José Pablo Alfaro Rojas. 1 junio

¿Qué le sucede a la Liga en los minutos finales de los partidos importantes? ¿Debe pesar más Alex López? Las interrogantes son múltiples, después de dejar ir una ventaja de dos goles en su campo frente al archirrival.

El empate ante Saprissa (2-2) despierta cinco dudas alrededor del presente rojinegro, y a las puertas de la fase final.

Cuando el equipo manudo parece encontrar una estabilidad en su rendimiento, los resultados en los enfrentamientos decisivos exhiben realidades que el León tendrá que mejorar para la fase final.

1. ¿Qué pasa en los partidos decisivos?

Moya trata de rechazar la pelota del área, luego de una salida en falso de Moreira. Fotografía: John Durán.
Moya trata de rechazar la pelota del área, luego de una salida en falso de Moreira. Fotografía: John Durán.

Si algo resiente la etapa de Andrés Carevic en el banquillo de Alajuelense, es el cúmulo de tropiezos en momentos decisivos. Un breve repaso de los últimos antecedentes muestra que en los partidos en los que se juega algo más que los tres puntos, le cuesta sacar la tarea.

En el Apertura 2019, perdió 2 por 0 ante Herediano en el juego de ida de la final en el estadio Rosabal Cordero; en aquel partido no pudo levantarse de las anotaciones florenses y tampoco lo hizo en la vuelta, cuando igualó sin goles en su casa.

En la gran final ante los florenses, perdió 1 por 0 como visitante y luego consiguió un triunfo de 2 por 1 en el Morera Soto, insuficiente, pues después perdió en penales; el error de Adonis Pineda en el cierre acabó por influir demasiado en el resultado final.

En el actual certamen, empató a tres ante el Team como visitante, un resultado que, en la teoría, habría sido positivo, de no ser porque el empate rojiamarillo se produjo en el epílogo del juego (otra vez), luego de un penal señalado en el cierre.

El condimento de ese partido es que ambos equipos luchaban por el segundo lugar.

Y este domingo en casa frente a Saprissa, con la oportunidad de acercarse a la cima, dejó ir una ventaja de dos goles en su casa y acabó por alejarse de la punta.

En los otros enfrentamientos disputados ante equipos grandes, sin que existiese algún ingrediente adicional de por medio, la Liga de Carevic ha conseguido algunos buenos resultados y otras derrotas frente a sus adversarios más enconados.

Cayó en casa contra Saprissa (1-2), lo venció de visita (2-5) y derrotó dos veces a los florenses durante la fase regular del torneo pasado (3-2 y 0-1), lo que al final significó poco, pues en el momento clave, los rojiamarillos consiguieron el título.

2. El reto de López: echarse el equipo al hombro.

Alex López pelea la pelota con el volante morado, Christian Bolaños. Fotografía: John Durán.
Alex López pelea la pelota con el volante morado, Christian Bolaños. Fotografía: John Durán.

Pocos dudan de la calidad del catracho Alex López, quien suma 15 partidos y cuatro goles en la actual campaña y que acumuló 23 enfrentamientos en el pasado torneo.

López es tan influyente para la Liga cuando aparece, como cuando no lo hace y, quizás, su gran talón de Aquiles nace de su rendimiento en los juegos decisivos.

Por su calidad técnica, estabilidad, su posición en el campo (es el '10' del equipo) y por ser uno de los hombres mejor remunerados del plantel, de López se espera una alta relevancia en los juegos decisivos de su equipo.

"Alex es un jugadorazo, pero en esta clase de partidos el aporte no ha sido como lo necesita el equipo. Y esto viene de torneos anteriores, es decir, es una constante. Es algo extraño porque condiciones tiene, pero puede que la parte emocional haga diferencia", explicó el técnico y exgerente manudo, Javier Delgado.

Con excepción del clásico en el que la Liga derrotó 2 por 5 a la S, el hondureño ha sido intermitente y poco protagonista para la Liga en los duelos decisivos.

“López tiene que ser un jugador completo. Por eso trascendieron Wálter Centeno o Wílmer López, por eso trascendió Pablo Gabas. Ellos tenían partidos malos, pero en los momentos en los que el equipo los necesitaba, aparecían”, agregó Delgado.

“En mi consciencia está que corrí hasta el final, he jugado de la manera en la que he venido jugando, pero sí me falta dar ese puntazo que todos esperan”, reconoció López, en entrevista con Radio Columbia, después del clásico.

3. Carevic y la lectura de juego

Andrés Carevic, estratega de Alajuelense. Fotografía: Rafael Pacheco
Andrés Carevic, estratega de Alajuelense. Fotografía: Rafael Pacheco

De la era del timonel Óscar Ramírez en Alajuelense resalta su habilidad natural para cambiarle la cara a los juegos a partir de un movimiento táctico. Fue así como con planillas diezmadas por lesiones y limitadas en variantes consiguió cinco títulos.

Una realidad antagónica a la de Andrés Carevic, pese a su destacado rendimiento.

Carevic ha convertido a la Liga en un equipo estable y competitivo, al punto de conseguir la cima del último certamen con 12 puntos de ventaja sobre Saprissa, siendo el equipo más goleador y el de menos anotaciones recibidas.

