Fútbol Nacional

Desde la covid-19 hasta los serruchapisos: las historias detrás del título de Alajuelense en el fútbol femenino

Wílmer López hizo algunas confesiones sobre estos siete meses al frente de las leonas y cómo se labró esa copa desde adentro

Al pasar la euforia del momento, cada integrante del equipo femenino de Alajuelense cae en cuenta de que el fútbol da revanchas.

Hay una serie de historias detrás del título conseguido por las leonas de la Liga y aquí se abordarán algunas.

Partido a partido, muchos se preguntaban qué le pasa a Wílmer López, improvisando.

No eran ocurrencias, sino soluciones a problemas.

“Las muchachas se dieron cuenta que por las necesidades que teníamos en cierto momento, tenían que comprometerse a jugar a veces en posiciones que no eran las habituales de ellas”, relató López.

Una serie de imprevistos se presentaron en un momento crucial del torneo.

“Se lesionaron muchachas, apareció la covid-19, había expulsadas y aunque son cosas que le pasan a todos los equipos, pasamos unos ocho partidos en los que no completamos ni cinco en banca”.

Un día, el técnico habló con ellas para que cayeran en cuenta de que necesitaba más. Y surgió un compromiso total.

La Liga arrastraba ausencias de jugadoras que necesitaban un periodo largo de recuperación, como Katherine Arroyo, Ivonne Rodríguez y Kembly Mitchell.

Problemas y soluciones. Sobre la marcha, algunas presentaron dolencias y una inquietaba mucho: la operación en el brazo de la goleadora María Paula Salas.

“Cuando todos los equipos tenían a sus delanteras en lo más y mejor, en los momentos más importantes, nosotros más bien la perdimos, que fue para las series finales”, citó el Pato.

Él hizo ajuste tras ajuste.

“Tuvimos con covid-19 a Fernanda Barrantes, a Lixy Rodríguez y a Valery Sandoval. Se lesionaron Gabriela Guillén y Fabiola Villalobos. Siempre había alguien que tal vez era de las regulares que no podía estar, pero aparecieron otras”.

Mencionó a Samira Roper, que actuó como atacante.

“La pusimos de delantera, porque Raquel Rodríguez tuvo un problema en su casa que le trajo consecuencias en la pierna, fue un pequeño accidente en el hogar. María Paula estaba operada, Raquel Rodríguez con esa situación que le impedía jugar y acudimos a Samira, acompañada por Marta Cox o Kenia Rangel que tampoco son delanteras”.

También surgió el espacio para Sianyf Agüero, una joven con mucho potencial y que el Pato la ve como legionaria dentro de poco.

“Ella necesita más confianza, que las mismas compañeras la acuerpen, que le den seguridad y hacer su fútbol. Y ni qué decir del cuerpo técnico, ella necesita que se le transmita esa tranquilidad de poder desarrollar su fútbol y lo entendió muy bien. Nos dio ese gol en la final e hizo cosas muy buenas”.

Aparte de las condiciones futbolísticas, él notaba mucho carácter en esas mujeres que no se derrumbaron.

“El fútbol es de revanchas, el fútbol es de tiempo, de paciencia, de constancia. La gente ve a Yalitza Sánchez y a Raquel Rodríguez y las critican por el físico, porque creen que son gordas, que están con sobrepeso y no. Es masa muscular”, apuntó.

Y agregó: “Raquel tiene un muslo impresionante, estuvo muchos años sin jugar fútbol, le metió muy duro a las pesas y desarrolló mucha masa muscular”.

La describió como una muchacha que tiene “una potencia increíble, una garra, unas ganas, sacrificada al 100%. Sabemos que tiene algunas limitaciones y ella es consciente, pero es importante para la Liga”.

Añadió que en el caso de la arquera, los cuestionamientos son porque recibe anotaciones y lo considera injusto.

