Fútbol Nacional

Exdirectivo de Alajuelense: ‘David Guzmán debe ser investigado y sancionado’

Abogado Aquiles Mata considera que tildar a los aficionados de ‘pachucos’ es un término ofensivo y que eso está contemplado en el Reglamento Disciplinario

El especialista en derecho y exdirectivo de Alajuelense Aquiles Mata cataloga como muy llamativos una serie de hechos que se han presentado en los últimos partidos con el futbolista del Saprissa David Guzmán.

A su criterio, esas situaciones no pueden pasar desapercibidas y asegura que el Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) debería investigar al contención morado.

Todo surge alrededor de la jugada de la discordia, en el primer pulso de la semifinal entre Saprissa y Herediano, cuando Guzmán cayó al piso desvanecido y que en primera instancia, provocó la expulsión de Gerson Torres como supuesto agresor.

Sin embargo, después de unos minutos, al réferi lo alertaron de que su apreciación fue errónea y anuló la roja. A partir de entonces, surgieron todo tipo de comentarios a raíz de la controversial acción, máxime que Berny Ulloa afirma que el central debió amonestar a David Guzmán.

Después del partido del domingo, en el que Saprissa superó a Herediano en semifinales con un global de 3 a 1 y pasó al fase final para disputar con Alajuelense el boleto a la gran final, Guzmán atendió a los pocos medios de comunicación que tienen acceso a los estadios para reportear en los partidos, porque a pesar de la apertura para la afición, no hubo cambios en cuanto a los protocolos para la prensa.

Guzmán no se guardó nada contra sus detractores y catalogó de absurdo que se llegara a pensar que fingió haberse desmayado en el campo, para que expulsaran a Gerson Torres.

Se ve lo pachucos que son (aficionados). Con la salud no voy a jugar y menos sabiendo que mi esposa estaba en el estadio ese día y ella está embarazada, así que no voy a jugar con esto”, señaló el contención en Radio Columbia.

Él está tratando de pachucos al público en general, hay una frase totalmente discriminatoria y fuera de tono”, mencionó Aquiles Mata, quien asegura que ese es un término muy despectivo y ofensivo para referirse a la afición.

Considera que basta con repasar el significado de la palabra ‘pachuco’ en el diccionario de la Real Academia Española: “Dicho de una persona: De habla y de hábitos no aceptados socialmente” y que también ahí mismo tiene esta referencia: “Jerga de maleantes, de jóvenes y, en general, de varones”.

Por eso es que Aquiles Mata está convencido de que esas declaraciones dan pie para una sanción.

Con el Reglamento Disciplinario en mano, señala que por una parte el artículo 44 hace referencia a manifestaciones ofensivas y amenazantes por medios de comunicación colectiva.

“Todo jugador, directivo, fiscal o personal deportivo o administrativo u oficiales de un club afiliado, que se expresase por cualquier medio de comunicación colectiva, incluido por medio de aplicaciones públicas de Internet o redes sociales, de manera amenazante, ofensiva, difamatoria, calumniosa o injuriosa contra cualquiera de las personas físicas o jurídicas indicadas en el artículo tres de este reglamento incluyendo a los árbitros, será sancionado con multa de ₡400.000 la primera vez, con ₡450.000 la segunda vez y con ₡500.000 las veces siguientes. Adicionalmente y por la tipicidad del hecho, se hará acreedor a las sanciones que correspondan, según lo establecido sobre el juego limpio”.

Más artículos. Mata también sacó a colación lo que versa en el artículo 38 del reglamento, sobre faltas muy graves dentro de un partido de fútbol, en el que se cita que considerando la gravedad de la falta, a quien siendo o no expulsado del terreno de juego, cometa alguna de las faltas señaladas en este artículo contra oficiales, oficiales de partido y aficionados, tendrá un castigo.

“Será sancionado con una suspensión de tres a cuatro partidos y una multa de ₡175.000 por insultar, provocar, ofender o amenazar o utilizar lenguaje ofensivo, grosero u obsceno y/o gestos de la misma naturaleza contra oficiales y oficiales de partido, así como a miembros de la Cruz Roja o grupo de apoyo análogo o a la Autoridad Pública, personal de prensa, comunicadores o empresas de comunicación debidamente acreditados, aficionados o público en general”.

Aparte de las declaraciones emitidas por Guzmán, Aquiles Mata también cree que el Disciplinario se equivocó al no revisar lo sucedido en la acción de la discordia.

“El Tribunal debió investigar de oficio la conducta de este muchacho en el partido”, asegura quien considera que Guzmán nunca sufrió una descomposición y que debía investigarse si faltó al juego limpio al quedarse tendido.

“Ahora debe hacerlo (investigarlo) por conductas realizadas por él, sobre todo lo que manifestó en medios de comunicación, que atentan contra disposiciones del Reglamento Disciplinario”.

Mata recordó que en el artículo 36, inciso 2 dice que es un motivo de sanción o una falta leve y que se suspenderá con un partido al jugador que pierda tiempo deliberadamente.

“Eso atenta contra el juego limpio y ese podría ser el caso de David. También está lo que dice el artículo 37, inciso 6, del mismo reglamento Disciplinario que señala que haber fingido una falta induciendo al árbitro a error o engaño y aquí hubo un error, porque el árbitro expulsó a un jugador; por suerte que rectificó, porque alguien le ayudó a hacerlo”, recordó.

Y agregó: “Por estas conductas, David Guzmán debe ser investigado y sancionado como corresponde, haciendo una interpretación de normas, porque los aficionados también son parte del espectáculo y el artículo 3 del mismo reglamento los encasilla como personas parte del espectáculo, en el inciso 7″.

El domingo pasado, Guzmán siguió sacudiéndose y afirmó que él no tenía por qué darle explicaciones a nadie, porque hay un dictamen médico y luego se hicieron más evaluaciones.

“Más allá de lo que digan, que incluso la prensa habló mucho de esto... pues yo no voy a mentir jamás”, dijo el mediocampista.

Horas antes de que se dieran a conocer las sanciones el viernes pasado, el departamento médico del Saprissa detalló que “Guzmán sufrió un trauma craneoencefálico (cabeza) al golpearse con el hombro de un jugador adversario y presentó sensación de mareo. Se le realizó todo el protocolo de conmoción cerebral y se dio el visto bueno”.

El lunes, el doctor de Saprissa, Esteban Campos, aclaró en ‘La Teja’ que Guzmán no sufrió una conmoción cerebral y que fue una contusión simple, por lo que él continuó en el partido sin problemas. Además, el Colegio de Médicos podría realizar una investigación sobre lo ocurrido con David Guzmán en ese partido.

El jueves a las 6 p. m. será el primer clásico de la fase final, en Tibás; mientras que el domingo, a las 5 p. m., empezará el pulso definitivo entre Alajuelense y Saprissa en el Morera Soto. Uno de los dos avanzará a la gran final contra Herediano.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.