Esteban Valverde. 11 mayo
Allan Cruz y Jimmy Marín son buenos amigos, ambos han crecido juntos en el fútbol. Llegaron al Herediano en épocas similares y también a la Selección Nacional. Fotografía: José Cordero
Allan Cruz y Jimmy Marín son buenos amigos, ambos han crecido juntos en el fútbol. Llegaron al Herediano en épocas similares y también a la Selección Nacional. Fotografía: José Cordero

Rándall Azofeifa llegó en 2015 al Herediano y desde su primer año se convirtió en un líder del camerino. Azo junto a Esteban Granados, Yendrick Ruiz, entre otros comandaron a los nuevos talentos como Jimmy Marín y Allan Cruz.

Ahora, cinco años después, Rándall fue el anfitrión de un Instagram Live hecho desde la cuenta del Herediano, en el que participó Cruz y recordaron una anécdota que marcó a Jimmy y Allan; y en la que Azofeifa fue cómplice.

El contención reveló que cuando comenzaban, ambos jugadores después de una victoria contra Saprissa decidieron irse para Guanacaste, en la noche de un domingo, empero debían regresar al siguiente día porque tenían práctica por la tarde - noche del lunes.

Según Rándall el viaje iba súper bien, hasta que un choque en el trayecto de regreso atrasó por completo a Marín y Cruz.

“Un día el señor Allan Cruz y Jimmy Marín se van para la playa después de un partido, al siguiente día nos citan a entrenar en la tarde y diay, no llegaban. Los cálculos les salieron mal a los dos, se toparon presa de vuelta y nada. Al rato me llaman a mí diciendo que qué hacían, que se iban a enojar en Heredia, entonces que iban a decir que chocaron. En eso se me ocurre decirles, busquen ahí en Ruta Urbana donde hay un choque y digan que andaban por unos tacos y que no van a llegar nunca”; confesó entre risas Azofeifa.

Seguidamente Cruz dio su versión y aceptó que la vuelta a Heredia fue de los momentos más estresantes de su vida, porque no conseguían acercarse a la provincia de las flores, mientras el reloj continuaba su avance.

“Tuvimos partido con Saprissa y nos dieron la mañana libre, le dije a Jimmy vamos a Guanacaste y nos fuimos, pero después nos topamos un choque en la vuelta, nos fuimos por un atajo que ni sé cómo lo consiguió mi tío... Había una presa enorme, imagínese que en un toque decidimos salirnos del carro, corríamos por el otro carril y si no venía nada, nos mandábamos para colarnos. La gente de otros carros estaba bravísima”, explicó.

Al final, Allan y Jimmy se presentaron al Rosabal Cordero cerca de las 7 p. m. y hoy recuerdan esa mala tarde - noche como solo una anécdota que les enseñó a no realizar viajes lejanos en días de entrenamiento.

"Son cosas que le pasan a uno joven, pero es parte de esto, ya después aprendieron que eso no se hace", finalizó el contención rojiamarillo.

Rándall recordó que cuando Allan Cruz llegó al Herediano, él fue uno de los que lo arropo porque el guanacasteco se sentaba a la par en el camerino.

"Cuando llega Allan Cruz al Herediano y el señor Roberto Carpio me dice que si estoy de acuerdo que esté sentado a la par mía, yo dije un rotundo sí", aseguró.

"La cosa es que vamos para la primera práctica y llega este Allan y yo lo primero que pregunto es: ¿él juega así siempre? Yo desde que lo vi quería que fuera a Europa, lo traté, pero estoy contento que esté en la MLS", añadió Rándall.

Allan destacó que el camerino del Team es de los mejores en los que ha estado y lo marcó para el resto de su carrera deportiva.

“El camerino de Heredia es diferente, Óscar Granados, Yendrick Ruiz, usted (Azofeifa) lo tratan a uno como de la familia para que uno se acople bien, es fácil acoplarse a ese equipo porque lo acuerpan mucho”, sentenció.

Allan Cruz regresa poco a poco a los entrenamientos con el FC Cincinnati de la MLS, una de las escuadras estadounidenses que tienen aval para irse integrando a las prácticas.