Fiorella Masís. 22 febrero

El fútbol es de momentos, tan trillado pero cierto. Darryl Parker hoy sabe eso mejor que nunca.

Cartaginés empató 0-0 ante Guadalupe gracias a su portero, quien apareció una y otra vez para negarle el tanto a los locales en el Colleya Fonseca.

El delantero argentino Jonathan Hansen del Cartaginés (izquierda) es marcado por el zaguero guadalupano Darío Delgado. Foto: Prensa del Cartaginés.
El delantero argentino Jonathan Hansen del Cartaginés (izquierda) es marcado por el zaguero guadalupano Darío Delgado. Foto: Prensa del Cartaginés.

La poca pero insistente y ruidosa afición guadalupana presenció cómo el guardameta se levantó de sus peores días para convertirse en figura.

Cuando su equipo vivió los minutos más complicados, el portero apareció, dejando atrás días de angustia y crítica por sus anteriores yerros.

Parker tuvo al menos cuatro ocasiones determinantes en el momento que Guadalupe presionó más y estuvo cerca de anotar.

En el 68′, Parker empezó con su propio show, tras un remate potente de Arturo Campos. Ahí empezaron los aplausos de la afición y las felicitaciones de sus compañeros.

Apenas cinco minutos después, Parker salió a despejar ante Campos tras un error defensivo de su zaga.

Cuando Guadalupe se propuso jugar con la pelota en el suelo fue en el instante en el que mostró su mejor cara, lejos de los pelotazos constantes que caracterizaron este juego. Eso hacía sufrir al rival.

Los de casa lo intentaron de todas formas y hasta el final. En el 85′, Parker volvió a aparecer con una mano ante remate de Adrián Martínez.

Su confianza era del 100% y en el 88′ confirmó que no estaba dispuesto a recibir goles. De nuevo, ante Martínez, a quien le achicó perfecto.

Cartaginés, por su parte, debió recurrir al contragolpe, porque en la segunda mitad perdió la esférica y así sus aproximaciones al arco contrario. Le tocó defenderse mucho más de lo producido en ataque.

Sus oportunidades más importantes fueron en el primer tiempo, pero Guadalupe lo fue debilitando poco a poco.

Al inicio del juego, los brumosos sí tuvieron la bola en su poder durante media hora.

En el minuto 27, Marcel Hernández perdonó lo que suele convertir en gol. El cubano quedó frente al arquero Alejandro Barrientos y falló en su definición.

Esa fue la más clara, después se acercó, remató, mandó centros, pero le faltó contundencia.

Guadalupe se empezó a acercar en el 30′, con Josué Rodríguez. El volante quedó con un escenario perfecto frente a Darryl Parker, que hasta entonces había tenido nula exigencia. Pero el guadalupano tardó demasiado en definir y Heyrel Saravia se barrió para frenar el disparo.

Nuevamente, aunque con menor claridad, Rodríguez tuvo otra frente al arquero brumoso y esta vez su remate salió ligeramente desviado.

Antes de todo eso, apenas en el minuto 5 y en una acción de balón parado, el club de Geiner Segura reclamó un penal al que no reaccionó el central Benjamín Pineda.

En general, el central tuvo un buen trabajo, pero eso no impidió la polémica, porque al final del compromiso expulsó a Hernán Medford. El técnico dijo que solo iba a acercarse para felicitarlo y ni eso pudo.

Ficha del juego

Guadalupe 0: Alejandro Barrientos, Kevin Espinoza, Darío Delgado, Jason Prendas, Josué Rodríguez, Sebastián González, Eduardo Juárez, Aarón Murillo, José Luis Cordero, Geovanny Campos y Alonso artínez.

D. T: Geiner Segura

Cambios: Carlos Martínez (Rodríguez, al 62′), Frank Zamora (Campos, al 74′) y Din John Arias (Cordero, al 85′).

Cartaginés 0: Darryl Parker, Heyreel Saravia, Joaquín Aguirre, Kevin Arrieta,Ryan Bolaños, Mauricio Montero, Manfred Russell, Jeikel Venegas, Edder Solórzano, Jonatan Hansen y Marcel Hernández.

D. T: Hernán Medford

Cambios: Diego Estrada (Russell, al 66′), Esthuar Dávila (Solórzano, al 62′) y Ronaldo Araya (Hansen, al 80′).

Goles: No hubo

Estadio: Colleya Fonseca

Hora: 4 p. m.

Árbitro: Benjamín Pineda. Asistido por: Octavio Jara y Javier Rojas