Esteban Valverde. 23 marzo
Los extranjeros que están en el fútbol tico toman sus medidas ante el coronavirus.
Los extranjeros que están en el fútbol tico toman sus medidas ante el coronavirus.

Ellos vinieron a Costa Rica a cumplir un sueño, llegaron al país con el deseo de encontrar la oportunidad que su tierra les negó: jugar al fútbol de forma profesional. Empero, lo que no imaginaron es que les tocaría vivir el efecto de la pandemia por el nuevo coronavirus lejos del terruño.

Los extranjeros que juegan fútbol en nuestra Primera División hablan con preocupación, hasta cierto susto, pero con el positivismo que da escuchar a sus familiares por medio de WhatsApp.

Cada uno es claro en que si antes escribía dos veces al día a sus cercanos, ahora lo hacen más a menudo. Tampoco faltan la oración y los pensamientos cuando se enteran cómo evoluciona el covid-19 en sus pueblos.

La Nación hizo un sondeo con diferentes foráneos, quienes no escondieron su temor por la situación que enfrenta el mundo. Además, aceptaron que han pensado en salir hacia sus países, pero consideran que lo mejor de momento es conservarse en Costa Rica.

"Yo estoy en casa todo el día, paso orando todo el día, estoy bien pero me preocupo por mantener todo bien limpio. No voy a esconder que estoy muy preocupado por mi familia en Jamaica. Solo me queda orar en todo momento y lugar por ellos", explicó el atacante del Santos, Javon East.

En la nación caribeña hay 19 casos reportados y una muerte por covid-19.

También del país del reggae llegó Craig Foster al Municipal de Pérez Zeledón.

El generaleño está en su casa tranquilo y monitorea cada hora el estado de sus familiares en Jamaica.

Otros que enfrentan el dilema de estar tan lejos del hogar son los argentinos. Por ejemplo, el también Guerrero del Sur Pablo Azcurra confesó que por su mente ha pasado la idea de irse al país de América del Sur.

Azcurra tiene a sus tres hijos y su esposa en territorio 'ché'.

“Sí, he pensado en volver a Argentina, esa fue mi primera intención, pero implica mucho peligro, eso quería hacer. Después pues pensé con la cabeza fría y la verdad es que no quiero contaminarme. Sé que los aeropuertos son zonas de riesgo y prefiero no llevarle eso a mi familia. Hay que ser cautos”, dijo.

El '10' del Pérez cuenta con otra preocupación en su cabeza y es que él forma parte de los jugadores que finalizan contrato en el mes de junio.

“La dirigencia nos ha dado seguridad que nos va a mantener las condiciones y, bueno, eso te da tranquilidad. Vamos a esperar a ver qué pasa”; pronunció.

Jonathan Hansen, delantero de Cartaginés, se enfrenta a una prueba similar.

"En Argentina la situación está un poco peor, pero ellos están bien cumpliendo con la cuarentena que decretó el gobierno, no salen, solo sale una persona por familia a hacer compras y a la farmacia. Sí me preocupa la situación allá porque hay más infectados, pero bueno esperemos que pronto se den mejores noticias", declaró.

Francesco Celeste, último refuerzo brumoso, acotó que en la situación hay un efecto psicológico difícil de sobrellevar.

“La situación en Argentina no está nada bien, pero bueno. A mi familia la monitoreo constantemente, ellos están preocupados, con incertidumbre, pero bueno yo les digo que debemos estar positivos. No queda otra que hacer caso en lo que podemos, que es estar en casa. Yo quisiera hacer la cuarentena con mis seres queridos, pero bueno será por la tecnología acercarse”, finalizó.