Fiorella Masís. 22 abril

Todo era alegría en el Morera Soto, los aficionados rojinegros celebraban a lo grande y no era para menos, Alajuelense le ganaba de forma contundente a Saprissa en el inicio de la cuadrangular.

Era el panorama ideal para soñar con el ansiado título. Algo así como una dosis de motivación para enfrentar el resto.

Henrique Moura acaba de anotar el 3-3 y da rienda suelta a su algarabía. También se suma Mariano Torres (der.). Fotografía: Mayela López
Henrique Moura acaba de anotar el 3-3 y da rienda suelta a su algarabía. También se suma Mariano Torres (der.). Fotografía: Mayela López

Un 3-0 sin apelaciones y merecido, pero faltaba mucho y eso Saprissa sí lo tuvo claro.

Tal vez el error de la Liga fue creerse vencedor y la S castigó.

El jolgorio terminó siendo una tragedia impensable y un 3-3 definitivo que para Alajuelense solo puede tener sabor a derrota y humillación.

Además de desaprovechar la ventaja de tres tantos, también le provoca un golpe anímico que puede ser contundente en las siguientes jornadas.

Y la suma sigue, porque dos de sus pilares se fueron expulsados. Primero fue Jonathan McDonald (89’) y después José Salvatierra (90’+4).

Es decir, los más de 90 minutos se traducen en pérdidas.

No hay forma de que la Liga le vea una a Saprissa en el Clausura. Tres partidos y ninguna victoria. Dos de ellos empates en su propio patio.

De nuevo el visitante supo bajarle los ánimos al local.

Dominó el primer tiempo, planteó el juego como mejor le servía y su rival lo esperó.

Ese lapso estuvo falto de emociones, pero las pocas que hubo estuvieron en la portería de Patrick Pemberton, quien con su actuación también pasó del cielo al infierno.

El descanso le sentó bien a los erizos, quienes regresaron con una ofensiva contundente.

Un gol por minuto y la fiesta empezó. José Miguel Cubero (48’) y Jonathan McDonald (49’) fueron los autores.

Dos minutos de alegrías que pudieron ser letales.

En estas líneas se hubiera escrito que Róger Rojas puso el 3-0 que selló la victoria (64’), pero nada más lejos de la realidad.

Finalmente ese tanto lo que significó fue salvar un punto.

Antes de que el hondureño anotara, Jonathan Moya avisó que a Saprissa le quedaba vida.

El juego se transformó en un acecho morado que halló su recompensa con un gol de Henrique Moura tras tiro libre cobrado por Mariano Torres (78’).

La mayoría de aproximaciones de la S fueron por el balón parado y la Liga siguió haciendo faltas cerca del área.

Mientras tanto, Nicolás dos Santos nunca supo leer el partido y sus cambios terminaron por ayudar a los tibaseños.

3-1 con 10 minutos por delante se veía como una hazaña, hasta que Ariel Rodríguez acortó más la distancia (82’).

La Liga ya había perdido el control. Después llegaron las expulsiones y el empate era prácticamente una obviedad.

Moura apareció otra vez para desviar un balón rematado por Colindres (90’+2).

Fue una cuchara de su propia medicina para la Liga. Se creyó ganador y sin percatarse le arrebataron la fiesta.

Alineaciones

Alajuelense: Patrick Pemberton, Porfirio López, Kenner Gutiérrez, Cristopher Meneses, José Salvatierra, Luis Sequeira, José Miguel Cubero, Luis Garrido, Alexander López, Roger Rojas, Jonathan McDonald.

Saprissa: Kevin Briceño, Yostin Salinas, Luis Hernández, Henrique Moura, Jeikel Medina, Michael Barrantes, Mariano Torres, Johan Venegas, Daniel Colindres, Jerry Bengtson y Jonathan Moya.