Cristian Brenes. 12 octubre, 2016
De cabeza, Kevin Fajardo selló triunfo brumoso ante Carmelita. | MELISSA FERNÁNDEZ
De cabeza, Kevin Fajardo selló triunfo brumoso ante Carmelita. | MELISSA FERNÁNDEZ

Cartaginés depuró su táctica fija, la hizo su especialidad en el Torneo de Invierno y la convirtió en un verdadero dolor de cabeza para los rivales.

Los brumosos registran 24 goles a favor en el presente certamen, 12 de los cuales llegaron gracias al balón parado.

Incluso, los blanquiazules son el equipo tradicional con más porcentaje de dianas anotadas por esta vía (50%), seguidos por Herediano, con un 38%, Saprissa, con un 37,5%, y Alajuelense, con un 15%.

Ya sea en un tiro de esquina; en un cobro en los linderos del área o desde el punto de penal, los centenarios ven resultados de lo que planean en el pizarrón y ahora esperan golpear el dommingo (1 p. m.) a una Liga que sufre con la pelota quieta.

Seis de los 13 tantos que recibieron los rojinegros fueron mediante la bola muerta, por lo que los dirigidos por Jeaustin Campos apelarán a sacar provecho de la carencia manuda.

“Hemos tenido muy buena producción a balón parado y para nadie es un secreto que el 50% de nuestros goles llegaron por esta vía. Es algo táctico que se trabaja, pero también está en la convicción de cada jugador. La respuesta de los muchachos ha sido muy buena”, dijo Campos.

La zaga brumosa tiene gran responsabilidad en la buena producción en este departamento, ya que suma ocho tantos en conjunto y tiene en Kevin Fajardo y Rándall Alvarado dos serias amenazas en las alturas.

Fajardo contabiliza cuatro goles, mientras que Alvarado, dos, todos ellos en táctica fija.

“Tratamos de ganar al ir arriba. Tenemos muy buenos cobradores porque tanto Paolo Jiménez, como Mauricio Castillo y José Carlos Pérez la colocan muy bien. Además, en esto hay trabajo de los compañeros al generar pantallas para que todo salga según se planifica”, señaló Kevin.

La gran fortaleza de Cartaginés es la debilidad de la Liga y los brumosos esperan que esta estrategia les ayude para cortar 18 años sin ganar en el Estadio Alejandro Morera Soto.