Juan Diego Villarreal. 9 septiembre
Nextalí Rodríguez empezó jugando futsal en Orotina, antes de probar en los equipos de Puntarenas FC, Jacó Rays y Carmelita. Fotografía: José Cordero
Nextalí Rodríguez empezó jugando futsal en Orotina, antes de probar en los equipos de Puntarenas FC, Jacó Rays y Carmelita. Fotografía: José Cordero

Heredia. Nextalí Rodríguez salió a dar declaraciones a la zona mixta del Estadio Eladio Rosabal Cordero con una tímida sonrisa.

Mirando fijamente a las cámaras o bien las grabaciones de los teléfonos celulares, el joven de 21 años enfrentó las consultas de los medios de comunicación, luego de transformarse en la figura del partido al marcar dos goles y provocar un penal en el triunfo 4-1 del Herediano ante Pérez Zeledón.

El joven, quien nació en Upala, pero se crió en Orotina junto a sus padres y tres hermanos, parecía repasar en su mente su corta carrera deportiva.

De sus inicios en el futsal en Orotina de Alajuela, sus pasos en los divisiones menores de los equipos de Liga de Ascenso en Puntarenas FC y Jacó Rays, hasta llegar al Carmelita y el Herediano, donde en tres partidos suma 110 minutos y los dos tantos que les marcó precisamente a los generaleños, en su primer doblete en la máxima categoría.

Con el pitazo final corrió a la gradería popular y allí compartió la alegría de las anotaciones con varios de sus amigos y familiares que viajaron desde Orotina y Jacó para alentarlo.

Con efusivos abrazos y una gran sonrisa, el veloz volante vivió una noche inolvidable según sus propias palabras, dejando en el pasado días de sacrifico y limitaciones.

“Recuerdo que tuve que dejar las ligas menores del Puntarenas FC porque mis papás no tenían los ¢15.000 para pagar la cuota. Después me fui a Jacó Rays y más tarde llegué a Carmelita y ahora al Herediano. Mis padres se sacrificaron por mí y hoy les dedico estos goles”, dijo Rodríguez, visiblemente emocionado

El joven, con paciencia, escuchó cada una de la las consultas y las respondió. Parecía no tener prisa y al mismo tiempo quizás estaba abrumado ante la atención de la prensa.

“De niño me costó mucho el asunto de liga menor por el tema económico. Mis padres se sacrificaron mucho al punto que de Puntarenas me tuve que salir por no pagar la cuota que me pedían, pero yo siempre di lo mejor donde me podían meter mis padres”, recordó Rodríguez.

El joven volante indicó que para él es todo un reto llegar a un equipo como el Team, donde tiene las condiciones y puede pelear por un campeonato.

"Para mí es un sueño estar aquí en el Herediano, vivir del fútbol y pensar en aquellos días cuando no tenía el dinero para pagar la cuota y mi papá me decía que no me diera por vencido, que tenía que salir adelante a pesar de todo. Entonces yo tenía como 13 años y tuve que dejar Puntarenas, que estaba en la Primera División. Fue muy doloroso”, añadió Rodríguez.

Nextalí indicó que en el camerino del Herediano le han aconsejado mucho, que los más experimentados, como Yeltsin Tejeda y Rándall Azofeifa, le insisten que crea en sus condiciones y que mantenga los pies en la tierra.

“Gracias a Dios mis compañeros creen en mí, por lo que en los entrenamientos poco a poco me van acoplando. El trabajo hoy (sábado) se vio reflejado en la cancha, para mí fue una noche para no olvidar, fueron mis primeros dos goles con el Herediano, mi primer doblete. No pude dormir y le agradezco el apoyo a esta gran afición, al grupo que me apoya y mi intención es seguir aportando mi granito de arena con asistencia, goles, todo lo que pueda”, reiteró Nextalí, quien debutó en la máxima categoría con los carmelos en el Torneo de Verano 2017, con los cuales jugó 40 partidos y marcó dos tantos.