“¿Acaso no le meten goles a todas las porteras? Como ella está en la Liga quieren que no le metan un solo gol, que la Liga no pierda y desgraciadamente si en un gol pudo haber hecho algo más y no lo hizo, se van fuerte contra ella. Y ojo, fuimos el equipo con menos goles recibidos”.

López asegura que ambas futbolistas fueron importantes para el título, al igual que las demás.

“Yalitza es un ejemplo de constancia, de paciencia, es una muchacha trabajadora que al final nos da la parada del campeonato al detener un penal. Todas saben que confío en ellas”.

Él mismo se identifica con ellas. El Pato afirma que el solo hecho de estar en Alajuelense genera presión y obligación de rendir.

“Tenés que ganar y que tenés que ser campeón, si no te hablan de fracaso, de sustituirte, de traer a otras y quitar al entrenador, porque hasta eso pasó, porque había gente que me quería fuera”.

Sin menospreciar a otros equipos, expresó que las derrotas contra rivales que en el papel eran menos se intentaron proyectar como un caos.

“Se hablaba hasta de la situación de uno, que tenían que quitarme a mí, o traer a alguna otra persona que lo ayudara a uno, entre otras cuestiones; pero no ven que contra los otros clasificados, la Liga había sido mejor en la fase regular, al sacarle ventaja a Saprissa FF, Herediano y Dimas Escazú”.

Cambio drástico. López cuenta que el Alajuelense actual es muy distinto al que asumió hace siete meses.

“Agarré la cola del torneo pasado y cuando llegué el ambiente era un poquito complicado, un poquito difícil a nivel interno entre las futbolistas, había mucho roce, envidia por decirlo así entre ellas, algunas que estaban y que no querían estar dentro de la institución por situaciones de problemas”, confesó.

Dijo que todo se empezó a sanear y ya a partir de este torneo las cosas fueron distintas.

“Se consiguió este primer campeonato con el nombre oficial de Liga Deportiva Alajuelense y ser yo el primer entrenador que consigue este campeonato del fútbol femenino oficial de la Liga, para mí es un orgullo”.

La historia real. Contó que hace año y medio, cuando Alajuelense hizo el convenio con Codea, a él le ofrecieron el puesto de técnico, pero lo rechazó, porque dijo que ahí estaba Édgar Rodríguez y no había ningún motivo para un cambio de timón.

“Y vea, el equipo salió campeón. En el torneo siguiente, lo sustituyeron por situaciones de rendimiento. Fernando Ocampo me llamó y me dijo que me necesitaba de técnico; pero no es que yo fui a decirle que quitara a Édgar y me diera el equipo a mí. Por un Dios que nunca he hecho eso, ni lo voy a hacer”.

Eso lo dice porque sabe que había personas muy interesadas en ese puesto. López sabe que algunos intentaron serrucharle el piso y conoce quiénes son, aunque se reserva los nombres.

“Sé que se ofrecieron entrenadores, algunos llamaban al presidente y eso es falta de ética, andar ahí ofreciéndose y le agradezco a don Fernando la confianza, el respaldo para terminar el campeonato y el tiempo demostró que fue la mejor decisión porque se obtuvo el título”.

Está contento con la renovación de Marta Cox por un año, aunque sabe que en cualquier momento puede salirle una opción afuera por la calidad que tiene.

Al consultársele si continuará, el Pato confesó que en realidad él nunca firmó un contrato.

“Con el presidente hablamos, me dijo el salario es tanto. Lo único que firmé es la inscripción en la Uniffut y ya está. No tengo contrato para lo que viene, no me han dicho que sigo, pero no me han dicho que no sigo. Estoy tranquilo, disfrutando en estos momentos de lo conseguido, pero yo creo que de mi parte uno sigue ahí. El presidente sabe que conmigo no hace falta tener un papel de por medio para comprometerse uno, hacer las cosas bien y tener su obligación. Con la palabra de él y la mía nos ha bastado”.

Si desea unirse al canal AlajuelenseLN en Telegram, aquí encontrará el enlace directo.

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.