Manuel Baltodano. 24 mayo

El volante de Guadalupe F.C., Erick Marín, fue diagnosticado nuevamente con cáncer en su abdomen.

Está es la tercera vez que el jugador sufre de esta enfermedad. La primera fue un cáncer testicular; luego, en el torneo pasado, el jugador anunció en conferencia de prensa que debía retirarse por la reaparición de las células malignas en el abdomen y los ganglios linfáticos, y ahora la dolencia reaparece en su zona abdominal, según confirmó su hermano a La Nación.

“Sí, le volvió. Le están haciendo exámenes en el hospital para ver cómo está el cuerpo y la situación de la enfermedad para luego someterlo a tratamiento, que ahora será más fuerte".

Según el menor de los Marín, el jugador de Guadalupe está bien y la familia tiene mucha fe de que él salga adelante de esta situación.

“Él está bien dentro de lo que cabe. Están esperando tener todos los resultados para determinar la situación real y empezar un tratamiento, que puede ser más fuerte. Nosotros confiamos mucho en Dios de que él va a salir de esta”, mencionó Miguel.

En el 2017 fue la primera vez que Marín fue diagnosticado con cáncer en el testículo. En ese momento, prefirió mantenerlo en secreto por considerar que no sería necesario su retiro prolongado de las canchas.

Erick Marín regresó a las canchas el 11 de noviembre anterior en el partido frente a Alajuelense Foto: Rafael Pacheco
Erick Marín regresó a las canchas el 11 de noviembre anterior en el partido frente a Alajuelense Foto: Rafael Pacheco

Así lo explicó el propio Erick, en conferencia de prensa del 29 de julio anterior, cuando anunció su retiro temporal para tratar nuevamente el cáncer: “Hace año y medio tuve cáncer de testículo, del cual fui sometido a operación, que fue un éxito. Por un golpe, el testículo se me inflamó. Por ese golpe el tumor se me encapsuló ahí, lo sacaron todo y fue mínimo lo que se salió y tuvieron que ponerme una quimio. Seguí con tratamientos y tras resonancias y ultrasonidos salieron dos manchas en mi pecho. Había tres ganglios que tenían que sacar, sacaron dos y el tercero se desmoronaba, por lo que me van a dar quimioterapia preventiva”.

El futbolista regresó a las canchas el 11 de noviembre reciente, en el último partido de la fase regular entre Guadalupe y Alajuelense. Ese día ingresó de cambio en el minuto 85 en reemplazo de Fabrizio Ramírez y fue ovacionado por toda la afición en el Coyella Fonseca.

Los hermanos estuvieron presentes el domingo anterior en el estadio Ernesto Rohrmoser de Pavas apoyando a la Asociación Barrio México en el partido frente a San Luis Puntarenas por la final de LINAFA. Ahí, Erick dijo estar sometiéndose a unos exámenes sin entrar en detalles.