Manuel Baltodano. 22 julio

Esteban Rodríguez llegó para este torneo al Deportivo Saprissa como uno de los hombres de confianza del técnico Wálter Centeno, quien lo dirigió en su paso por el Municipal Grecia. El volante, con pasado rojinegro, asegura que ser futbolista morado no es muy diferente a vestir los colores rojinegros, pues la exigencia en ambos conjuntos es sumamente alta y deben aguantar mucha presión.

Esteban Rodríguez tuvo participación en el Clásico sin Colores, donde se enfrentó a Alajuelense. Fotografía José Cordero
Esteban Rodríguez tuvo participación en el Clásico sin Colores, donde se enfrentó a Alajuelense. Fotografía José Cordero

“No hay ninguna diferencia entre jugar en Alajuelense y Saprissa, hay que ser muy profesionales en esto y yo me entrego sea cual sea la camiseta que defiendo, aunque es lógico que jugar con Saprissa es un compromiso muy grande porque sabemos que debemos ganar en cualquier parte donde vayamos a jugar”, expresó el volante.

El volante ya conoce la idea de juego del Paté y se centra solo en entrenar para convencerlo y ganarse un lugar en el once estelar del cuadro morado. El pasado sábado empezó como titular ante San Carlos, partido en el que los tibaseños no pudieron contar con varias de sus figuras por suspensión, llamados a la Selección Nacional Preolímpica y vacaciones, como Christian Bolaños.

“Me sentí muy bien en mi debut con Saprissa, conozco a Centeno y me estoy esforzando bastante para ganarme un cupo, aunque sabemos que nos faltan jugadores importantes”.

El futbolista es consciente de que cuando todo el plantel esté de nuevo a disposición del cuerpo técnico, será una competencia difícil por el puesto en el once inicial de cada partido, pero es consciente de que así mejoran todos y es parte del reto de pertenecer a un equipo grande.

“La competencia es buena, es bastante difícil como tiene que ser y lo importante es que nos la ponemos dura y el que decide al final es el entrenador”, mencionó Rodríguez.

El jugador empezó su carrera en las filas del conjunto erizo, donde se mantuvo hasta el 2010, jugó cuatro torneos en el Municipal Grecia, donde coincidió con Wálter Centeno, quien ahora lo dirige en Saprissa.

En el equipo morado también está el exmanudo Jean Carlo Agüero, que cuenta con la confianza de Paté y formó la dupla de centrales con Alexánder Robinson en el primer encuentro del Apertura frente al campeón nacional, San Carlos.