José Pablo Alfaro Rojas. 22 marzo

En Escocia son futboleros. Después del trabajo se dirigen a los pubs, toman cerveza y whisky, hablan de fútbol y política. Hay dos equipos que predominan en las portadas de los diarios, el Celtic y el Rangers (como aquí). Entran a trabajar a los 9 a. m., pero antes desayunan fuerte, la mayoría de veces beaked beans, unos frijoles grandes en salsa, con tocineta y salchicha.

El 40% de la población se mueve en transporte público; trenes, tranvía y buses. Casi no hay presas, el salario mínimo es alto y la comida... poco saludable. En el almuerzo lo habitual es un sándwich y en la cena pescado y papas fritas. Les encanta lo frito, y es difícil conseguir ensaladas y vegetales.

A Luis Loría, un economista tico (y muy futbolero) que reside en Aberdeen desde hace cuatro años, le cuesta un mundo conseguir fresco de mora. No son nada comunes las bebidas naturales, tampoco el arroz ni los frijoles. Aunque admite, en los supermercados se consigue casi de todo.

Luis Loría, el tico que reside en Escocia, posa frente al puente que se utilizó para filmar la película de Harry Potter.
Luis Loría, el tico que reside en Escocia, posa frente al puente que se utilizó para filmar la película de Harry Potter.

Luis tenía cuatro años cuando Costa Rica venció a Escocia en Italia 90, pero desde que migró a Aberdeen le parece mentira que los escoceses recuerden con tanta lucidez aquel partido.

“Se acuerdan del gol de Juan Cayasso, de la jugada. Fue como una cuestión de shock para ellos”, explica Loría, quien viaja en bicicleta al trabajo y, desde que llegó, no tiene problemas con dejar su auto abierto.

(Video) Óscar Ramírez recordó su debut mundialista con La Sele en Italia 90

A diferencia de lo que sucede en algunos países del mundo, en Escocia pueden reconocer a Costa Rica en un mapa. No hay confusiones con Puerto Rico y hay una referencia bastante clara sobre el crecimiento futbolístico de nuestro país, quizás a causa de las gestas históricas de Italia 90 y Brasil 2014.

Reconocen a Keylor Navas y a Joel Campbell incluso por sobre Christian Gamboa, quien milita en el Celtic, uno de los clubes más populares del país.

Los jugadores de la Sele entrenaron en Escocia bien abrigados, ante el frío clima que se vive en este país. Fotografía cortesía de la Fedefútbol.
Los jugadores de la Sele entrenaron en Escocia bien abrigados, ante el frío clima que se vive en este país. Fotografía cortesía de la Fedefútbol.

Cuenta Luis que los escoceses son agradables y muy nacionalistas. La bandera del país es la que cuelga en la mayoría de lugares, por encima de la de Reino Unido, y aprovechan cada actividad festiva para portar el traje tradicional conocido como tartán, visto en Costa Rica, básicamente, como una enagua de cuadros.

En esta nación europea el fútbol está en crisis. Hay una desilusión por la ausencia constante en los torneos importantes. Desde 1998, cuando quedaron eliminados en la primera ronda del Mundial de Francia, Escocia no asiste a una cita importante. A la Euro no llega desde 1996.

Quizás les sirva como consuelo el rugby, un deporte muy arraigado, al punto de ser tema de conversación en los pubs y de llenar estadios con frecuencia.

"Aquí se paga muy bien. Lo impresionante de Escocia es que el salario mínimo es bastante alto. Se puede vivir bien con un salario mínimo", explicó Luis Loría, tico que radica en Escocia desde hace cuatro años.

En la nómina actual destaca el lateral izquierdo del Liverpool inglés, Andrew Robertson, y el juvenil del Manchester United, Scott McTominay. En general, es un equipo discreto con pocas figuras de renombre y un técnico recién nombrado, Alex McLeish.

Este entrenador enfrentó a Costa Rica en Italia 90, en la cúspide de su carrera como futbolista.

Aunque ciertamente el personaje más conocido del país es un entrenador: Alex Ferguson, el estratega más exitoso de la historia de los Diablos Rojos.

Sal en la herida. Entre la prensa escocesa, el personaje tico más buscado tiene nombre y apellido: Juan Cayasso. Quien anotó el único gol de la victoria frente a los escoceses en Italia 90, reconoce que ha recibido llamadas frecuentes de periodistas para preguntarle sobre aquella anotación.

A Cayasso le sorprende escuchar que a estas alturas, 28 años después del juego, todavía se hable de la anotación en Escocia, y más aún la percepción que se tiene de él.

“Fue un golpe duro para ellos. Al final ellos me ven como el personaje que los humilló. Me dicen que soy muy conocido allá, pero hasta hace unos años me enteré que para ellos había sido muy duro perder en aquel partido”, explicó Cayasso.

Atendió vía teléfonica a varios periodistas de este país que, en la mayoría de casos, reconocieron que aquel gol frustró sus ilusiones y golpeó con dureza al país.

A las puertas de un nuevo enfrentamiento, en otra realidad y con otros futbolistas, Cayasso espera que el equipo dirigido por su excompañero, Óscar Ramírez, consiga una nueva victoria.

“Machillo está en medio de la tormenta. Al final, por todo lo que se ha dado, por Brasil 2014 e Italia 90, para ningún entrenador es fácil. Costa Rica tiene expectativas muy altas y eso complica, pero a Óscar se le puso para una misión que es el Mundial”, recalcó el exjugador.