Por: José Pablo Alfaro Rojas 16 abril, 2015

El gesto de Dexter Lewis al final del juego lo decía todo; angustiado, con la cabeza abajo, las manos en la cintura y visiblemente molesto.

Durante algunos segundos se recriminó a sí mismo el error que hizo que la Liga no ganara y luego se acercaron Pablo Gabas y José Salvatierra a tratar de animarlo.

El delantero Juan Vicente Solís le robó la pelota cuando trató de hacer un enganche para quitárselo de encima.

“Son chispazos. No pude controlar la pelota y le queda en el pie (a Solís). Son cosas que pasan, pero igual duele porque el equipo tenía los tres puntos y los dejamos ir por una mala decisión mía”, explicó Lewis.

Dexter se vio angustiado ayer luego del cotejo. | JOSÉ CORDERO
Dexter se vio angustiado ayer luego del cotejo. | JOSÉ CORDERO

El cronómetro ya asfixiaba a los académicos y contribuía con los intereses rojinegros, no obstante, Lewis se equivocó en el momento cumbre del duelo.

Óscar Ramírez lamentó el fallo, pero defendió a su meta.

“Hay gente que se alegra ahora con este fallo, pero hay que ver que Dexter nos ha salvado tapando penales y con grandes actuaciones”, dijo Macho.