Jairo Villegas S.. 14 septiembre
David Ramírez intenta controlar la pelota en el juego ante La U Universitarios. Fotografía José Cordero
David Ramírez intenta controlar la pelota en el juego ante La U Universitarios. Fotografía José Cordero

David Ramírez se volvió sinónimo de gol desde que llegó a Saprissa, con el que debutó el 8 de setiembre anterior ante Grecia, tras regresar de Chipre.

Ese día ingresó de cambio y marcó en la goleada de 6-0.

Tres días después volvió a entrar de variante y otra vez abombó las redes, esa vez frente a San Carlos, en el triunfo 3-1.

Y este sábado por la noche fue titular contra La U, y no se fue con las ganas de festejar.

Ramírez clavó el segundo dardo propinado por los morados a los académicos, en una muestra implacable de que tiene furia de gol.

El delantero posiblemente sea el sustituto de Manfred Ugalde, juvenil que este domingo saldrá hacia Europa para realizar dos pasantías, una con el Benfica y otra con el Atlético de Madrid, y quien se adueñó de un campo en el once del Monstruo.

Ramírez tiene potencia, buena ubicación y olfato goleador. El tanto contra Universitarios lo refleja. Controló la pelota, se quitó dos marcas y definió con un puntazo.

Además, le da al técnico Wálter Paté Centeno algo que le encanta al timonel, la posibilidad de control de la pelota, con buen pase.

Su compañero Suhander Zúñiga opina que el sistema del timonel Wálter Paté Centeno se ve reflejado en la cancha.

“Estamos matando los partidos rápido y sacamos una buena ventaja. Hay que seguir tratando de hacer más goles”, resaltó.