Fanny Tayver Marín. 26 octubre
A Bryan Ruiz lo castigaron con dos partidos de suspensión, por la roja directa que recibió el domingo contra Pérez Zeledón. Fotografía: Alonso Tenorio
A Bryan Ruiz lo castigaron con dos partidos de suspensión, por la roja directa que recibió el domingo contra Pérez Zeledón. Fotografía: Alonso Tenorio

Aunque era la acción que generó más criterios encontrados por la forma en que se dio, Bernald Alfaro es el futbolista de Liga Deportiva Alajuelense que recibió el castigo más fuerte por parte del Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol).

El volante sarchiseño se perderá tres partidos y deberá cancelar una multa de ¢125.000 “por ser culpable de conducta violenta, al pisotear el rostro de un adversario sin estar en disputa el balón”.

Jurguens Montenegro se perderá los partidos contra Jicaral y Saprissa y tiene que cancelar ¢100.000 “por juego brusco grave, al dar una patada en el rostro a un adversario estando en disputa el balón”.

Mientras que al capitán rojinegro Bryan Ruiz también se le impuso una sanción de dos partidos y ¢100.000 de multa porque se consideró que “utilizó juego brusco grave, tras hacer una entrada con uso de fuerza excesiva estando en disputa el balón”.

La Liga debe desembolsar ¢200.000, ya que cinco personas o más fueron sancionadas por el cuarteto arbitral por tercera ocasión en la temporada.

Mientras que el generaleño Hernán Fener se multó con ¢75.000 porque al celebrar en el penal que marcó, mostró una camiseta con un lema relacionado a una academia de fútbol y llevar esos logos en su equipamiento interior no está permitido.

En el partido entre Grecia y Herediano también hubo muchos expulsados.

Shain Brown Quirós se perderá tres partidos y se le aplicó una multa de ¢125.000 “por ser responsable de conducta violenta al patear a un adversario con brutalidad y sin estar en disputa el balón”.

Por una entrada con uso de fuerza excesiva y considerando que es juego brusco grave, el herediano Arturo Campos Villalobos se castigó con dos partidos de suspensión y una multa de ¢100.000.

Óscar Esteban Granados deberá purgar un partido de suspensión y una multa de ¢125.000, al ser la segunda ocasión en la temporada en que se le sanciona por acumular dos tarjetas amarillas en un mismo encuentro.

John Jairo Ruiz fue sancionado con tres partidos de suspensión y una multa de ¢175.000 “por utilizar lenguaje ofensivo para protestar una decisión arbitral”.

Aarón Salazar Arias quedó inhabilitado por una fecha y se multó con ¢75.000 “al ser la primera ocasión en la temporada en que se le sanciona por acumular dos tarjetas amarillas en un mismo encuentro”.

Mientras que a Jafet Soto lo castigaron con un partido y ¢75.000 “por protestar de manera exaltada una decisión arbitral”.

Por su parte, el Municipal Grecia fue multado con ¢200.000, ya que cinco personas o más fueron sancionadas por el cuarteto arbitral por cuarta ocasión en la temporada.

Mientras que el Club Sport Herediano deberá pagar ¢100.000 porque cinco personas o más fueron sancionadas por el cuarteto arbitral por primera ocasión en la temporada.