190 en el 2016, se incrementaron en $20 más en el 2017 y actualmente están en $190, $200, $210 y $230 por cada día que afuera del país, sin tener que dar cuenta de ellos. Las dietas por cada sesión de directiva subieron a $100. Cuando reciben viáticos en el país sí deben entregar facturas.

Además, los miembros del Ejecutivo y otros funcionarios, al viajar a reuniones o congresos, tienen pago el tiquete aéreo, el hospedaje y la alimentación. Incluso, si se trata de actividades de la FIFA o la Concacaf, esos organismos reconocen montos diarios durante la actividad.

Según un reportaje de La Nación del 6 de octubre del 2015, durante el 2014 y hasta su arresto en Suiza, Eduardo Li había recibido por gastos de bolsillo $25.938 (cerca de ¢41 millones al tipo de cambio de la fecha).

Para el pasado Mundial en Rusia, se aprobó un presupuesto extraordinario para que cada uno de los miembros del Ejecutivo, excepto tres, recibieran $225 diarios durante 15 días. Según eso, cada dirigente recibió $3.375 por gastos de bolsillo; y solo tenía que pagar su alimentación.

Pero tres miembros del Comité, Rodolfo Villalobos, Víctor Hugo Alfaro, y Sergio Hidalgo, uno como jerarca máximo, y los otros como presidente de la Comisión de Selecciones y Delegado, recibieron $450 diarios durante 20 días, o sea $9.000 cada uno. Según la fuente de La Nación, los tres, por sus investiduras, no tenían que asumir pago de comidas.

Presupuesto 2018

No fue posible conocer, por la negativa de la Fedefútbol, cuánto percibieron en total durante el año 2018 tanto Villalobos como sus compañeros del Comité. Lo que sí se pudo constatar es que en el presupuesto del 2018 (que no contemplaba el viaje a Rusia, pues para ello se elaboró uno extraordinario) se incluyeron $13.800 de gastos de bolsillo para esos dirigentes, así como $36.000 en dietas y $4.200 en alimentación local.

Los gastos proyectados para el año pasado, para el Ejecutivo, fueron de $95.637.76, un poco más de ¢57 millones, al tipo de cambio actual. Los egresos totales en el presupuesto del año ascendieron a $9.892.968.03, casi ¢5.980 millones, de los cuales cerca de $3.000.000 fueron egresos administrativos en relación con el funcionamiento de comisiones, personal administrativo, asambleas, seguridad, prensa, divulgación, etc.

Llama la atención que de ese rubro, el segundo lugar lo ocupa La Dirección de Comunicación, con $369.317,01 presupuestados, solo superado por los gastos de la Dirección Administrativa, con $412.795,34. En el top de egresos también se ubicó a la Dirección de Arbitraje, con $298.476.02 colones.

Otro de los rubros llamativos fue el de la Secretaría General, con un salario de $90.000 anuales, lo que equivale a la $7.500 mensuales (alrededor de ¢4.5 millones al tipo de cambio de hoy).