Steven Oviedo. 31 marzo
Rándall Azofeifa se prepara para cobrar un tiro libre en el Estadio Juan Gobán de Limón. Foto: Rafael Pacheco
Rándall Azofeifa se prepara para cobrar un tiro libre en el Estadio Juan Gobán de Limón. Foto: Rafael Pacheco

En momentos de crisis, los líderes siempre serán importantes en todos los ámbitos de la vida y en los equipos de fútbol no es la excepción.

Dentro del Club Sport Herediano, el volante Rándall Azofeifa se ha puesto la cinta de capitán en muchos partidos del campeón nacional, pero ahora su capitanía la ejerce desde su casa, atendiendo los lineamiento de aislamiento social del Ministerio de Salud.

“Es diferente, cambia todo para uno como futbolista, no se puede estar dentro de la cancha, siempre a la hora de que pasan las cosas uno empieza a interiorizar todas las bendiciones que uno tiene, estar en la cancha con los compañeros es lo más bonito, no estamos exentos de lo que está pasando y hay que adaptarnos”, comentó Azofeifa.

El mediocampista es claro que echa de menos a sus compañeros, pues compartía a diario con ellos en entrenamientos, concentraciones y partidos, pero es enfático en que solo quedándose en casa se resolverá la situación del país.

“Se ve como una segunda familia, se ven todos los días, se crea ese vínculo que ayuda mucho a la hora de conseguir los objetivos en la cancha, son cosas en las que este momento uno echa de menos, pero uno sabe que las medidas que se han tomado es para beneficio de todos y salir lo más rápido posible de esto”, relató el volante.

Azofeifa ha ayudado a sus compañeros para que tengan claro el acuerdo que se llegó con los clubes para el rebajo de salario.

En dicho acuerdo, los jugadores con un salario de ¢500.000 o menos no tendrán ningún tipo de rebaja. Quienes ganan más de esa suma se les pagará como piso los ¢500.000, sumado a la mitad del resto de su salario.

“Lo que hemos estado más pendientes es del acuerdo que se firmó entre los jugadores y los clubes. La idea es que la información sea fluida y correcta para los compañeros. Igual si alguno tiene dudas se evacúan y se insiste en que nos cuidemos, que nos quedemos en la casa, siempre desde los chats de WhatsApp”, detalló Azofeifa.

Además de aclararle a sus compañeros las dudas por dicho acuerdo, Azofeifa los insta a seguir con los planes de entrenamientos elaborados por el preparador físico Manuel Víquez.

“Lo más importante en este momento es lo que hagamos individualmente para que a la hora de reunirnos podamos hacer las cosas bien. Vos tenés que hacer las cosas que como futbolista te van a servir, te estén observando o no”, agregó.

El volante relató que los planes de entrenamiento son bastante fuertes, que él los cumple al 100% y que realiza trabajos extra como en una bicicleta estacionaria.

“Vamos paso a paso, lo importante es que podamos volver a los entrenamientos, a los partidos. Que si tienen que ser a puerta cerrada, es para poder cerrar el campeonato. Es raro no jugar con gente, es parte de la alegría, pero vamos paso a paso, uno quisiera que vayamos avanzando, el fútbol es una parte pequeña de la vida, lo importante es la salud”, dijo Azofeifa.

Además, el capitán florense ha aprovechado sus redes sociales para hacer un llamado a la población a que se queden en sus hogares para evitar la propagación del covid-19.

Inclusive, Azofeifa volvió a ponerse un disfraz de Spiderman que usó cuando el Herediano fue campeón en diciembre pasado, con la idea de darle un mensaje claro a sus más de 7.600 seguidores en Instagram y más de 63.000 en Facebook.

“Uno trata de que las redes se enfoquen mucho en ese mensaje. Todo es nuevo para nosotros y simplemente la reacción de que debemos hacer caso. Trato de dar a entender que los verdaderos héroes son los que están en el hospital, supermercados, recolectores de basura, los que por fuerza mayor tienen que salir y exponerse”, finalizó Azofeifa.