Fanny Tayver Marín.   13 noviembre
Johnny Cubero muestra sus trofeos de goleador en Costa Rica y en Guatemala. Fotografía: Cortesía Johnny Cubero

Johnny Cubero se retiró del fútbol cuando tenía 39 años, pero en realidad, nunca ha dejado de jugar.

Ya no lo hace a nivel profesional, pero desde hace tres años se mantiene activo en la tercera división. El domingo, por primera vez, vestirá la camisa del Deportivo Naranjo.

“Lo hago como por hobbie más que todo, todos los domingos juego en Linafa en Grecia, nada más que ahora un grupo de amigos hizo un equipo que básicamente es lo mismo y me dijeron que jugara con ellos, pero para mí es lo mismo, es mejenguear, porque ahora lo hago por diversión”, relató Cubero en charla con La Nación.

Su día a día se combina entre su restaurante Sal y Pimienta, en pensar que llegue el fin de semana para disfrutar en la cancha y en hablar de aquel día del 2001 cuando militaba en San Carlos, le anotó a Liga Deportiva Alajuelense en el Morera Soto y, como festejo, se quitó la camisa del cuadro norteño para mostrar la casaca rojinegra que llevaba por dentro.

Johnny Cubero fue un hombre importante para Alajuelense. Fotografía: Archivo LN

“Ese es un tema que lo toco casi que a diario, porque me encuentro personas en la calle, porque llegan personas al restaurante que tengo acá en Grecia y siempre hay personas que me preguntan de esa situación. Entonces es bonito, porque es un video que ahora, con las redes sociales, ha trascendido bastante y me siento bien porque fue algo que lo hice de corazón y con mucha pasión”, contó.

Al consultársele cómo fue que surgió esa idea, mencionó que muchas veces pensaba en cómo agradecerle a la Liga lo que había hecho por él.

Ver más!

“Quería que el liguismo se diera cuenta que realmente no tenía cómo pagarles todo el apoyo que me había brindado, tanto la afición como la institución, y en ese momento se me dio la oportunidad de hacerlo. Fue algo espontáneo, algo que se me ocurrió, toqué el tema con Mingo (Víctor Reyes) que fue el que me prestó la camiseta y no lo dudé, porque siempre había anotado”.

“El fútbol es de cosas buenas y cosas malas, hay años buenos, otros no y hay torneos buenos y torneos malos y obviamente es de las partes más tristes de mi carrera, de mi vida, porque fue una lesión en la que futbolísticamente yo pasaba un muy buen torneo. Tuve que esperarme un año con seis meses y 20 días para regresar al fútbol, donde después volví con buen ritmo, salí campeón goleador de Costa Rica y un año después me fui a Comunicaciones”, citó.

Y agregó: “Lo de esa celebración era como un agradecimiento a la Liga, porque ellos se hicieron cargo de toda mi recuperación y me dieron la oportunidad de ir a San Carlos a recuperar mi nivel. Me dieron permiso de ir a jugar un año a préstamo y entonces, realmente estaba muy agradecido. Yo sabía que en ese torneo ya volvía, porque me había llamado Jorge Luis Pinto para que regresara".

Retiro inesperado. A sus 43 años, Cubero cuenta que la decisión de retirarse a nivel profesional la tomó de repente en 2015.

El último año que jugó en Guatemala salió goleador del torneo y había firmado un contrato con el Mictlán de ese país, pero al venir a Costa Rica fue donde conversó con su familia y optó por no regresar.

“Para ese tiempo fue cuando me comencé a involucrar un poquito en los restaurantes y fue cuando me metí más de lleno en eso, me quedé tranquilo acá e inclusive, recién retirado, jugué esos primeros seis meses con el Municipal Grecia, que era un sueño que siempre había querido yo, jugar con Grecia algo oficial”.

Johnny Cubero siempre pasa pendiente de la Liga. Fotografía: Archivo LN

Luego comenzó su aventura en Linafa, donde juega gratis, pero eso no es lo importante para él.

“El sábado pasado jugué con Grecia FC, en Linafa. Lo hago porque me gusta, porque disfruto el fútbol y porque las posibilidades en este momento me lo permiten”.

Contó que en la tercera división hay mucho joven y que él con su experiencia trata de guiarlos, al tiempo que hace goles.

“Conforme van pasando los años, vos sabés que te quedan menos años de carrera y entonces tenés que aprovecharlos al 100%. Uno trata de inculcar a toda la juventud a que lleve una buena carrera futbolística de la mano con ser profesional, que en este momento es muy importante para todos los jóvenes, tratar de inculcarles ese deseo, esas ganas de estar en un terreno de juego y hay mucho muchacho que tiene las condiciones, pero no tiene el apoyo".

También le gusta jugar ahí porque le sirve para otra misión.

“Generalmente me piden mucho jugador de Guatemala para tercera división, segunda, liga mayor, primera división, entonces, durante estos años me ha servido para andar haciendo visorías de jugadores para poder mandarlos allá. Más bien estamos por finiquitar en esta semana a Álvaro Sánchez en un equipo de Guatemala”, subrayó.