Cristian Brenes. 8 noviembre, 2017

El uruguayo Fabrizio Ronchetti llegó un acuerdo con la dirigencia de Cartaginés para no seguir en el club, pese a que le restaban seis meses más de contrato.

El finiquito será firmado este miércoles, luego de que ambas partes ultimaron los detalles y externaron los puntos de vista en los que diferían para continuar la relación laboral. El delantero no se entrenaba desde hace una semana y tampoco estuvo en la convocatoria en los últimos tres partidos de los brumosos.

Fabrizio Ronchetti (der.) después de una goleada de Carmelita sobre Cartaginés en el Fello Meza. Junto a Irving Calderón (centro), el delantero intenta calmar a Kevin Fajardo, quien ya tampoco forma parte del Cartaginés.
Fabrizio Ronchetti (der.) después de una goleada de Carmelita sobre Cartaginés en el Fello Meza. Junto a Irving Calderón (centro), el delantero intenta calmar a Kevin Fajardo, quien ya tampoco forma parte del Cartaginés.

Él nos manifestó que no se sentía a gusto con algunas decisiones y nosotros manifestamos algunas cosas que creíamos convenientes, así que se charló y se llegó a un acuerdo en el que todos salimos conformes. Desde el puntos de vista deportivo, fuera de lo económico, las dos partes entendimos que era lo mejor no seguir”, afirmó Martín Arriola, director deportivo de la institución.

Al ser preguntado si la salida de Ronchetti se da por un disgusto del futbolista ante los atrasos salariales, Arriola recalcó que el tema no fue tocado por el charrúa al darse las negociaciones y terminar con el vínculo.

"Lo económico no fue la razón que nos dio el jugador para terminar el contrato. En ningún momento mencionó la parte económica. No enfatizó las razones deportivas, solo manifestó su decisión de no seguir", señaló el dirigente.

Esta versión contrasta con la de Diego Aguilar, representante del ariete, quien reconoció que en lo futbolístico hay muchos aspectos a analizar, pero lo financiero no se puede descartar.

Lo salarial es uno de los temas. Para nadie es un secreto que los pagos han estado atrasados. Cartaginés venía con una deuda desde antes con Fabrizio y sé que ha habido voluntad por parte de una persona de la junta de honrar esa deuda", recalcó Aguilar.

Fabrizio no gozó de regularidad en el Torneo de Apertura, se perdió los primeros tres juegos del equipo por sanción, tras la roja que recibió con Saprissa en la final del Verano 2017 ante Herediano, y tuvo que ponerse a punto en lo físico, luego de los problemas que arrastraba tras su paso por el conjunto morado.

En el Apertura solo inició como estelar en cinco compromisos, acumuló 508 minutos en 12 partidos (30% minutos posibles) y consiguió dos anotaciones, una ante Guadalupe en la jornada ocho y otra más contra la UCR en la fecha 12.

De esta forma terminó el segundo paso del uruguayo con los brumosos. El delantero llegó por primera vez a la Vieja Metrópoli en el Verano 2015, certamen en el que marcó cuatro tantos en 15 juegos. Para el Invierno 2015 disputó 20 compromisos y logró siete dianas. Mientras que en el Verano 2016 únicamente abombó las redes dos veces en 17 presentaciones.

Tras salir de Cartaginés fichó con los morados, equipo en el que disputó 35 choques y convirtió 12 anotaciones. Fabrizio arribó a Costa Rica para militar con Pérez Zeledón en el Verano 2014, conjunto con el que logró 20 festejos en 39 apariciones.

El representativo centenario separó hace dos semanas a Marco Madrigal, Kevin Fajardo y Sergio Córdoba.