Cristian Brenes. 28 agosto

Si el arquero Kevin Briceño pretende evitar una confrontación en los juzgados, con el médico Esteban Ocampo, deberá disculparse públicamente y retractarse de los señalamientos que realizó sobre la labor del doctor de Saprissa.

Al menos así lo exige Campos, quien asegura haber interpuesto una querella contra Brieño por injurias, calumnias, difamación y daños al honor, el jueves anterior. El galeno conversó con La Nación y recalcó que su interés con este proceso no es económico, sino que busca limpiar su nombre, tras afirmaciones que considera como grandes mentiras.

“Lo único que busco es que se disculpe públicamente y que se retracte. Tan pronto lo haga, me doy por resarcido. No es de mi interés cobrar ningún monto económico, no es lo que me mueve. Reitero que me interesa que públicamente se retracte de las declaraciones que hizo. Entiendo perfectamente que lo dijo en un ambiente de ira, cólera y frustración, al saber que su patrono no le renovaba, pero eso no lo justifica para hacer lo que hizo y debe retractarse”, manifestó.

La polémica entre ambos inició luego de que el cancerbero señalara en Radio Columbia que el médico había cometido un error profesional en su caso, que finalmente lo dejó fuera del conjunto morado.

El guardameta se lesionó a finales del año anterior en su hombro derecho y tuvo que pasar por el quirófano. Su dolencia le impidió jugar en todo el Torneo de Clausura 2020 y los tibaseños no le renovaron su contrato al finalizar la relación, por lo que para el Apertura 2020 fichó con Jicaral.

Kevin dijo en Columbia: “Me dieron una alta médica, por así decirlo, influenciada para que ellos pudieran tomar la decisión de sacarme del equipo y al final lo que puedo decir es que esa alta médica va influenciada por el doctor Esteban Campos. Él me dio de alta y yo después fui al INS, al médico que me operó; yo le dije que no estaba bien, y lo que me dijo fue que él le explicó a Esteban Campos que no me podían quitar así, que ellos me podían quitar pero cuando ya estuviera al 100%”.

El arquero Kevin Briceño no tuvo participación en todo el Torneo de Clausura 2020, tras sufrir una lesión en su hombro derecho en el Apertura 2019. Fotografía: Jeffrey Zamora, archivo.
El arquero Kevin Briceño no tuvo participación en todo el Torneo de Clausura 2020, tras sufrir una lesión en su hombro derecho en el Apertura 2019. Fotografía: Jeffrey Zamora, archivo.

Ante estos cuestionamientos, Campos no se limitó a aclarar lo que a su criterio sucedió, sino que fue más allá y denunció al guardameta.

“Este proceso llegará hasta donde sea necesario. Ya se impuso un proceso legal en virtud de que me siento ofendido, no solo por el cuestionamiento a mi honra y mi ética, sino porque se han dicho una serie de mentiras alrededor del caso... Él insinuó que su salida de Saprissa se debe a un levantamiento adrede que se hizo de su incapacidad, situación que es totalmente falsa, porque se dio porque Saprissa no le renovó”, enfatizó el médico.

El galeño añadió: “Él (Briceño) también insinuó que yo presioné al doctor del INS para que se levantara la incapacidad, algo que es absolutamente falso. Quien tiene la capacidad absoluta de poner o quitar incapacidades es el INS e incluso, entre mis testigos está el médico del INS que él (Kevin Briceño) refiere que había hecho manifestaciones. Este doctor irá a demostrar que lo que dice Kevin es totalmente falso, porque nunca se presionó la alta médica, la que se le dio era correcta... Su alta se levantó para que realizara el proceso de readaptación física, mismo que debe de hacer sin incapacidad”.

Se intentó conocer la versión del portero, pero fue imposible localizarlo. En el departamento de prensa de los jicaraleños comunicaron que su cancerbero está concentrado en el partido del domingo y son temas extra cancha, por lo que le preguntarán luego si se refiere a la situación.

Por su parte, el doctor de Saprissa también destacó que hasta le negaron el permiso a Kevin para que compitiera antes de tiempo, en el semestre anterior, ya que aún no estaba en plenitud. Además, sostiene que el club se comprometió a continuar con “la evolución médica del caso”, pese a que el jugador ya no estuviera con los tibaseños, pero el futbolista no respondió. Incluso, afirma tener los mensajes que le enviaron y los adjuntó como prueba al expediente.

Campos no ha conversado con Briceño en las últimas semanas, pero le extendió la invitación a que contacte a sus abogados y busque aclarar todo antes de llegar a los juzgados. Su propuesta es firme y si hay una disculpa pública, dará por finalizado el tema.

“Tiene en sus manos la potestad para ponerle fin a este proceso legal. Sin embargo, estoy dispuesto a llevar hasta las últimas consecuencias, para que se limpie mi nombre y se aclare todo lo que pasó en las instancias correspondientes, porque esto revela un montón de mentiras que dijo el jugador”, finalizó el galeno.

(Video) Nación Deportiva: ¿Cuál ha sido el gerente deportivo más agresivo del mercado de piernas?