Fútbol Nacional

¿Quién dice que Saprissa llega más cansado que Alajuelense?

‘La Nación’ comparó la cantidad de partidos de los morados y los manudos en la temporada, las semanas largas que tuvieron hasta ahora y las planillas, para determinar si es real lo que los propios saprissistas recalcan

El propio técnico de Saprissa, Mauricio Wright, expuso su preocupación por carecer de tiempo para entrenar, ante la agenda tan saturada de su equipo, en disputa de dos torneos (Apertura 2021 y Liga Concacaf). Incluso, los futbolistas tibaseños también recalcan una y otra vez que apenas si tienen tiempo para recuperar.

Es más, para el último duelo ante Jicaral (0 a 0) no estuvieron Christian Bolaños, Mariano Torres y Jimmy Marín por problemas musculares, quizás en parte derivados por el calendario tan apretado, al que también se le suman los partidos de la Selección para quienes son convocados. Todo esto se presenta justo antes de visitar a Alajuelense el próximo sábado en el Morera Soto (7 p. m.).

El día en el que la S se mida a la Liga contabilizará seis partidos en 17 días, es decir, en promedio menos de tres días entre un choque y otro en esta última seguidilla y antes del parón del campeonato aún les resta visitar al Comunicaciones, por la vuelta de los cuartos de final del certamen del área (próximo miércoles 3 de noviembre).

Así mismo en los tres meses que va de temporada registran 22 compromisos jugados.

Jicaral - Saprissa

Ante todo esta realidad, ¿es cierto que el Monstruo llega en desventaja para el choque con su archirrival?

Antes de dar una respuesta propia, si solamente nos quedamos con las palabras de Wright del viernes anterior (luego de medirse a los chapines y previo al partido con Cartaginés y el viaje a Jicaral), se podría decir que es cierto que están más desgastados que los rojinegros.

“No hemos contado con mucho tiempo para trabajar en cancha. Este ha sido un tema para nosotros, porque hemos tenido muchas semanas cortas y la mayoría de los equipos están enfocados en solo un torneo, mientras que nosotros hemos venido lidiando con dos. Esto nos acorta las semanas de trabajo y nos queda apostar a mucha pizarra y video, porque casi no podemos hacer trabajos en cancha por el tema de desgaste y la recuperación”, dijo el estratega.

Sin embargo, al comprarlo con el presente de los manudos, las diferencias son mínimas. No hay duda en que lo de Saprissa es un trajín absoluto que los lleva al límite en lo físico y lo mental, pero veamos los números que nos llevaron a la conclusión anterior.

Si bien, al llegar al Morera los tibaseños tendrán seis juegos al hilo sin gozar de una semana larga, entre el 14 y el 30 de octubre, lo del León es muy similar, con cinco compromisos en 19 días entre el 12 y el 30 de octubre.

Es más, hasta este instante los rojinegros apenas han disputado un encuentro menos que su eterno adversario en el mismo periodo de tiempo (21, en tres meses).

Otro detalle es que la carencia de semanas completas de preparación, entre una presentación y otra, es un problema que afecta casi por igual a los dos planteles más mediáticos del fútbol tico: Saprissa tuvo tres hasta ahora y Alajuelense cuatro.

No hay que olvidar que los manudos hasta cambiaron tres veces de entrenador, aunque esa es una decisión propia de ellos que retarda la puesta a punto y no parte de lo que se analiza en esta nota.

En medio de tantas complicaciones para ambos clubes, lo cierto es que por ahora la urgencia es mucho mayor en unos tibaseños que perdieron el paso: únicamente sumaron tres puntos de los últimos nueve (tres empates) y se sostienen con uñas y dientes del cuarto lugar. Mientras que los erizos enderezaron el rumbo y con Albert Rudé se dejaron 10 de las 12 unidades que disputaron.

“Necesitamos sumar de a tres, para nadie es un secreto, porque estamos en una posición incómoda en la tabla. Nos mantenemos en zona de clasificación, pero no hay margen de error y si queremos estar en lo más bonito del torneo hay que sumar de a tres. Enfrentamos a un gran rival, pero es un clásico y vamos a ir por los tres puntos. Hay poco tiempo para trabajar, para nadie es un secreto, pero debemos ser autocríticos, ver en qué estamos fallando y corregirlo”, manifestó Ricardo Blanco.

Un argumento con el que sí puede defenderse Mauricio Wright y todo el Saprissa es que su plantel es más corto que el de Alajuelense, en cuanto a alternativas de recambio para afrontar los diferentes compromisos de su temporada.

Incluso, en la Liga se vive una lucha de tú a tú por el puesto de “9″ titular entre Marcel Hernández y Gabriel Torres, así mismo, en el medio del campo Celso Borges pelea por encontrar un espacio y en la zaga hasta el mexicano Daniel Arreola estuvo en el banco en el último compromiso.

El propio técnico erizo, Albert Rudé, reconoce que tiene muchas cartas en su baraja y por lo mismo, no hay excusas.

“Tenemos una plantilla amplia y que da muchas opciones. Podemos buscar espacios, buscar las laterales, tenemos muchos jugadores de calidad y eso permite adaptarse a muchas circunstancias”, dijo el español

Caso contrario, los morados suelen recargar el peso en sus hombres de siempre ante la falta de más competencia interna: Kendall Waston, Ricardo Blanco, Aubrey David, Mariano Torres, Christian Bolaños y Jimmy Marín.

La S hasta carece de un centro delantero encendido que sea su referente, eso sí, sus goles se reparten y es el club que más anota en el certamen.

Cristian Brenes

Cristian Brenes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre el Cartaginés.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.