Daniel Jiménez. 21 marzo

La pelota se detuvo por completo alrededor del mundo por el nuevo Coronavirus y cerca de nuestras fronteras ya se han declarado “finalizados” dos campeonatos. Las Federaciones de Panamá y El Salvador dieron por concluidos sus campeonatos, pero la mayoría de ligas a nivel mundial, y la tica no es excepción, se encuentram expectantes, con la idea de terminar lo iniciado una vez que se controle la crisis de salud por el covid-19.

El campeonato panameño iba por la octava fecha y lo conforman diez equipos. “Las decisiones deportivas relacionadas con esta medida serán analizadas y se comunicarán una vez que el Comité Ejecutivo haya tomado una determinación al respecto”, citó un comunicado de prensa, dejando en veremos la declaratoria de un campeón o si se considera desierto.

La fecha 15 se disputó a puerta cerrada, pero actualmente el Clausura 2020 está deteindo. Foto: Alonso Tenorio
La fecha 15 se disputó a puerta cerrada, pero actualmente el Clausura 2020 está deteindo. Foto: Alonso Tenorio

En el balompié salvadoreño, el presidente de la Federación, Hugo Carrillo, decretó campeón al Once Deportivo luego de 11 jornadas disputadas por los 12 equipos. Este club antes mencionado, el FAS y Alianza estarán en torneos internacionales por su puesto en la tabla de posiciones del torneo y para el descenso y ascenso se jugará próximamente una promoción.

Por último, cabe destacar el caso de la Federación de Nicaragua que anunció la declaratoria de certamen desierto en la Primera y Segunda División del Fútbol Femenino; Segunda y Tercera División Masculina, así como el campeonato de Fútbol Sala masculino.

La Primera División Masculina, sin embargo, seguirá en pie ante el deseo de nueve de los 10 clubes de continuar jugando fútbol y apelando a que en Nicaragua la máxima categoría tiene independencia política de la Federación.

El certamen marcha por la novena fecha, pero solo el Dirianguén es el equipo que se opone públicamente a jugar; los restantes nueve equipos quieren que se continúe.

Mientras eso sucede muy cerca de nuestras fronteras, en Costa Rica y en las principales ligas del fútbol se toman precauciones y están en constantes reuniones para ver cuáles serán los mecanismos a seguir.

En Europa por ejemplo aún están en cuarentena y en nuestro país se mandaron a los integrantes de los equipos para la casa.

Luego de la última reunión realizada el pasado miércoles entre presidentes de los clubes y miembros de la Unafut y Fedefútbol, se anunció que se quiere dar todo el tiempo que dicten los entes encargados en tratar el tema del coronavirus.

Las cabezas dirigenciales del fútbol costarricense no quieren declarar desierto el Clausura 2020 y desean cumplir con las siete fechas de la fase regular y las etapas finales. Apuntan que es posible acomodar el calendario si la competencia se reanuda el 13 de abril o incluso a mediados de mayo.

Encuentro entre Grecia y Cartaginés se realizó a puerta cerrada. Foto: Jorge Castillo.
Encuentro entre Grecia y Cartaginés se realizó a puerta cerrada. Foto: Jorge Castillo.

“Tenemos hasta el 13 de abril para analizar esto y consideramos que si se alarga un mes más, podríamos acomodar lo que falta del torneo hasta antes de julio. La Unafut y los presidentes haremos todo lo necesario para mantener el calendario tal y como está, pero si las circunstancias nos obligan a hacer un ajuste, hay opciones", explicó Fernando Ocampo, presidente de Alajuelense, quien fue designado como vocero tras esa reunión.

Uno de los aspectos que más preocupa a la dirigencia es la estimación de unas 1.500 familias que dependen del fútbol.

"El tema deportivo nos preocupa mucho y cada uno de los planteles deberá planificar para mantener en forma a los jugadores. Lo otro es el tema comercial y económico, que es muy complejo. En esta área no es que estamos pensando en dineros para los equipos, sino que es la responsabilidad que tenemos, porque hay más de 1.500 familias que dependen del fútbol. Estamos muy preocupados, porque hay obligaciones que cumplir y sobre esta base debemos ser lo más creativos”, agregó el jerarca.

Por su parte, Steven Bryce, miembro de Asojupro, afirmó que ellos son la voz activa de los jugadores, pero en este momento sería irresponsable brindar un criterio sobre si se debe o no declarar desierto el Clausura 2020.

Bryce afirmó que lo más indicado es tomarse las cosas con mesura y no adelantar ningún criterio.

"Sería irresponsable de mi parte decir esto ahora. El jugador de fútbol quiere terminar el campeonato cuando se pueda volver a jugar. Esa es una opinión de los futbolistas y de los clubes también", acotó.

Por lo anterior, será cuestión de tiempo para que pasen los días y se vea cómo de aquí al 13 de abril cómo está el país con el tema del covid-19 para que esté más claro el panorama del fútbol costarricense.

Sin adelantar criterio. Este medio conversó con Julián Solano, presidente de Unafut, y con Orlando Moreira, vicepresidente de Fuerza Herediana, pero ambos fueron muy cautos para hablar de posibles escenarios e implicaciones de lo que puede suceder.

Por ejemplo: si se declara por finalizado el torneo, se desconoce qué podría pasar con contratos de jugadores, pues son hasta terminar el certamen o los vínculos que tienen los equipos con patrocinadores.

Solano fue enfático en que la única declaración que puede brindar es que el 13 de abril debe quedar definido el rumbo del Clausura 2020.

“Lo único que puedo decir es que nos reunimos con Asojupro, intercambiamos ideas, vimos distintos escenarios y todo va a depender del día 13 de abril. No vamos a adelantar nada de lo que va a suceder. Esperamos tener un panorama más claro de si hay posibilidad de reanudar el torneo a puerta cerrada o si hay alguna fecha para poderlo hacer con público”, contó Solano, quien prefirió ser cauto en cuanto a hablar de posibles afectaciones.

Criterio similar compartió Moreira, quien es del pensar que a hoy el panorama es incierto pues ante esta emergencia hay que ir día a día.

“A como está la situación no sabemos qué va a pasar, de ahí que nos hemos reunido, pero es un tema que no está resuelto con todas las aristas e implicaciones y pros y contras de estas determinaciones. Nosotros no vamos a dar una declaración al respecto. Estoy igual que todos, si fuera solo el fútbol se podría hablar con más certeza, pero todo va de la mano. Es algo mundial”, citó el rojiamarillo.

En su opinión hay que entender que hay incertidumbre en todos los aspectos: “No se sabe lo que va a pasar, no nos gusta especular".