Berny Ulloa y Greivin Porras aseguran que los jugadores le tomaron el control del juego

Por: Gabriel Vargas B. 25 mayo, 2013
 Randall Poveda dirige la final en Heredia | RAFAEL PACHECO
Randall Poveda dirige la final en Heredia | RAFAEL PACHECO

San José (Redacción).  Dos exárbitros nacionales catalogaron como “mala” la actuación del árbitro central Randall Poveda y sus asistentes, en el juego de vuelta de la final entre Herediano y Cartaginés.

Un dudoso penal sobre del zaguero brumoso José Villalobos Chan sobre el florense Víctor Núñez al minuto 37 fue la gota que derramó el vaso en el Eladio Rosabal Cordero, jugada en la que se fue expulsado el defensor y capitán cartaginés.

Berny Ulloa y Greivin Porras concordaron en que a Poveda se le está saliendo de las manos el juego, y qué está permitiendo mucho contacto entre los jugadores.

“Hasta el momento la actuación ha estado muy mal, le están ganando la partida los jugadores. Han habido dos agresiones de un jugador florense (Ismael Gómez); la primera ajustada, la segunda le propina un codazo a Carlos Johnson”, comentó Porras.

En cuanto a la acción del penal, el exsilbatero consideró que se equivocó el asistente uno, Osvaldo Luna, al marcar una “falta que no existió”.

Su colega Berny Ulloa concordó con Porras, y agregó que Poveda debió haber expulsado al herediano Ismael Gómez.

“Es increíble que estando tan cerca del codazo no haga nada, es una acción de expulsión. Se nota muy nervioso”.

Etiquetado como: