Por: José Pablo Alfaro Rojas.   23 febrero

¿Por qué Víctor Cordero, Jafet Soto y Óscar Ramírez coinciden en lo mismo, después de enfrentar al América, Tigres y España? En Saprissa, Herediano y la Sele se toparon con una realidad cruda para nuestro entorno y que refleja lo difícil que es para los ticos competir en otras latitudes.

Los jugadores locales aún sufren en conceptos que se consideran primordiales y se manejan con frecuencia en los mejores equipos del mundo: Dinámica, contrapressing y juego de ida y vuelta.

Los tres estrategas revelaron, en sus respectivas conferencias, las dificultades para sobrellevar estos factores: Cordero y Soto resaltaron las diferencias existentes entre la dinámica de los ticos y los mexicanos; Ramírez destacó el contrapressing español, que no le permitió respirar a la Sele.

El América fue mucho más eficiente que Saprissa al cruzar el área rival. En la imagen, Oribe Peralta presiona a Jaylon Hadden. Fotografía: Rafael Pacheco
El América fue mucho más eficiente que Saprissa al cruzar el área rival. En la imagen, Oribe Peralta presiona a Jaylon Hadden. Fotografía: Rafael Pacheco

Con la colaboración del timonel Johnny Chaves, quien cedió a este medio el análisis estadístico y táctico elaborado por el programa mundial Instat, se pudo constatar mediante números las diferencias abismales entre aztecas y morados. (Encuentre al final de esta nota el análisis individual de cada uno de los rubros).

Este sofware permite medir e interpretar datos muy específicos, que reflejan las dificultades de los ticos para manejar estos conceptos de juego.

Uno por uno. Es evidente que los técnicos con los mejores futbolistas tienen más oportunidades de desarrollar un libreto efectivo. Es decir, América y Tigres siempre tendrán más armas para hacer daño y golpear a su rival. Justamente, en la táctica también está la clave para, al menos, equilibrar esa diferencia de hombre por hombre y conseguir presentaciones más decorosas.

Por ejemplo, el Atlético de Madrid de Diego Simeone ha podido derrotar al Barcelona y Real Madrid, pese a que la planilla cuesta menos de la mitad y no tiene tantos argumentos individuales. Con un bloque sólido atrás y una idea clara de juego, los colchoneros pelean y, en ocasiones, hasta ganan.

En la imagen se refleja como en un espacio corto del terreno de juego se junta el bloque del Atlético de Madrid, al punto de colocar a 10 de sus jugadores en esta pequeña zona. Con este bloque consiguió frenar al Barcelona.
En la imagen se refleja como en un espacio corto del terreno de juego se junta el bloque del Atlético de Madrid, al punto de colocar a 10 de sus jugadores en esta pequeña zona. Con este bloque consiguió frenar al Barcelona.

Son varios los elementos que determinan cuando un equipo es más dinámico que otro: Distancia de los pases, posesión con el balón, pressing.

La efectividad en los pases de construcción, los que se crean en el medio campo, y los pases de finalización, los que colocan al delantero frente a la puerta rival.

En promedio, el América tuvo cuatro segundos más el balón en cada jugada que el Saprissa, generó más del doble de pases de finalización (jugadas de gol) e hizo 121 toques de construcción más que los morados.

Es decir, el América no solo impidió que el Saprissa llegara a su portería con frecuencia, sino que también elaboró más y creó más ocasiones de gol en el último cuarto de cancha.

"El contrapressing tiene que ser a velocidad, sino le da tiempo al jugador de que se quite la marca de encima y dejar mal parado el bloque", explicó Chaves.

Contrapressing. La dinámica va muy de la mano con la recuperación de la pelota. Entre más rápido recupere un jugador la esférica, más posibilidad hay que se cree un nuevo ataque.

El gerente morado, Evaristo Coronado, reflexionaba sobre la incapacidad de los volantes morados de bajar y recuperar para colaborar en el juego defensivo.

El juego de ida y vuelta, tan necesario en estos días, golpeó duro al Saprissa.

América perdió 47 balones, pero recuperó 50. En cambio la S perdió 50 y solo recuperó 34.

Jordan Smith es presionado por el americanista Cecilio Domínguez. Fotografía: Rafael Pacheco.
Jordan Smith es presionado por el americanista Cecilio Domínguez. Fotografía: Rafael Pacheco.

Explica el timonel Johnny Chaves que el concepto de contrapressing lo pulió el Barcelona en la era de Joseph Guardiola. Se refleja en la calidad de un equipo para recuperar un balón apenas lo pierde. Es decir, presionar inmediatamente para tener la pelota de nuevo y así atacar.

La escuela española se enfocó en pulir las condiciones técnicas de sus jugadores y en desarrollar esta habilidad desde que sus futbolistas eran niños. Es difícil que de un día para otro, el jugador entienda cuándo presionar, sin dejar el bloque partido.

Le sucedió a la Sele frente a España y también al Saprissa. El exceso de conducción de balón y la incapacidad para jugar de primera intención con sentido (ir ganando metros hacia adelante y no retroceder) debilita cualquier propuesta y más aún cuando hay en frente un equipo que tiene claro cuándo presionar y robar la redonda.

El contrapressing de España limitó la posibilidad de Costa Rica de tener la pelota y salir jugando desde atrás. En la imagen, David Silva pelea la pelota con Kendall Waston. Fotografía: AP
El contrapressing de España limitó la posibilidad de Costa Rica de tener la pelota y salir jugando desde atrás. En la imagen, David Silva pelea la pelota con Kendall Waston. Fotografía: AP

Si un equipo no tiene los jugadores para superar una presión asfixiante, debe aspirar a otras herramientas en la propuesta, como el contragolpe.

“No se puede pretender jugar de tú a tú con estos equipos porque manejan conceptos actuales de manera muy eficiente”, explicó Chaves.

La dinámica actual no solo exige un buen número de pases, sino también toques fuertes y veloces para tener más oportunidad de tomar mal parado al adversario.

ANÁLISIS ESTADÍSTICO DEL DUELO SAPRISSA-AMÉRICA

Con la ayuda del timonel Johnny Chaves y el programa de análisis estadístico y táctico, Instat, se puede reflejar la marcada diferencia que se observó en el duelo.

Distancia media de los pases:

Saprissa: 18,5 mts

América: 18,3 mts

Interpretación: En promedio cada pase debe ser de 18 mts, una distancia adecuada para que sea preciso e influyente en los ataques. Estos pases deben ser fuertes para disminuir la posibilidad de que el rival lo corte, lo que conlleva que el jugador que lo recepciona tenga la capacidad para dominar y quedar perfilado para guiar el ataque. Tanto Saprissa como América mantuvieron una buena media durante el duelo.

Posesión con el balón:

Posesión de balón que duró de 0 a 10 seg: Saprissa tuvo el balón 29 veces

Posesión de balón que duró De 0 a 10 seg: América tuvo el balón 38 veces

Interpretación: Saprissa tuvo 29 posesiones de balón que duraron entre 0 y 10 segundos, mientras que el América tuvo más posesiones de balón con el mismo tiempo. Cada una de estas posesiones de balón se convierten en una posible jugada de peligro. En el promedio general del duelo, cada posesión de balón del América duró 18 segundos, cuatro segundos más que las del Saprissa. Esto es un reflejo de la calidad técnica de los jugadores de cada equipo. El América juega más rápido y tiene más facilidad de evitar el pressing del rival.

Pressing:

Saprissa: 50 pérdidas de balón y 34 recuperaciones

América: 47 pérdidas de balón y 50 recuperaciones

Interpretación: Aunque América y Saprissa tuvieron un número similar de pérdidas del balón, la diferencia fue que los morados recuperaron mucho menos que las Águilas. Los mexicanos recuperaron incluso más de los balones que perdieron en el cotejo. Esto refleja el poco recorrido y juego de ida y vuelta del medio campo de Saprissa para colaborar con sus defensores en la recuperación del balón, así como la capacidad de controlar y soportar la presión para acompañarse.

Pases de construcción:

Saprissa: 231

América: 353

Intepretación: El pase de construcción es el que permite generar las jugadas desde el medio campo. Podría decirse que es la fase previa al último pase. En este apartado, el América azteca realizó 122 pases más que el Saprissa.

Pases de finalización:

Saprissa: 3 pases efectivos

América: 12 pases efectivos

Intepretación: En la última jugada, justamente la que puede terminar en un gol o un remate peligroso, América realizó nueve pases de finalización más que Saprissa.

¿Cuántas veces penetraron hasta el área?

Saprissa: 9 veces, con una eficiencia del 9%

América: 24 veces, con una eficiencia del 21%

Interpretación: América no solo penetró el área morada en más ocasiones, sino que también fue más eficiente cuando logró superar a la zaga tibaseña. Esto quiere decir que fue más desequilibrante y al mismo tiempo eficiente para convertir las anotaciones.