Fiorella Masís. 23 febrero

En un equipo de fútbol normalmente el jugador titular tiene su reemplazo en banca. ¿Debe ser de la misma calidad o quizá acercarse?

Saprissa tiene jugadores de peso en varios puestos de la titular pero no así en la banca. Foto: Rafael Pacheco
Saprissa tiene jugadores de peso en varios puestos de la titular pero no así en la banca. Foto: Rafael Pacheco

La respuesta ideal es sí, la realista es que no siempre sucede. Incluso en muchos casos se trata de un futbolista con un cartel por debajo del de su competencia, al menos en ese momento.

Roy Myers, entrenador de Saprissa, lo tiene muy claro.

“Creo que a los técnicos lo que nos gusta es tener en cada posición jugadores de peso, que pueda hacerse un cambio y no se note la diferencia”, dijo el domingo anterior.

Esa frase fue parte de su respuesta cuando se le consultó si Orlando Sinclair hizo los méritos para seguir de titular cuando se recupere Ariel Rodríguez.

Aun desconociendo el nivel con que volverá Rodríguez tras más de 15 días fuera de la competencia, la delantera morada sí cumple con ese anhelo de Myers y de cualquier entrenador.

El atacante se lesionó cumpliendo con su papel de goleador, independientemente del momento de su club, y el sustituto natural apareció para responder de igual forma: con anotaciones y también asistencias.

Hoy esa posición dejó de ser un problema para Saprissa, un cambio radical, pues el torneo anterior fue todo lo contrario.

Pero ese panorama ideal de tener la misma situación en todas las posiciones se mantiene como un deseo.

“Usted ve los cambios que hace Herediano y tiene peso en cada una de sus posiciones”, añadió Myers en esa misma respuesta, como admitiendo que su equipo no puede decir lo mismo.

Si se analiza posición por posición es sencillo percatarse de esa realidad prácticamente en la mitad de los puestos.

Justo en este momento la portería tibaseña está en otra de sus tormentas, porque son varios años de quejas por parte de la afición.

Aarón Cruz es el titular indiscutible y también criticado. Ahora lesionado, sus sustituto es Alejandro Gómez, quien cumplió en su primera tarea ante Herediano, luego de ocho meses sin jugar. Como tercera opción está Dylan Carvajal.

Por ahora la S sigue buscando su portero de peso. En los próximos días podremos saber si lo halló ahí mismo o incluso volverá al estelar de los últimos torneos.

En la zaga de centrales hay cuatro nombres: Aubrey David, Kendall Waston, Esteban Espíndola y Douglas Sequeira.

Espíndola es una carta de experiencia en el banquillo. El gran pero de este caso es que su contratación no ha cumplido con las expectativas generadas cuando se firmó. Del otro lado está la juventud de Sequeira, un central que apenas tiene un minuto en la Primera División.

Pasando a los laterales es donde Saprissa se ha empeñado en mejorar. Uno de los frutos es Jordy Evans, quien se ganó la titularidad por la banda derecha.

La lógica dice que su sustituto es Ricardo Blanco, convirtiéndose en una posición bien cubierta. Sin embargo, a Blanco le ha tocado irse hacia la izquierda, donde la S se mantiene débil. Ahí no hay ni titular ni suplente de peso.

A Luis José Hernández le ha sido imposible transformarse en ese jugador incuestionable pese a ser el carrilero titular de la era de Wálter Centeno, y aunque está Matthew Bolaños como prospecto, no ha podido jugar para pasar a realidad.

En la contención Myers utiliza a David Guzmán, acostumbrado a vivir con la crítica, aunque en este tiempo no ha podido contar con Michael Barrantes, un futbolista con mayor respaldo.

Si decide jugar con uno u otro, habrá una variante de experiencia. A ellos se les une Esteban Rodríguez, un jugador que, sin llevarse los aplausos, ha cumplido su papel de secundario.

También en la media cancha, en tareas creativas, están Mariano Torres y Marvin Angulo, una dupla que se hace costumbre en Saprissa. La calidad está garantizada y el problema viene al rotarlos.

Al nuevo estratega le gusta jugar con ambos futbolistas, pero anteriormente, ya sea por obligación o decisión, apareció solamente el argentino y la S utilizaba a Barrantes y Guzmán juntos.

Lo cierto es que centrándonos en el puesto natural, solo Jonathan Martínez se ubica ahí y su paso en el club sigue dejando más dudas que respuestas. Como promesa está Jedwin Lester, debutante en el certamen anterior, pero con solo 15 minutos de participación.

Finalmente, está el ataque, conformado por los extremos Jimmy Marín, Daniel Colindres y Christian Bolaños. Lo más recurrente es que alguno quede en banca y, sin duda, eso es sinónimo de un cambio de peso, aunque no hay dos.

Recientemente ese papel de relevo ha estado entre Marín y Colindres, jugadores que poco a poco han ido subiendo su nivel.

En el centro delantero hay garantía con Rodríguez y Sinclair, y las siguientes opciones son promesas: Warren Madrigal y Jostin Tellería.

SaprissaLN es el canal de Telegram exclusivo para seguidores morados.
SaprissaLN es el canal de Telegram exclusivo para seguidores morados.