José Pablo Alfaro Rojas. 15 marzo
Dexter Lewis rechaza un centro y evita que Yendrick Ruiz pueda ganarle la pelota. Se suma Kareem McLean. Fotografía José Cordero
Dexter Lewis rechaza un centro y evita que Yendrick Ruiz pueda ganarle la pelota. Se suma Kareem McLean. Fotografía José Cordero

Qué ironía, la última vez que José Giacone evidenció tanta frustración se encontraba en la otra acera, con Pérez Zeledón, y su equipo peleaba con tesón para soportar la embestida florense y levantar la corona. Lo consiguió, el timonel argentino fue campeón con un catenaccio impecable en este mismo estadio. Ahora le toca sufrirlo.

Limón armó su propia muralla en el Rosabal Cordero y acabó con el largo invicto de Herediano, un duro golpe para la versión más ofensiva del Team, capaz de aproximarse por todas las vías, pero con poco acierto en la última jugada.

La palabra italiana, catenaccio, significa cerrojo. El aparato defensivo de Luis Fallas denotó una enorme concentración entre sus líneas, y una clara premisa de disminuir los espacios al máximo y ganar a como diera lugar.

A los caribeños les bastó con un solo golpe para mandar a Herediano a la lona. No hay espectáculo en lo propuesto por Fallas, pero sí mucho mérito táctico, ante las limitantes individuales y la necesidad de sacar un triunfo para alejarse de La U Universitarios, dueño del sótano y que ya se encuentra a nueve puntos de los limonenses.

Quien haya visto el partido jamás habría imaginado el resultado; Limón se fue a los vestuarios con el marcador a su favor (1-0), cuando, paradójicamente, el equipo local presentó una superioridad notable en la producción ofensiva, en el control de la pelota y en los argumentos para acercarse a la portería de Dexter Lewis.

Dexter Lewis fue una de las figuras de Limón en el enfrentamiento. Fotografía: José Cordero.
Dexter Lewis fue una de las figuras de Limón en el enfrentamiento. Fotografía: José Cordero.

El equipo de José Giacone dispone de marcados recursos para romper cualquier muralla, pero también se equivoca con enorme frecuencia cuando necesita de la certeza para concluir la última jugada.

En esta ocasión, el volumen de juego florense creció a partir del desequilibrio de Gerson Torres por el carril derecho, cada vez más cerca de su mejor versión, el empuje de Bryan Rojas para filtrarse entre los centrales y la disposición táctica del medio campo para ofrecer un equipo poco predecible, en el que los volantes se mueven por distintos lados.

Los pases a la espalda de los zagueros son una vía común, aunque también el balón gira de un costado a otro para oxigenar y adueñarse de la pelota casi permanentemente.

Al 16′, Rojas recibió un pase filtrado, se sacó la marca de Lewis, que salió lejos de su arco, pero remató demasiado suave, lo que al final permitió el corte de Roy Smith; de una similar jugada dispuso Raymond Salas, quien se quitó al guardavallas, pero en lugar de disparar, optó por esperar a sus compañeros, lo que le permitió a la zaga recomponerse.

Yendrick Ruiz desperdició dos centros de Torres, pues disparó desviado con su cabeza y Yeltsin Tejeda puso a prueba a Lewis con un remate que el cancerbero acabó por repeler, en el cierre de la inicial. Las aproximaciones del Team fueron tan constantes como peligrosas, pero sin la claridad para mandar la esférica a las redes.

En la única jugada de peligro de Limón, Luis Pérez lanzó un centro preciso, culminado por Kareem McLean de cabeza, al 34′. Un espejismo si se analiza lo mostrado por ambos clubes, suficiente para que los caribeños salieran con la ventaja.

En el segundo periodo, el Team perdió claridad. La desesperación se transformó en imprecisiones y aún cuando dominó por completó el enfrentamiento, se notó poco certero frente al arco.

Movió el banquillo Giacone en busca de respuestas, pero ya el visitante había descifrado la fórmula. Retrasó la línea de presión para dejar sin espacio alguno a Torres y Salas, que chocaron cuantas veces lo intentaron.

Los centros tampoco encontraron un receptor claro. Herediano pobló el medio campo, pero Limón cortó todas las líneas de pase hasta ahogar a su adversario y dejarlo sin carriles libres para generar peligro.

Ni Nextalí Rodríguez, ni Berny Burke, ninguno de los recursos individuales rojiamarillos pudo abrir el cerrojo visitante.

Herediano

Esteban Alvarado

Ariel Soto

Keyner Brown

Keysher Fuller

Mauricio Núñez

Yeltsin Tejeda

Esteban Granados

Reimond Salas

Gerson Torres

Bryan Rojas

Yendrick Ruiz

DT José Giacone

Cambios: Berny Burke (Tejeda, al 66′), Nextalí Rodríguez (Fuller, al 77′), Keyder Bernard (Salas, al 80′).

Limón

Déxter Lewis

Pedro Leal

Roy Smith

Johnny Gordon

Luis Pérez

Kareem McLean

Kevin Cunningham

Marvin Esquivel

Kadeem Cole

Sheldon Harris

Yuaycell Wright

DT Luis Fallas

Cambios: Elking Scoby (Gordon, al 58'), Alexander Espinoza (Esquivel, al 67'), Darlon Levell (Harris, 78').

Goles: 1-0 (34′): McLean (Pérez) Árbitros: Allen Quirós, Carlos Fernández y Leslie Macre. Estadio: Eladio Rosabal Cordero, 7 pm.