Fiorella Masís. 3 julio

En la final del torneo anterior Alex López fue uno de los futbolistas de Alajuelense más criticados. Desapareció cuando su equipo más lo necesitó. Ese fue el principal señalamiento.

Alex López golpea un balón ante la mirada de Mariano Torres en la final de ida del Clausura 2020. Fotografía José Cordero
Alex López golpea un balón ante la mirada de Mariano Torres en la final de ida del Clausura 2020. Fotografía José Cordero

Por eso, previo a las semifinales, otra vez ante Herediano, tenía la presión encima. Y brilló. Sin embargo, la disputa por el título le volvió a pasar factura.

En general la Liga estuvo mal y el hondureño no pudo “echarse el equipo al hombro”, como muchas veces lo esperó la afición.

Dos periodistas hondureños, el entrenador que lo hizo debutar en primera división y uno de sus formadores analizan al volante en medio de los cuestionamientos.

El comunicador de La Prensa Franklin Martínez tiene varias conclusiones: tuvo un mal torneo, y le pesa la presión por el título, sin embargo, lo ve como un todo, no solo para el catracho.

“Alajuelense fue superado ampliamente por Saprissa, justo campeón. Alex, poseedor de un gran talento, intentó guiar al equipo y no encontró un buen socio en ataque”, apuntó.

Desde su punto de vista, Alex es uno de los mejores “10″ de Centroamérica y no sería momento para irse de la Liga.

Como ha sucedido también en Costa Rica, la opinión de la prensa varía. Carlos Castellanos, redactor del Diario Diez, coincide en los fuertes señalamientos. Ha seguido a su compatriota desde hace varios años y el lunes estuvo atento a la final contra Saprissa.

“Lo vi desaparecido en este último juego, desgastado físicamente, no era un Alex que controlaba la pelota o la pidiera, siento que le faltó mucho”.

Como es usual aquí y en cualquier país, al futbolista extranjero se le exige más. Ocupar una de la plazas es señal de que llegará a aportar algo extra y asumir una participación estelar.

López ha sido indiscutible en las alineaciones de Andrés Carevic, protagonista en muchos partidos, pero no termina de convencer a una afición ansiosa por la corona número 30.

Castellano recuerda que en su último lapso con el Dynamo de Houston le pasó algo similar, dejó de ser constante en su juego y terminó saliendo, de vuelta a Honduras.

“Se relajó mucho y por eso no continuó”, comentó.

La inconstancia también ha sido parte de su historia. Ante el Team fue figura en el primer partido. El mismo futbolista aseguró que su mejoría en parte era por la libertad brindada por su técnico en las últimas fechas.

“Me dijo (Carevic) que si quería irla a pedir atrás, que fuera; que si quería ir a todos lados, que fuera; entonces creo que era lo que necesitaba y ahora lo que me toca es seguir trabajando de la misma manera porque la Liga me ocupa”, dijo en ese momento.

Pero contra Saprissa estuvo errático, tanto así que el gol morado se inicia en una pérdida de balón de su parte.

Es en su funcionamiento dentro del equipo donde encuentra una respuesta Carlos Restrepo, el técnico que lo hizo debutar en el Olimpia.

Para el colombiano, López se ve mejor si está acompañado de Bernald Alfaro y Dylan Flores, cosa que no sucedió ante Saprissa. Al menos no a los dos. En la ida sí tuvo a Bernald desde el inicio y en la vuelta a Dylan.

“En los últimos partidos quedó jugando como un volante circulante, pero muy lejos del arco, bajando mucho por la pelota, tomando responsabilidad de armado desde muy atrás. Ahí no es el fuerte de él, no se ve en toda la dimensión para asociarse, pasar la pelota, rematar. Prácticamente no se vio en toda esa dimensión porque en determinados momentos estaba lejos del arco”.

Óscar Salgado, formador en el Olimpia y quien conoce a Alex desde los 15 años, defiende al mediocampista, pues considera que las críticas son desmedidas y se le carga a él toda la responsabilidad.

Haciendo memoria, Salgado no recuerda un momento en la carrera de López que se le criticara por faltar en momentos importantes.

“Esa particularidad nunca nos pasó con él en Olimpia. De hecho, su último torneo fue cuando ganamos el torneo de Concacaf al Santos de Guápiles, y en todos los partidos se echó el equipo al hombro. Contra Alianza hizo tres asistencias”, recordó.

Sin aventurarse a dar un criterio sobre el futuro del futbolista, sí cree que este debe reflexionar: “cuando un jugador no tiene buen ambiente, con aficionados, quizá con la misma dirigencia, hay que pensar qué paso dar”.

López firmó la extensión de contrato con la Liga en setiembre anterior, alargando el vínculo por un año y medio más.

En ese momento la Liga pasaba un buen momento en el torneo. Eso se tradujo en una final y la derrota trajo nuevos cuestionamientos, que a hoy no se apagan.