Manuel Baltodano.   2 mayo

Esteban Ramírez tiene un año de vestir la camiseta de San Carlos, equipo para el que tuvo palabras de elogio en la conferencia de prensa previa al último juego de la fase regular, ante la Asociación Deportiva Carmelita (1-3).

Ramírez admitió que está muy satisfecho en esta etapa con los Toros del Norte, del que destaca el proyecto que manejan a nivel dirigencial y que lo hace sentir igual o incluso mejor que en un equipo grande.

Admite que no se esperaba vivir un momento tan dulce con el equipo del cantón alajuelense. Incluso, no se planteó salir del Herediano, pero hoy no se cambia por nadie. Aseguró que él no tomó la decisión de dejar el cuadro rojiamarillo, aunque ahora se siente sumamente contento.

“Es un año que no cambio por nada. No lo vi venir, no me lo esperaba, no me imaginé siquiera salir de Herediano, pero la vida da muchas vueltas. No fue una decisión porque yo no tomé la decisión de salir de Herediano, no voy a mentir con eso, pero se dio en 20 minutos en una reunión, entonces no fue algo pensado, pero imagínese qué afortunado me siento hoy”, declaró el volante.

El futbolista explicó cómo se dio su llegada al cuadro dirigido por Luis Marín, y lo que lo atrajo a estampar su firma con el equipo que en ese momento venía llegando de la Liga de Ascenso.

“En la primera y creo que la única conversación que tuvimos para mi incorporación al club, fue vital darme cuenta de que había un proyecto, y eso es muy difícil encontrarlo en un club local. Casi ninguno tiene un proyecto con un norte bien definido (...) cuando me comunico me doy cuenta de que el proyecto va en serio y las condiciones fueron las mismas que yo ya tenía en un club grande”.

Y agregó: “Cuando llego acá me encuentro con cosas así de buenas e incluso me atrevo a decir que mejores que en clubes grandes, precisamente por el norte que lleva el proyecto de San Carlos”.

Esteban Ramírez (izquierda) disputa el balón con el defensor rojinegro Allan Miranda (derecha) en el partido de la jornada 3 del Clausura 2019 entre Alajuelense y San Carlos en el Estadio Alejandro Morera Soto. Foto: José Cordero.

El volante, además, mencionó que lo positivo de encontrarse en este momento bajo las órdenes de Luis Antonio Marín no se limita solo a la parte dirigencial y administrativa del equipo norteño, sino que esa estructura sólida del club se ve reflejada también en la cancha, en el ámbito deportivo, que es lo más importante para el futbolista.

"Los resultados se dan de inmediato, por lo que en la parte deportiva, que es la única que debería importarme, me encuentro con similitudes en relación con la carrera que he tenido que ha sido en equipos grandes. Lo que he vivido en este año ha sido lo mismo que en un club grande en la parte deportiva", afirmó el futbolista.

Ramírez señaló que parte importante del proyecto del equipo es la identificación de la gente con el club y el sentimiento de pertenencia de todo el cantón, pues es un cantón muy grande y que sueña con coronarse por primera vez en su historia como campeón nacional.

El jugador ha desarrollado su carrera principalmente en equipos tradicionales. Debutó en el Deportivo Saprissa en el 2007, fue campeón con los morados varias veces, tuvo un breve paso por la Universidad de Costa Rica y en el 2010 llegó a la provincia de las flores para vestirse de rojiamarillo, unos colores de los que se enamoró y que lo han llevado a admitir que desde niño es seguidor del Herediano.

Con el cuadro florense fue parte del plantel que acabó con una sequía de 19 años sin títulos, repitió y se coronó en total cinco veces campeón nacional con el equipo de sus amores hasta que hace un año salió del club para recalar en San Carlos, un equipo que acababa de ascender a la Primera División, pero que desde su llegada ha sido protagonista infaltable en la lucha por el cetro.

Tras asegurar el liderato con el triunfo ante Carmelita, los dirigidos por Luis Marín tienen asegurada una eventual gran final, pero por ahora se concentran en las semifinales, instancia en la que deberán enfrentar al Herediano. El partido de ida será en el Estadio Eladio Rosabal Cordero el domingo 4 de mayo a las 8 p. m.