Fiorella Masís. Hace 6 días

Alajuelense cumplió su trabajo, tuvo la capacidad de hacerlo casi a la perfección. De eso también se trata la eficiencia y el conjunto rojinegro la aplicó.

Jonathan Moya cabecea sin marca para vencer al portero Kevin Chamorro de San Carlos. Rafael Pacheco
Jonathan Moya cabecea sin marca para vencer al portero Kevin Chamorro de San Carlos. Rafael Pacheco

Desde el pitazo inicial, fiel a su estilo en casa, la Liga fue al frente y San Carlos rápidamente también dejó clara su intención de esperar.

Los manudos dominaron, ejemplo de ello es el claro 3-0 plasmado en el marcador. Además, fue otro partido sin recibir anotaciones y mantienen la presión por el liderato con Saprissa, que los aventaja en cuatro unidades.

Apoyados en Jonathan Moya, ahora más allegado al gol, y un Allen Guevara insistente, los locales encontraron las anotaciones en momentos importantes. Incluso cuando los norteños mostraron signos de querer levantarse.

Carlos Restrepo ha podido hacer poco en esta reanudación del certamen, sumando la segunda derrota de su equipo, pese a variar el once inicial.

Desde la portería, a Patrick Pemberton no le perdonó el error ante Jicaral y este sábado apostó por Kevin Chamorro.

El joven guardameta estuvo lejos de un yerro así, pero tampoco pudo convertirse en el salvador de los visitantes.

Apenas en el minuto uno la Liga generó peligro, pasando el balón de pie a pie hasta un remate desviado de Moya.

El espigado delantero iba a convertirse en figura, concretando dos de los tres tantos.

Del otro lado se jugaba poco, hasta que una mala salida de Adolfo Machado provocó primer acercamiento de San Carlos. Y aunque no representó ningún peligro, sí fue una muestra clara de su apuesta: aguantar y aprovecharse del error local.

Finalmente, no pudo concretarla. Cuando se vio abajo en el marcador mejoró, pero de nuevo la Liga apareció.

La primera celebración manuda llegó en el 24', luego de un tiro de esquina cobrado por Ariel Lassiter y al que llegó solo Moya.

Si Alajuelense fue el peor enemigo de San Carlos, también hay que decir que la mala noche de Rudy Dawson tampoco lo ayudó. El zaguero se equivocó en los primeros goles.

En el 1-0 quedó inmóvil ante un movimiento simple de Moya, quien logró ingresar al área chica sin marca para cabecear perfecto.

Los del norte mejoraron. Lucas Meza se acercó con un cabezazo, después Esteban Ramírez lo intentó desde lejos y en otra acción Leonel Moreira falló en la salida, provocando susto en su zaga.

Eso hacía pensar en un partido un tanto más parejo para el resto del duelo, hasta el minuto 40', cuando Dawson pifió un balón largo al que sí llegó Allen Guevara.

El liguista quedó frente a Chamorro y definió el 2-0.

Por mucho que faltasen otros 45 minutos, la historia difícilmente iba a cambiar.

A la Liga tampoco le fue necesario ser arrollador. Tuvo la pelota, anotó en momentos precisos y le bajó las ligeras emociones a su contrincante.

Tras el compromiso Restrepo también achacó el nivel de sus dirigidos al aspecto físico.

Tras el descanso San Carlos otra vez quiso reaccionar. Julio Cruz probó a Moreira y este le respondió (54').

Pero en el 62' los protagonistas del partido aparecieron otra vez, ahora combinados.

Allen Guevara rompió la línea defensiva, Moya hizo otro buen movimiento, aunque en posición prohibida, y el tercero fue solo una confirmación.