A pesar de la dolorosa caída en la última final, el club se mantiene segundo en el actual torneo, con amplias posibilidades de finalizar en esta posición y de pelear por el título.

Aún así, en los momentos más determinantes la respuesta de Carevic desde el banco ha sido insuficiente; en la final de la segunda fase del torneo anterior, su equipo perdió 2 por 0 la ida y luego se quedó en blanco (0-0) en el juego de vuelta en casa.

Sellar el liderato le dio la oportunidad a la Liga de levantar la Copa en cuatro juegos, frente a un Herediano impredecible, pues a muchos de sus refuerzos y piezas importantes les había costado carburar durante la fase regular.

En la gran final, perdió el juego de ida (0-1) y acabó por perder el título en penales.

El juego del domingo vuelve a abrir otra interrogante. La Liga ganaba 2 por 0 en casa pero no pudo sostener el marcador, cuando el equipo regaló la iniciativa y le permitió a Saprissa asumir el peso total del enfrentamiento para emparejar el resultado.

“Los cambios de Carevic fueron para tratar de contener en vez de atacar y liquidar el partido. Saprissa creció y los cambios de Wálter (Centeno) estuvieron muy bien, al incluir a Bayron Bonilla y colocar a Ariel Rodríguez en su hábitat”, explicó Delgado.

“Carevic debe redondear su rendimiento con logros y títulos”, afirmó Delgado.

4. Goles en los últimos minutos.

Al 83', Rodríguez anotó el segundo gol morado y dejó sin respuesta a Alajuelense. Fotografía: John Durán.
Al 83', Rodríguez anotó el segundo gol morado y dejó sin respuesta a Alajuelense. Fotografía: John Durán.

Ariel Rodríguez anotó el empate de Saprissa, en el 83′, en el clásico del domingo (2 -2)

Yendrick Ruiz consiguió de penal, en el 95′, el tercer gol florense, en el empate a tres ante la Liga, en el estadio Rosabal Cordero, en el actual torneo.

El propio Ruiz anotó al 89′ el 2 por 1 que le permitió al Team alargar la última final hasta los tiempos extra y penales y luego dejarse el título del Apertura 2019.

¿Por qué la Liga no puede cerrar los partidos importantes con victorias sólidas?

Según Carevic, falta convicción.

El entrenador cree que no es un problema táctico ni de volumen de juego.

"Tenemos un equipo de jerarquía y hay que hablar de convicción. Tenemos que salir adelante en estas instancias, sobreponernos a estas cosas y salir adelante", dijo.

Según la Real Academia Española (RAE), la definición de la palabra convicción es básicamente el "convencimiento" de lograr las cosas.

Carevic dice que todo gira alrededor de esto y de la necesidad de corregir detalles, a las puertas de la fase decisiva del campeonato.

Una buena forma de identificar estos fallos puntuales son justamente los dos goles de Saprissa. En el primero, Ariel Rodríguez se anticipa a la marca de José Salvatierra en un cobro de tiro de esquina, para perforar las redes.

En el segundo, Leonel Moreira recibe un remate de Michael Barrantes desde lejos y rechaza la pelota justo hacia dentro del área chica, donde Rodríguez tomó el rebote.

El Sheriff cree que esta falta de convicción proviene de una barrera mental del club, que se acostumbró a perder y a acumular fracasos en los últimos años.

La ansiedad por volver a conseguir una victoria importante se transforma en una presión grande, que se incrementa cuando están cerca de volver a la victoria.

"Cuando ya se llega a un punto en el que se puede variar el rumbo de la historia, esa presión hace mella", explicó Delgado.

5. Seguridad en la portería.

Un rebote de Moreira le permitió a Rodríguez anotar el segundo tanto de Saprissa. Fotografía: John Durán.
Un rebote de Moreira le permitió a Rodríguez anotar el segundo tanto de Saprissa. Fotografía: John Durán.

Todo aficionado recuerda el grave fallo de Adonis Pineda en la última final ante Herediano, cuando salió a cazar mariposas y Yendrick Ruiz acabó por anotar el gol que alargó la serie hasta los penales, en donde los florenses consiguieron el título.

Este grave error a solo segundos del final del juego, trajo consigo una consecuencia directa: el gerente Agustín Lleida optó por firmar al arquero Leonel Moreira.

En la buena teoría, el exguardavallas florense es una garantía de experiencia y solidez y, básicamente, de que la Liga no perderá otro título por un error de su arquero.

Por eso a Alajuelense le pesa tanto que su guardameta falle en un partido decisivo, como sucedió este domingo en el clásico, en el segundo gol tibaseño.

El arquero soltó el remate de Barrantes y Rodríguez aprovechó el rebote para anotar.

Previo al cotejo ante los morados, frente a Grecia, Moreira había tenido otro yerro, cuando recibió un remate de Harry Rojas en su propio palo que se coló en la red.

La Liga necesita que Moreira sea tan influyente como para convertirse en pieza clave durante la fase final del torneo, tal como lo hizo en su momento con Herediano.

El arquero suma 10 partidos en el certamen, y un promedio de 0,9 goles recibidos por duelo.